Así se gestó el fraude por el que a Boca le robaron 600.000 euros

Así se gestó el fraude por el que a Boca le robaron 600.000 euros

El presidente de Boca Juniors, Jorge Ameal, explicó tras su asunción que la gestión anterior sufrió un fraude informático por el cual un depósito del PSG por el pase de Leandro Paredes nunca llegó a las cuentas del club. ¿Adónde fue a parar esa plata?

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Luego de asumir públicamente como presidente de Boca Juniors, Jorge Ameal dialogó con la prensa y entregó información acerca de los 600.000 euros correspondientes a una de las cuotas que debía pagar PSG por el pase de Leandro Paredes y que nunca llegaron a las arcas del club.

"Que hayan desaparecido 600 mil euros porque se los llevó un hacker, me parece que no se informó y el periodismo tiene derecho a la información. Estamos buscando responsables. En el club no está ese dinero", declaró Ameal. Boca denunció en su momento la situación ante la secretaría Nº2 del Juzgado Federal Nº4, que investiga la causa.

Paso a paso del fraude informático

PSG compró a Leandro Paredes al Zenith ruso y debía depositarle a Boca por los derechos de formación del jugador. El total de la primera cuota era de 519.750,99 euros, un dinero que nunca llegó y por el cual el Xeneize amenazó con presentar el reclamo ante la FIFA. Sin embargo, el conjunto francés aseguraba, con comprobantes en mano, que había hecho el depósito. Pero claro, lo hizo en una cuenta que simulaba ser la del club Xeneize.

En los últimos días de enero de este año comenzó el ida y vuelta de e-mails entre Boca y el PSG, en los cuales se acordó la forma y los plazos de pago. Una semana después del día acordado para el primer pago, el club argentino consultó a su par francés por qué se habían retrasado. El 22 de marzo la dirigencia parisina confirmaba la transferencia, adjuntando un comprobante, una nota firmada por PSG y la factura, donde quedaba claro que la suma se depositaría en una cuenta que tiene Boca en el banco Macro.

Como el dinero no llegaba, el Xeneize reclamó pruebas y le solicitó al Paris Saint-Germain el número de comprobante de la transferencia internacional para rastrear el camino del dinero. Desde Francia insistían con que el pago se realizó en tiempo y forma, pero desde el banco argentino informaban que no había ingresado ningún depósito. Boca volvió a comunicarse con los franceses solicitando más datos para rastrear la transferencia.

A fines de abril, PSG envió por correo electrónico el resumen de las conversaciones que se habían mantenido por esta vía. Allí, Boca notó algunos detalles que en París no notaron. En lugar del dominio "@bocajuniors.com.ar", había uno que terminaba en ".com.an". Los franceses siguieron los pasos de esa cuenta falsa para transferir, y el dinero fue desviado a una cuenta bancaria en México, a nombre de la firma OM IT Solutions SA de CV, que en su web se promociona como "una empresa consultora en el campo de la Tecnología de la Información y Comunicaciones, con un alto grado de especialización y más de una década de trayectoria". Antes de llegar a México, el dinero había ingresado en una cuenta del Citibank radicada en Nueva York.

Según explica hoy el diario La Nación, la víctima del hackeo fue el abogado encargado de la gestión, a quien mencionan como José Luis V. El departamento de Sistemas del club detectó que su cuenta había sido intervenida y le habían aplicado unos filtros para evitar que recibiera los correos relacionados con el pago del pase de Paredes. Así, cualquier mail vinculado al PSG se archivaba, y los que salían de su cuenta se reenviaban directamente a otra cuenta externa. De esta manera, José Luis V. no se enteraba de los mensajes y alguien en su lugar negociaba con el club francés.

Con toda esta información, Boca se presentó como querellante en la causa para avanzar en el esclarecimiento de lo sucedido y, además, identificar a los responsables. La causa, por sorteo, está en manos del juez federal Ariel Lijo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?