Caso Florencia: la mujer imputada recuperó su libertad

Caso Florencia: la mujer imputada recuperó su libertad

La Justicia decidió devolverle la libertad a Micaela Méndez, quien está imputada por el femicidio de la chica de 14 años juntos a su pareja, Pablo Arancibia. En la decisión pesaron varios testimonios que señalan que Méndez no estuvo en el lugar del crimen al momento del ataque.

Facundo García

Facundo García

Por el femicidio de Florencia Romano (14) hay dos imputados. Pero desde hace minutos la situación de Micaela Méndez (27) no es la misma que la de su pareja, Pablo Arancibia (33). La Unidad Fiscal de Homicidios decidió alrededor de las 14.30 de este martes otorgarle a la mujer el recupero de su libertad, al tener en cuenta que existen varios testimonios que la ubican lejos del lugar del crimen el sábado 12, cuando se produjo el hecho de sangre que conmovió a la provincia.

A esos testimonios se sumaron fotos de la imputada el día y hora del hecho, en un domicilio de familiares en el departamento de Las Heras. Y la escena del asesinato fue en otra punta del Gran Mendoza: el callejón Berra de Gutiérrez.

En suma, las pruebas que han surgido desde el inicio de la investigación -por ahora- no colocan a Méndez junto a Arancibia durante las horas cruciales. Así que la mujer seguirá el proceso en libertad. De acuerdo con el avance de la pesquisa, podría dejar de estar imputada, pero eso correrá por cuenta de los fiscales que trabajan en el caso.

Méndez (27) y Arancibia (33)

Cuatro testigos

En diálogo con MDZ, el defensor oficial de la pareja dio precisiones. "La fiscalía entrevistó a cuatro testigos que coinciden en sus versiones y dicen que Micaela no estuvo en el el lugar del hecho", confirmó el abogado Rafael Manzur.

Según la reconstrucción provisoria que está haciendo, Méndez salió de su casa en Gutiérrez el 12 de diciembre y estuvo en lo de unos conocidos al menos hasta la noche del 13. Un día de ausencia que podría ser su salvación.

El llamado al 911 se produjo a las 18.58 del sábado 12. Micaela habría regresado al lugar recién en la tarde del 13. Es decir que algunas pruebas la ubican lejos del crimen

Siguiendo esos elementos, puede conjeturarse que Méndez se encontraba muy lejos cuando se produjo el femicidio. Sobre todo si se toma como referencia, por ejemplo, el llamado al 911 que un vecino realizó a las 18.58 del día 12

Por otra parte, hay en el expediente un chat de la tarde del 13 en el que uno de los conocidos de Micaela informa a otra persona que "Mica está en la casa" (la de los conocidos). 

Otra voz

Asimismo, está lo que sostiene un hombre de apellido Gallardo, que fue quien ayudó a Arancibia a tirar el cuerpo de Florencia, creyendo -según su versión- que se trataba de "un perro muerto".

Resulta que Gallardo estaba aquel día en casa de unos parientes en Blanco Encalada, donde comió unos choripanes. Cuando venía volviendo para la ciudad, Arancibia lo contactó, se cree que pidiéndole asistencia para eliminar el cadáver de la víctima.

"Pero según lo que indica Gallardo, cuando se reunió con Arancibia Micaela no estaba ahí", recalca el abogado Manzur. El resto es historia conocida: habrían tirado a Florencia a un costado de la calle Alsina, donde días después fue hallada por la policía tras la declaración del propio Gallardo

En cuanto a Méndez, la imputada, el cambio de situación será sin duda un alivio para ella. Ya su primera noche en Almafuerte II fue problemática. A las 2.55 de la madrugada empezó a gritar porque -según denunció- sus compañeras de celda la estaban recibiendo con una paliza

Si querés repasar el cronograma del día en que se produjo el femicidio, hacé click acá.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?