Femicidio de Chascomús: el acusado confesó el crimen y dijo que la mató porque lo extorsionaba

Néstor Garay, el hombre de 56 años que fue detenido por el asesinato de la adolescente Navila Serena Garay (15), confesó el crimen y contó que la mató porque la joven le había pedido $3.000 para no denunciarlo por abuso sexual y no tenía dinero para pagarle.

Redacción MDZ

Navira Garay (15) fue asesinada a golpes por un tío lejano.

Néstor Garay, el hombre de 56 años que fue detenido por el asesinato de la adolescente Navila Serena Garay (15), confesó el crimen y contó que la mató porque la joven le había pedido $3.000 para no denunciarlo por abuso sexual y no tenía dinero para pagarle.

De acuerdo al informe preliminar de la autopsia, Garay mató a la joven a golpes. La adolescente murió producto de un "paro cardiorrespiratorio traumático, hemorragia cerebral masiva, y múltiples fracturas con hundimiento de cráneo" y habría recibido al menos 17 golpes en la cabeza.

De acuerdo a la reconstrucción que hicieron los investigadores, Navila llegó el martes en un remis hasta la casa del único detenido en la causa y fue él mismo quien pagó el viaje. Al momento de su detención, el hombre declaró que la joven lo había extorsionado con denunciarlo por abuso sexual si no le pagaba una suma de dinero y que, como no tenía dinero para pagarle, la mató.

Por su parte, la familia de Navila sostuvo que ella solía hacer trabajos de limpieza en la casa de Garay y que el día que desapareció había ido a reclamarle un dinero que el acusado le debía. Lo cierto es que esa fue la última vez que la vieron con vida y, cinco días después, encontraron su cuerpo enterrado en la casa quinta de un vecino.

En esa casa Garay trabajaba como parquero y, según consta en el expediente, llamó a la dueña para avisarle que había enterrado un perro en el lugar. "A la mujer le pareció demasiado grande el lugar para un perro y además le llamó la atención la coincidencia del apellido del parquero con el de la chica desaparecida, por lo que llamó a la Policía", indicó a los medios Daniela Bertoletti.

La funcionaria afirmó que ese lugar es donde se habría producido el crimen, un galpón pequeño que Garay usaba para sus tareas en la quinta y donde secuestraron una maza y un palo, que se presume habría usado para cometer el femicidio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?