Esta es la banda que robaba en Luján haciéndose pasar por policías

Esta es la banda que robaba en Luján haciéndose pasar por policías

Hoy por la mañana, tras una espectacular persecución, las autoridades lograron capturar a tres delincuentes que le habían robado a una familia en Chacras. Por su modus operandi, podría tratarse de miembros de una organización que viene haciendo estragos desde hace meses.

Facundo García

Facundo García

Este jueves, cerca de las 9:30, una banda de por lo menos cinco sujetos entró a una casa del barrio Las Lomas, en Chacras de Coria. El ingreso fue relativamente sencillo porque se hicieron pasar por policías de Investigaciones que supuestamente iban a hacer un allanamiento.

La mañana avanzó a puro vértigo. Los maleantes metieron los objetos robados en un Chevrolet Aveo de las víctimas y dos de ellos huyeron en ese vehículo. Los otros se fueron en un VW Fox de color negro, que fue el que terminó chocando con un poste en una rotonda de Carrodilla.

¿Quiénes son?

Uno de los apresados, RIcardo Orlando Yapura Tello (38) no tenía antecedentes. Los otros, en cambio, necesitan varias páginas para detallar su experiencia en el ambiente del hampa. Abel Felipe García Arenas (26), por ejemplo, tiene causas por desobediencia, tenencia ilegal de armas, encubrimiento, homicidio y hurto de vehículos. En tanto, Tiago Agustín Poblete Arenas (21) cuenta con experiencia en daños simples, robo en poblado con uso de arma de fuego, encubrimiento, hurto simple y lesiones graves, entre otras "perlitas".

Escaparon al menos dos. Se cree que la otra parte de la banda se refugia en el Barrio de La Gloria, aunque esa hipótesis todavía no ha sido confirmada. Lo mismo ocurre con una teoría que circuló por la tarde, según la cual la gavilla que cometió el crimen sería la misma que venía concretando fechorías desde hace varias semanas.

Sucede que a principios de abril hubo al menos tres asaltos con la misma modalidad en el distrito Vertientes del Pedemonte (Luján). Los golpes tenían un denominador común: se trataba de un comando de cinco o seis personas que se hacían pasar por policías -mostrando, incluso, órdenes de allanamiento truchas- y operaban con un alto grado de "profesionalismo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?