Controversia por un cambio de juez en el juicio por jurado por la muerte de Valentín

Controversia por un cambio de juez en el juicio por jurado por la muerte de Valentín

El juez ténico que presidía el juicio, Ramiro Salinas, sufrió un problema de salud que requiere atención y monitoreo médico, por lo cual fue reemplazado por el juez Horacio Cadile y se continuó con la declaración de testigos. 

En la cuarta jornada del juicio por jurado por la muerte del pequeño Valentín González Tizza se produjo una situación que generó polémica y sorpresa entre las partes. El juez técnico a cargo de presidir el juicio, Ramiro Salinas, sufrió un problema de salud que requiere atención y monitoreo médico y se dispuso que sea reemplazado por el juez Horacio Cadile.

Si bien esta situación generó sorpresa, desde el Ministerio Público Fiscal explicaron que la ley 9040 contempla esta posibilidad en caso de que el magistrado designado como juez técnico sufra una indisposición que no le permita continuar cumpliendo su función.

La designación de Cadile, conjuez del Tribunal Penal Colegiado N°2, se hizo en base a la distribución equitativa de trabajo y basándose en que todos los jueces son competentes y pueden ser designados como juez técnico en los juicios por jurado que se vienen desarrollando a partir de este año en la provincia.

Esta mañana, Cadile anunció la novedad a las partes y tanto la Fiscalía como la defensa particular de la imputada Celeste González (23) y la defensa pública del imputado Sebastián Tizza (24) terminaron aceptando el reemplazo de Salinas, por lo cual se continuó con las declaraciones de testigos.

Tizza y González están siendo juzgados por el asesinato de su hijo Valentín, el pequeño de un año y 10 meses que murió a raíz de las lesiones que sufrió el 15 de abril de 2018 en Tupungato.

Aquel día, el niño llegó muerto al Hospital General Las Heras y en su cuerpo presentaba un total de 12 heridas. Las más visibles eran las de la cara, las encías, el cráneo y el abdomen, pero la herida fatal fue un desgarro en el hígado.

El fiscal Javier Pascua aseguró que el niño había sufrido lesiones cuando tenía 8 meses y desde ese momento existían sospechas de maltrato infantil contra Valentín.

En la jornada del lunes, el abogado defensor de la madre de Valentín, Maximiliano Legrand, alegó que su clienta era agredida por el padre del niño, denunció violencia de género y culpó por la muerte al otro imputado en la causa.

Mientras que el representante legal de Tizza, Federico Alisardi, aseguró que su defendido no maltrataba a su hijo y que tenía poco contacto con el nene. Incluso destacó que ni la fiscalía tiene en claro cuál de los progenitores causó la muerte de Valentín.

En caso de que el jurado decida que Tizza y González son culpables por la muerte del pequeño, ambos serán condenados a prisión perpetua.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?