Secuestró a su exnovia por más de tres días y se defendió con una excusa insólita

Una orden de restricción vigente no impidió que un joven mantuviera cautiva a su exnovia y la torturara por más de tres días en un pequeño cuarto de su casa. Los vecinos llamaron a la Policía por los gritos de la mujer y el agresor dio una particular explicación que no pudo sostener.

Redacción MDZ

El cuchillo con que el joven hirió a su exnovia y la escopeta con la que disparó cerca de ella

Un joven, menor de edad, hirió y mantuvo prisionera por más de tres días a su exnovia hasta que los vecinos del lugar, tras escuchar los gritos de la mujer, alertaron a la Policía sobre la situación.

El hecho ocurrió en la ciudad bonaerense de Azul donde, en un pequeño cuarto de la vivienda en cuestión, la mujer fue herida con un rudimentario cuchillo y amenazada a los tiros con una escopeta vieja.

Lo curioso es que el joven de 17 años, ante el interrogatorio de los policías que llegaron al lugar, se puso visiblemente nervioso y respondió con evasivas. Allí los uniformados ingresaron a la casa y les dijo: "Mi novia se cayó en un pozo".

Los policías no creyeron la versión y comenzaron a inspeccionar toda la casa hasta que la mujer gritó una vez más y la descubrieron en su improvisada prisión. Estaba herida y en estado de shock, mientras el agresor se resistía a ser detenido.

La investigación descubrió que el joven tenía una restricción de acercamiento hacia su exnovia, la cual no fue impedimento para que la víctima fuera secuestrada y torturada por más de tres días.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?