Caso Florencia: habló el padre de la acusada y jura que es inocente

Caso Florencia: habló el padre de la acusada y jura que es inocente

Micaela Méndez (27) pasó de estar imputada como coautora del femicidio de Florencia Romano (14) a recuperar la libertad este martes. Las pruebas colectadas hasta ahora sugieren que es inocente. Al salir del penal, se reencontró con su familia después de 5 años. "Él la tenía sometida", dijo el papá.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La liberación de Micaela Méndez (27) significa el primer gran giro en la investigación por el femicidio de Florencia Romano (14). Luego de que se acumularan pruebas que demostrarían que no estuvo en la escena del crimen, la mujer salió de su celda. Y en la puerta del complejo penitenciario Almafuerte II se produjo un emocionante episodio cuando el padre y la hermana de Méndez se reencontraron con ella tras muchísimo tiempo sin verse

La incomunicación comenzó -contó el padre en una entrevista con Canal 7- cuando Micaela inició su relación con Pablo Arancibia, el principal sospechoso.

"Hace cinco años que yo no veía a mi hija por culpa de este malnacido: no dejaba que ella se contactara con nosotros", contó el papá.

"Estamos recibiendo muchas amenazas y mi hija es incapaz de lastimar a nadie"

El hombre agregó que la fiscal Claudia Ríos posee pruebas que desvinculan a su hija. "Ella (Micaela) no sabía nada. Se vino a enterar del crimen cuando la trajeron a la penitenciaría. Y es preocupante, porque estamos recibiendo muchas amenazas por las redes sociales, por mensajes, por teléfono. Yo quiero recuperar a mi hija", relató.

Amenazada

Para el entrevistado, Micaela estaba bajo amenaza. "Él la separó totalmente de nosotros. Ella es incapaz de hacer el daño que ha hecho este sujeto. Y hoy la reencontramos en esta situación. Quiero dar mis condolencias al padre de Florencia, porque sé lo que se sufre y él está sufriendo más que yo".

El papá también recordó dos oportunidades en que se encontró con su hija, cuando ella ya estaba con Arancibia. "Fue en un supermercado. Este tipo la agarraba del brazo y se la llevaba, para que no nos hablara. La tenía amenazada, como ha tenido amenazadas a sus anteriores parejas. Voy a hablar con ella recién ahora, ¡luego de cinco años!".

Micaela Méndez y Pablo Arancibia fueron detenidos el martes pasado, acusados de haber matado a Florencia el sábado por la tarde. Pronto, comenzaron a incorporarse al expediente elementos que desvinculaban a la acusada.

Cinco testigos aducen que no estaba en el pasaje Berra aquel 12 de diciembre, y ese es el sitio en el que se produjo el asesinato. La geolocalización de su celular confirmaría esa hipótesis. Y como si eso fuera poco, hasta existirían fotos que la mujer se sacó en otro lugar, prácticamente en los mismos momentos en que Florencia era atacada.

Por su parte, Arancibia tiene denuncias previas por violencia de género: una por amenazas y otra por privación ilegítima de la libertad. El hombre -que padece trastornos de ansiedad desde que fue capturado- tiene un complicado panorama legal por delante.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?