Mató a su pareja y a la hija y se fue a desayunar con un compañero de trabajo

Mató a su pareja y a la hija y se fue a desayunar con un compañero de trabajo

El aberrante hecho se registró el sábado a la madrugada en la localidad bonaerense de Moreno. Un albañil de 24 años estranguló a su pareja y la hija de 4 años de la mujer y luego se fue a trabajar como si nada hubiera pasado.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un joven de 24 años, identificado como Jacinto Javier Apodaca, asesinó a su pareja y a la hija de 4 años de la mujer y luego se fue a desayunar con un compañero de trabajo como si nada hubiera pasado. El aberrante hecho se registró el sábado a la madrugada en la localidad bonaerense de Moreno.

Los vecinos escucharon gritos, pero no dieron aviso a la Policía. Horas después, ante la falta de respuesta de la joven, ingresaron a su vivienda y encontraron a María Magdalena Figueredo (23) y a su hija de 4 años muertas en el inmueble ubicado en la calle Juana Azurduy, entre Cuyo e Irlanda, en el límite de La Reja y Francisco Álvarez.

Magdalena era inmigrante y había llegado hace unos años a Buenos Aires desde el departamento de Yuty, Paraguay, en el departamento de Caazapá. Luz Emily era su hija, producto de una relación anterior, y había querido separarse de Apodaca. Si bien la joven no había realizado denuncias por los maltratos, vecinos y testigos declararon que el hombre era violento con ella.

Los peritos confirmaron que el crimen se cometió entre las 3 y las 10 de la mañana del sábado. Apodaca, que es albañil, salió de la casa donde cometió el crimen y se fue a lo de un compañero. Como si nada hubiera pasado, desayunó con él alrededor de las 6 y juntos partieron a una obra en construcción en la que estaban trabajando.

Ese compañero es cuñado de la víctima, pareja de la hermana de Magdalena. A ellos les dijo que la joven y su hija estaban durmiendo, por lo que presumen que intentó crear una coartada para no ser identificado como el asesino. Además, el acusado se llevó un televisor y un celular de la casa para simular un robo y encubrir el doble femicidio. 

El albañil quedó a disposición del fiscal Federico Soñora, quien lo acusó de "doble homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género". Fuentes del caso confirmaron a Télam que ni Magdalena ni su pequeña hija tenían signos de defensa. Por eso presumen que fueron atacadas mientras dormían. A la mujer la habrían estrangulado con un lazo y a la niña con las manos.

Desde que comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el 20 de marzo, se registraron 75 femicidios y femicidios vinculados (cuando el asesino mata a familiares o allegados de la mujer para dañarla). En el 71% de los casos las mujeres fueron asesinadas y, como en el de Magdalena, el 65 % de los femicidios lo cometieron parejas o ex parejas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?