Caso Cacano: paso a paso, los detalles sobre la mañana del escándalo que sacude a Mendoza

Caso Cacano: paso a paso, los detalles sobre la mañana del escándalo que sacude a Mendoza

Personas que estuvieron cerca del lugar de los hechos cuentan su verdad. Los testimonios confirman buena parte de la denuncia, que terminó con Alejandro "Cacano" Cabanillas imputado y detenido por amenazas coactivas, lesiones leves dolosas y abuso sexual simple. Datos sobre las horas clave.

Facundo García

Facundo García

En la mañana del miércoles 13 de enero, la llamada de una joven ingresó al 911. Era un pedido de auxilio: la chica dijo que había tenido problemas en una casa vinculada al empresario Alejandro "Cacano" Cabanillas. Desde ese momento se habló de distintos delitos que se le imputan al hombre, entre ellos amenazas, lesiones y abuso sexual simple. La Justicia está investigando los hechos, pero ante la catarata de versiones sobre lo que pasó, MDZ consultó a dos fuentes que pidieron que se reserve su identidad aunque fueron testigos del caso.  

A partir de su relato, se puede reconstruir parcialmente lo que pasó en la mañana del incidente, incluyendo una especie de riña que marcó un pico de tensión entre la presunta víctima y el Cacano. La secuencia parece ser más o menos como se cuenta en las líneas siguientes.

"Pero pará. Antes de contarte quiero decir que lo más importante es que dejemos de poner el dedo acusador sobre la chica. Porque se están hablando boludeces de su vida personal, y todo lo que se dice de trata de blancas (sic) es un bolazo", insistió la fuente 1.

Después compartió su perspectiva.

After chabón

El martes 12 por la noche, la chica, a quien llamaremos M, fue junto a algunos amigos al concierto de una banda local. Ya de madrugada, a la hora del after, alguien propuso ir a casa de L, una mujer que estaría vinculada al entorno del Cacano y que es la persona que aparece en el video que se difundió horas después

Lo concreto es que el grupo se trasladó a la casa donde estaba L, en el barrio Valle de Chacras (Luján de Cuyo). Es una vivienda linda, con pileta y todo. Cuando amaneció -según relatan las fuentes- había solo 4 personas en el lugar: un hombre, la presunta víctima, Cacano y la mencionada L. Dos varones y dos mujeres.

En algún tramo de la mañana, la ingesta de "cerveza" empezó a enrarecer la onda. "El Cacano empezó a joder y a decir que la piba esta era 'su novia'. Y ella le empezó a decir que no lo era", sigue la fuente 1.

¿Quién y con qué fines le quitó el teléfono a la chica?

Pero -sigue la fuente- el instante más tenso se produjo cuando M, la presunta víctima, se dio cuenta de que le faltaba el celular. Al estar junto a un grupo reducido, la sospecha se limitaba a los presentes. Y la incógnita persiste: ¿quién y con qué fines le quitó el teléfono a la chica?

"Cuando M vio que le habían sacado el celular, empezó a reclamar a los gritos que se lo devolvieran. Eso generó una especie de forcejeo que duró varios rounds", asegura la fuente 1.

En la gresca habrían estado involucrados la chica, el Cacano y F, la mujer que más tarde apareció en el video que se volvió viral. Se cree que el otro hombre presente se mantuvo relativamente al margen mientras ese trío se trenzaba en la disputa.

"No te puedo dar detalles, pero sí existió una pelea y M recibió golpes en la nuca y algunas lesiones en los brazos", sigue la fuente 1.

El escape

¿Cómo hizo la muchacha para huir de esa situación? La Justicia está intentando armar la línea de tiempo y verificar si existió o no una agresión así. La fuente 1, sin embargo, no tiene dudas. Dice que en medio de los gritos intervino el hombre que hasta ahora se había mantenido al margen, y que él junto a la muchacha lograron salir y hacer la llamada al 911.

Al enterarse, varias vecinas se manifestaron frente a la casa señalada

Casi todo lo que contó a este diario la primera fuente fue confirmado por la fuente 2. Dato importante, ya que entre ellas no existe vínculo salvo algún contacto ocasional. Una y otra conocen personalmente a la víctima desde hace tiempo, y saben detalles de su vida que, para no revictimizarla, no se especificarán aquí. 

Dos investigaciones

Tras la comunicación al 911, llegaron al sitio efectivos de la Comisaría 30ª de Luján de Cuyo. La chica, empero, ya se había tomado un colectivo y no estaba. Poco después, intervinieron la Justicia provincial y la Federal, puesto que se sospechaban delitos que involucran a ambos fueros. 

Enteradas de lo ocurrido, vecinas de la zona se reunieron cerca de la casa denunciada. Allí se produjo la discusión en la que L, la mujer allegada a Cacano, le habría propinado un cachetazo a una de las presentes. El hecho quedó registrado en video:

De ahí en más, la División de Búsqueda de Personas se abocó a rastrear a M, hasta que finalmente la ubicó. La chica ya declaró y aún no ha confirmado quién será su abogada, aunque se anticipa que se haría cargo de su representación la letrada que la viene asistiendo hasta ahora, la doctora Graciela Lemos.

Y hay dos investigaciones en marcha. Una provincial, en la que interviene la fiscal Mónica Fernández Poblet, quien ya efectuó las imputaciones mencionadas más arriba. La otra se cursa en la Justicia Federal: el fiscal a cargo sería Fernando Alcaraz.

Por su parte, Alejandro "Cacano" Cabanillas fue detenido el sábado. Como con cualquier ciudadano, rige para él la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario. Es de destacar, igual, que no es la primera vez que está inmerso en situaciones confusas.  

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?