Dos alumnas pampeanas denunciaron haber sido violadas por cuatro futbolistas

Dos alumnas pampeanas denunciaron haber sido violadas por cuatro futbolistas

Las adolescentes tienen 14 y 15 años, y fueron supuestamente abusadas por chicos de entre 16 y 18 años. Su escuela puso la denuncia y ellas contaron lo ocurrido en Instagram.

Dos adolescentes pampeanas de 14 y 15 años denunciaron haber sido violadas por tres chicos de 16 años y uno de 18, todos futbolistas, durante la misma noche.

Los abusos habrían ocurrido en dos viviendas distintas durante la madrugada del viernes 7. Según publicó el medio pampeano La Arena, la denuncia se presentó formalmente el pasado lunes por la tarde "a través de autoridades del colegio secundario al que concurren, que detectan que las chicas no se encontraban bien. A partir de ahí se estuvo trabajando con el personal de la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia".

El relato de las jóvenes

"Fuimos allá (a una casa) con la mayor confianza del mundo y sinceramente, sí, estábamos drogadas y empastilladas. cuestión que M. estaba en estado inconsciente totalmente y yo solo recuerdo partes específicas", comienza el relato.

"En un momento, M. estaba mareada y se golpeó la cabeza con las paredes y yo la intenté llevar al sillón y le pedí ayuda a uno de los chicos (señala el nombre). Que en vez de ayudarme, la alzó e hizo gestos como si la c… parado, en burla", escribió.

"Más tarde M. no sé cómo termina en la pieza con N.Z. y G.O. haciendo un trío. Fue un total abuso porque ella no se podía ni parar. La golpearon hasta dejarle marcas", dijo. "Yo intentó sacarla, pero no pude. G. me cerró la puerta en la cara y tampoco recuerdo qué hice después. Tengo el recuerdo de haber estado... con J. (no sé cómo llegué ahí y tampoco se cuidó)", agregó.

Después se dieron cuenta que a M. le faltaba el celular, pero lo buscaron y allí advirtieron que se lo habían robado.Y siguió el relato: "Cuestión que nos echan del departamento con la excusa que M. estaba muy mal".

"Al final nos terminamos yendo con M. llorando más allá de que le rogué que nos quedáramos un rato más, pero ni así nos dejó", contó la adolescente. Luego llegaron a otro departamento. "No sé cómo llegamos a la casa de G.A., el cual nos dejó que nos quedáramos a dormir. Yo tengo el recuerdo de haberme despertado con él encima y después me mandó un msj diciendo que no diga nada de eso", detalló.

"Si bien estábamos drogadas, empastilladas lo que sea, se abusaron de eso. Una persona en ese estado no es capaz de tomar decisiones. Y menos para c...", dijo una de las chicas en su relato en las redes sociales.

"Al día siguiente nos tomamos esto como si fuera normal y no lo es. Pero después nos dimos cuenta de la gravedad del problema y no queremos que le pase a ninguna chica más y que vean la clase de persona que son", relató.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?