El River de Gallardo contra los brasileños y una derrota dolorosa

El River de Gallardo contra los brasileños y una derrota dolorosa

El Millo, bajo la conducción técnica del Muñeco, ganó cinco series a doble partido, conquistó un título, perdió solo uno en fase de grupos y dejó escapar la final de la Libertadores pasada ante Flamengo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

En los seis años que lleva la Era de Marcelo Gallardo, River protagonizó diez cruces con equipos brasileños en las copas internacionales, una saga que continuará a partir de fines de noviembre en los octavos de final de la Libertadores, en la que se medirá con Athletico Paranaense. Desde 2015 ganó cinco mano a mano y perdió dos veces.

La historia comenzó en la primera conquista de América con el Muñeco. Tras el escándalo con el gas pimienta en La Bombonera y la descalificación de Boca, un equipo desenfocado perdió 1-0 en el Monumental con Cruzeiro, pero fue a Belo Horizonte y selló una de sus mejores actuaciones históricas con un 3-0 memorable para pasar a semifinales.

Después, en ese mismo año se midió con Chapecoense por los cuartos de final de la Sudamericana. Ganó 3-1 en Buenos Aires y, a pesar de perder 2-1 como visitante, avanzó al duelo en el que luego lo eliminó Huracán. Ni siquiera un año pasó para un nuevo cruce: en los grupos de la Libertadores 2016 apareció San Pablo, con empate 1-1 de local y derrota 1-2 en el Morumbí.

En la histórica edición 2018, a su vez, igualó dos veces con Flamengo en la ronda inicial (2-2 y 0-0) y eliminó a Gremio en una semi dramática: cayó en el Monumental por la mínima y remontó un 0-1 en Porto Alegre con -VAR mediante- el penal agónico que convirtió Gonzalo Martínez. Así llegó a la inolvidable definición ganada ante Boca.

2019 fue el año en el que el River de Gallardo tuvo más cruces con brasileños. Con Internacional se midió en la fase de grupos de la Libertadores y empató 2-2 en ambas sedes, eliminó a Cruzeiro por penales en octavos y en la final única de Lima, después de eliminar otra vez al rival de toda la vida, sufrió el peor golpe del ciclo. Ganaba 1-0 y en el cierre Flamengo lo dejó sin bicampeonato, gracias al doblete de Gabigol.

Pero no todo fueron amarguras el año pasado. Antes, en marzo, el propio Athletico Paranaense fue el rival en el mano a mano por la Recopa Sudamericana. El Millonario no la pasó nada bien en el sintético de Curitiba y perdió 1-0 (podría haber sido peor), pero en Núñez logró el empate transitorio, lo liquidó en el final y desató la fiesta.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?