Caso Próvolo: nuevos pedidos de la defensa atrasan el comienzo de los testimonios

La abogada defensora del cura Nicola Corradi (83), Alicia Arlotta, insistió en la necesidad de que se transcriban los testimonios de testigos y víctimas para que Corradi pueda seguir lo que ocurre en el juicio, a raíz de que sufre una importante disminución auditiva. Se ofrecieron varias opciones y el tribunal colegiado pasó a cuarto intermedio para definir.

Redacción MDZ

La defensa de Corradi pidió que transcriban los testimonios de testigos y presuntas víctimas.

Prensa Poder Juicial

En el comienzo de la segunda jornada del juicio por los abusos contra chicos hipoacúsicos ocurridos durante años en el Instituto Próvolo de Luján, la defensa de los curas Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59), a cargo de Alicia Arlotta, volvió a insistir con la necesidad de que se transcriban los testimonios de testigos y presuntas víctimas para que Corradi pueda leerlos, a raíz de que sufre una importante disminución auditiva que le impide escuchar lo que ocurre en el juicio.

El tribunal colegiado compuesto por los jueces Carlos Díaz, María Alejandra Ratto y Mauricio Juan ofreció dos alternativas a lo solicitado por la defensa. En primer lugar se probó con la utilización de auriculares para que Corradi pueda seguir lo que acontece en el debate, pero la prueba no funcionó. En segundo lugar, ofrecieron brindar copia audiovisual de lo que pase en cada jornada del juicio, pero esta opción fue rechazada por la abogada defensora al entender que no permite una legítima defensa del acusado.

La querella, por su parte, propuso una tercera opción: utilizar táquigrafos, esgrimiendo como antecedente las audiencias de acusación de Jorge Bordón, quien fue condenado a 10 años de prisión en un juicio abreviado que se celebró a fines del año pasado.

El tribunal pasó a un cuarto intermedio para analizar las distintas opciones y resolver esta situación.

Luego de que comuniquen su decisión, se espera que durante la jornada de hoy declaren cuatro chicos que sufrieron abusos, una trabajadora social del establecimiento y dos personas que realizaban apoyatura psicológica en el lugar.

La defensa también solicitó que todos los testigos y presuntas víctimas vuelvan a declarar de manera presencial durante el juicio. La querella y la Fiscalía se opusieron a este pedido, a raíz de que entienden que se trata de maniobras dilatorias que buscan la revictimización de los chicos abusados. "Si quieren volver a ver los testimonios, tienen los videos en Cámara Gesell", se quejó ayer Sergio Salinas, uno de los abogados querellantes.

La querella manifestó su malestar por lo que entienden que son "chicanas" y "maniobras dilatorias" para retrasar el comienzo del juicio y las declaraciones de testigos y presuntas víctimas.

La defensa ya sufrió un revés judicial durante la jornada inicial cuando solicitó la recusación del juez Mauricio Juan a raíz de que aún no ha recibido el aval del Senado para su designación. Esta presentación fue rechazada porque el tribunal entendió que se realizó fuera de tiempo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?