Jorge Neuss, un presunto femicida que se codeaba con el Poder

Jorge Neuss, un presunto femicida que se codeaba con el Poder

Fue un influyente magnate que concretó negocios pingües durante los años del menemismo. El crimen que le atribuyen dejó en evidencia que tras los clubes de yate y los emprendimientos a gran escala quizá había tensiones que pocos podían -o querían- ver. Mirá a qué se dedicaba y su lazo con Mendoza.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La familia Neuss aparece en las noticias desde hace por lo menos un siglo. Sus inversiones en diversos campos de la economía hacen imposible obviar el apellido a la hora de analizar los factores de poder en Argentina. Este sábado, el nombre de uno de sus patriarcas, Jorge Neuss (73), apareció en todos los portales. Pero no por sus negocios, sino porque mató a su esposa y luego se pegó un tiro en la sien.

Silvia Saravia (69) murió, pues, en manos de su propio marido. El hecho se produjo en un barrio cerrado ubicado en Derqui (norte de la Provincia de Buenos Aires), en la misma casa en que días atrás la pareja había hecho su aislamiento tras dar positivo de coronavirus.

Y lo primero que muchos lectores se preguntaron es quién era y a qué se dedicaba el presunto femicida. Es un interrogante difícil de responder, porque los negocios de Neuss eran muchísimos y abarcan campos que van desde los viñedos al espacio radioeléctrico.

Se sabe, por lo pronto, que la pareja tuvo 4 hijos. El colega de Télam Diego Recchini asegura que Saravia -la víctima- estudió sociología junto a María Marta García Belsunce. Un detalle que da para pensar. Pero hay más.

Los Neuss

En 1881, Herman Neuss, el papá de Jorge, fundó Soda Neuss Belgrano, una entidad pionera en la producción de gaseosas en Argentina. Hay que destacar que por aquella época hubo varias epidemias, por lo que el acceso a bebidas de calidad se había convertido en una prioridad: sus productos encontraron rápidamente un mercado. 

Niños posando junto a una embotelladora. 

En el árbol genealógico siguió Jorge, que representa el paso a una nueva etapa de negocios, con inversiones diversificadas y contactos con el Estado. 

Los Neuss se aventuraron en otros rubros, en otros países y por ende en otras escalas. Hacia fines de los 90, el imperio estaba consolidado, así como la incorporación de la familia a los cenáculos de la aristocracia económica local.

Poder

Quizá el emprendimiento más conocido del clan Neuss fue una sociedad con la compañía francesa Thales para manejar el espectro radioeléctrico del país durante la presidencia de Carlos Saúl Menem. El ascenso de Néstor Kirchner cancelaría esa concesión y pondría ese bien bajo administración del Estado argentino. De todos modos, el hecho generó críticas y terminó en un juicio que todavía no ha concluido.

Más recientemente, Jorge Neuss se había concentrado en Neuss Capital, un fondo de inversiones que se dedicaba a los proyectos inmobiliarios y las concesiones. Germán, uno de sus hijos, estaba al mando de la firma. Y el grupo contaba con empresas de energía eléctrica que operaban en varias provincias, estacionamientos en Europa, edificios en Estados Unidos, construcción, etcétera.

También controlaba 7640 hectáreas en el sur de la Provincia de Buenos Aires, donde trabajaba con soja, girasol, trigo, maíz y ganado. La finca La Lucila criaba caballos de polo y los exportaba; y la Bodega Cerro Colorado fue definida como "el primer viñedo bonaerense".

En Mendoza el apellido Neuss también tiene su gravitación, a través de la bodega Bombal & Aldao, que -por lo menos en su sitio oficial- dice estar manejada en sociedad por "Camilo Aldao y Germán Neuss". Muy cerca, en la Finca Los Álamos, es donde se encuentra el famoso laberinto en homenaje a Jorge Luis Borges.

Ahora todo eso deberá seguir adelante, aunque ya sin la presencia de Jorge ni Silvia


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?