Portezuelo del Viento: el Gobierno y la UNCuyo capacitarán a futuros trabajadores

Comenzarán con cursos de seguridad e higiene, soldadores, técnicos industriales y en petróleo no convencional. Para estos primeros cursos hay 250 cupos.

Redacción MDZ

El ministro Martín Kerchner en el lugar donde se construirá Portezuelo del Viento.

El Gobierno de Mendoza y la Universidad Nacional de Cuyo firmaron el primer convenio para dar educación de calidad, gratuita y especializada a los anotados para trabajar en Portezuelo del Viento, denominada "la obra del siglo" para la región.

El acuerdo fue calificado de histórico por el gobierno provincial y en ese sentido, el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner afirmó: “La prioridad de la mayor obra de ingeniería civil de la historia de Mendoza es dar trabajo a los mendocinos”.

La firma del acta de acuerdo se concretó con el rector de la universidad, Daniel Pizzi, y el presidente de la Fundación UNCuyo, con Héctor Smud.

“Se inicia a partir de hoy un plan de educación que durará un año y que es inédito en la provincia”, aseguró Kerchner.

Durante más de un año, hasta que se adjudique la megaobra en Malargüe, Gobierno, universidad e institutos técnicos de Educación Superior coordinarán la formación de individuos y pymes mendocinas.

El objetivo es cumplir una de las máximas del Gobierno de Mendoza: incentivar el “contrate y compre mendocino”.

“Se comienza con cursos de seguridad e higiene, soldadores, técnicos industriales y en petróleo no convencional”, contó el ministro, recordando que Malargüe vive un boom energético que incluye la explotación de crudo no convencional en Vaca Muerta, con un potencial para garantizar combustible durante el próximo medio siglo.

Por su parte, Pizzi puntualizó que para estos primeros cursos hay 250 cupos. Los inscriptos comenzarán a recibir un correo electrónico de confirmación para que se anoten y comiencen con la formación, cuyos costos estarán a cargo del Estado.

“Va a ser un desarrollo muy importante. Quiero agradecer el trabajo del Gobierno y del equipo de la UNCuyo, sobre todo a los 50 profesionales que hicieron las evaluaciones de impacto ambiental para la concreción de Portezuelo del Viento”, señaló el rector.

Cuando la educación se ajusta a la matriz productiva

El director Educación Técnica y Trabajo de la Dirección General de Escuelas, Carlos Daparo, explicó que “el Gobierno escolar ya viene trabajando en este proyecto, al direccionar la oferta educativa en función de la matriz productiva”.

“En estos cuatro años, se trabajó con intensidad en determinarla, en observar dónde se encontraban los grupos de crecimiento y las conflictividades y en función de ello, mejorar la oferta formativa”, afirmó.

“Hoy estamos preparados para atender la demanda laboral que exige Portezuelo del Viento con oferta propia, a lo cual se le suma este importante convenio alcanzado con la Universidad Nacional de Cuyo, que permite complementar y articular con la Coordinación General de Educación Superior, de manera tal que nuestros alumnos que ya vienen capacitándose puedan mejorar sus calificaciones e insertarse con rapidez en el mundo laboral. En ese aspecto, hablamos de formación profesional y concursos específicos que tienen que ver con electricidad, construcción, manejo de la tecnología, 3D, soldadura y mecánica”.

Por su parte, la coordinadora general de Educación Superior de la DGE, Emma Cunietti, agregó que “se ha logrado planificar una oferta educativa diferente a la planteada hace cuatro años y en este momento contamos en toda la provincia con tecnicaturas que tienen que ver con nuestra propia matriz productiva. En relación con Portezuelo del Viento, contamos con más de 10 mil estudiantes en estas tecnicaturas de Petróleo y Gas, Energías Renovables, Mecatrónica, Higiene y Seguridad y software. Son todas gratuitas y se encuentran distribuidas en todos los departamentos de Mendoza”.

También para pymes

El plan del Gobierno de Mendoza es que también las empresas y pymes locales puedan formar parte de una cartilla que entre en las preferencias de contratación de la adjudicataria de la obra. Para esto, se darán también cursos y asesoramientos gratuitos.

“Hemos firmado un acuerdo con la Unión Industrial de Mendoza para formar a los proveedores y ayudarlos a obtener las certificaciones internacionales de calidad exigidas para este tipo de obras”, afirmó Kerchner.

Esto permitirá que, además de conseguir que la mayoría de los 3.500 puestos de trabajo directos prioricen a Mendoza, los 11 mil puestos indirectos sean de empresas locales con empleo mendocino.

“Queremos que esos puestos de trabajo indirectos, entre 11 y 12 mil, también queden acá”, dijo Kerchner.

Estas acciones mejorarán la oferta en materia energética en Mendoza, una provincia que en estos últimos cuatro años ha logrado liderar la producción de energías limpias y que sumó 150 megavatios de energías renovables.

“La obra del siglo es sólo el puntapié inicial”

“Cuando decimos la obra del siglo, estamos hablando de que será una represa cinco veces mayor que Potrerillos y que generará desarrollo laboral y turístico, además de ampliar la frontera productiva del Sur mendocino”, recordó Kerchner.

La obra, al ser multipropósito, contempla dar no sólo energía eléctrica a más de 130 mil hogares sino también llevar riego a zonas que hoy están inactivas, además de prevenir crecidas.

“Se va a reactivar y renovar esa vieja red de proveedores de obras energéticas. Desde 1950 a 2002, Mendoza tenía una obra de energía cada seis años. Después, por falta de planificación, se dejó de construir”, puntualizó el ministro.

“Con esto buscamos que sea la primera obra del siglo, porque van a venir otros proyectos a continuación. Sólo en el río Grande hay cuatro obras más previstas, tres de ellas son represas río arriba. Esto permitirá tener actividad en la zona por los próximos 25 años”, contó el ministro.

Además, el Gobierno ya trabaja en dos obras más sobre el río Mendoza. “Estaban pensadas pero no se ejecutaron por falta de planificación en energía. Sin energía no hay riqueza y, sin riqueza, no hay trabajo”, reflexionó Kerchner.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?