Quién es y cómo vivía el único detenido por la desaparición de Gisela Gutiérrez

Quién es y cómo vivía el único detenido por la desaparición de Gisela Gutiérrez

Se trata de Héctor Emilio Díaz Tejera, alias "Negrucho". El hombre fue ubicado recientemente, a un lustro de la desaparición de la joven en el barrio La Favorita de Ciudad. Después de incontables hipótesis, el caso que investiga el fiscal Carlos Torres podría estar a punto de resolverse.

Facundo García

Facundo García

Después de cinco años, el misterio de la desaparición de Gisela Paola Gutiérrez podría estar a punto de resolverse. Esta semana detuvieron a Héctor Emilio Díaz Tejera, alias "Negrucho", un vecino de La Favorita que se convirtió en el principal sospechoso de lo que -se cree- puede haber sido un asesinato

La joven fue vista por última vez en 2015. Tenía 24 años y estaba embarazada de 4 meses. Durante meses y meses la causa estuvo estancada. Se habló de un posible secuestro por parte de una organización dedicada a la trata y se comentó que algunas ex parejas de la muchacha ejercían violencia de género. Pero el giro definitivo pareció llegar cuando a principios del mes pasado se ofreció una recompensa de 500.000 pesos para quien diera datos fidedignos sobre lo que pasó con la chica. 

Entonces, según pudo averiguar MDZ, se presentaron varios testigos. Y al menos dos de ellos señalaron al "Negrucho" Díaz Tejera, quien hoy es la persona sindicada como el asesino de Gisela. De esta forma, la pesquisa que conduce el fiscal Carlos Torres pareció ingresar en su etapa definitoria.

El crimen

De acuerdo con lo que relataron estos informantes, el hecho se habría desatado en una casa de La Favorita un 20 de julio; un "día del amigo" que terminó de manera sangrienta. 

En una reunión, el sospechoso habría querido tener sexo con Gisela y ella lo habría rechazado. Entonces -en línea con esa tesis- Díaz Tejera le pegó un tiro en la cabeza y la depositó en un lugar que todavía resta precisar.

Se encontró un bretel, un trozo de hueso y material orgánico. Pero el cadáver de Gisela por ahora no aparece

Días atrás, miembros de Fuerzas Federales, personal de Investigaciones de la Policía y la Escuela Canina de Adiestramiento Mendoza (ESCAM) rastrillaron perímetros en el piedemonte mendocino. Encontraron un bretel, un trozo de hueso y material orgánico que está siendo analizado. El cuerpo entero de Paola Gisela -si es que falleció- aún no aparece.

¿Y qué hizo Díaz Tejera mientras estuvo libre? Fuentes allegadas a la causa señalan que trabajaba en un corralón y seguía domiciliado en la zona. Incluso transitaba por esos mismos páramos en los que, según la hipótesis de los investigadores, una noche cargó con la muchacha muerta junto a un cómplice. 

Por ahora, la imputación contra "Negrucho" es homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Hay quien sostiene que la agresión se produjo en un contexto de género y que eso debería tenerse en cuenta.

A la espera de novedades, Héctor Emilio Díaz Tejera permanece tras las rejas. Pasó un lustro desde la noche en que murió Gisela y, si efectivamente es culpable, la detención le debe haber resultado toda una sorpresa.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?