#MDZArte: Florencia Scafati, un viaje desde el blanco hacia el color

La artista que elimina el blanco para romper el hielo en sus obras, bucea en los mares turquesas buscando medusas, así como también se sumerge en bosques repletos de hojas. ¡Leé la entrevista completa!

Avatar del Muriel Del Barco

Muriel Del Barco

Florencia Scafati

Pachy Reynoso/MDZ

María Florencia Scafati nació en Mendoza, pero creció en Buenos Aires y descubrió el arte como forma de vida cuando se enfrentó al día a día en Barcelona. Aunque crea a través de la improvisación, ninguna de sus obras está liberada al azar. La talentosa se destaca en las artes plásticas: grabado y cerámica donde la mujer es protagonista. 

¡Conocela! 

Autodidacta o estudiado:

Estudié Bellas Artes en Buenos Aires en Prilidiano Pueyrredón. Egresé en la especialidad de grabado. También hice la carrera de caracterización (maquillaje y peluquería de ópera) en el Teatro Colón de Buenos Aires. Hice varios talleres también dibujo con mi padre Luis Scafati y pintura con mi madre Marta Vicente, entre otros.

¿Qué es el arte para vos?

El arte para mí es una manera de sacar las piedras que tengo dentro, algunas son diamantes y otras piedras astilladas. Creo que es otra forma de mirar, las personas que vivimos a través del arte somos algo así como poesías vivientes. El arte puede ser también como diría Aristimuño: "Alimento para el alma indispensable para vivir". 

Una canción, una escultura, un mural, un actor en un escenario hacen que cada vida tenga un sentido más profundo y único.

¿Qué expresa?

Expresa todo lo que viene desde adentro y está íntimamente vinculado a las emociones y a los instintos primitivos. 

Florencia Scafati

¿Cómo nació esta necesidad de expresarte a través del arte?

No se exactamente como nació porque a diferencia de otros/otras artistas yo nací en una familia donde expresarse a través del arte era algo bastante común y cotidiano. Hubo una etapa de mi vida en la que quise salir de ese mundo artístico pero volví y no volví a alejarme, decidí estudiar artes y no hacer otra cosa.

¿Qué sentís cuando pintás?

Que estoy en mi eje, mi lugar en el mundo, una especie de viaje interno maravilloso.

Florencia Scafati

¿Cómo te enfrentás a un lienzo blanco, a un material sin forma?

Lo primero que hago es deshacerme del blanco y darle otro color. Parto de manchas, buceo en turquesas buscando medusas o me sumerjo en bosques repletos de hojas.

¿Cuál es el primer paso que das en una hoja en blanco?

El primer paso es ese. Desprenderme absolutamente del blanco. Si es un dibujo, por ejemplo me gusta arrojar una mancha de café antes de dibujar

Cuando mirás cuadros viejos tuyos, ¿te encontrás o ya no?

Siempre me encuentro a algunas cosas que he hecho las miro con más amor que a otras, pero siempre veo algún potencial para nuevas ideas en obras del pasado.

Florencia Scafati

¿Cuándo te propusiste vivir del arte?

En Barcelona cuando me encontré sin un mango y me puse a pensar mis posibilidades para comer o pagar la pieza, una tarde agarré unas tablas de queso que tenía a mano, las transformé en mujeres pulposas con papel mache, las pinté y salí a venderlas a la calle con un carrito de esos de las compras que me prestaron. Increíble pero las vendí todas y ese mismo día me fui a cenar un bocadillo a un bar y descubrí que podía subsistir de mi arte.

¿Se puede?

Es muy difícil pero se puede. Creo que es un trabajo constante y la clave es no rendirse.

Florencia Scafati

¿Cuál es tu sueño

Mi sueño es ver mis cuadros en una galería en Valparaíso, amo ese lugar y creo que es un sueño con bastantes posibilidades de realizar en un futuro.

¿Te gusta mostrar lo qué hacés? ¿Cómo te llevás con el marketing?

Si me gusta mostrar, a veces me cuesta un poquito pero me encanta compartir lo que hago. Me llevo bien con el marketing, me parece que es una excelente herramienta para llegar a mucha gente.

Florencia Scafati

¿Qué te inspira?

Todo lo que me inspira es lo que tengo cerca o me apasiona. Me inspiran los sauces que rodean mi casa, el humo que emana un café caliente, el cielo cambiante que veo cada mañana cuando llevo a mi hijo a la escuela, los ojos húmedos y oscuros de mis hijos, la valentía de esta nueva generación de niñas más libres y auténticas que descubro jugando al Fútbol en la puerta de mi casa... Todo lo relativo al fondo del mar, una canción de Perota Chingo o de Lisandro Aristimuño, el amor, los ojos nostálgicos llenos de pureza de esos seres que a veces me cruzo o están en mi vida. Caminar con mi amiga del alma, el sonido de la lluvia en la chapa, el fuego. En fin, es infinita la lista.

¿Qué sentís cuando terminás un cuadro? ¿Y cuándo lo empezás?

Cuando termino un cuadro siento mucho cansancio mental pero una satisfacción enorme, ganas de hacer otro. Cuando lo empiezo tengo una batalla interna, lo que tenía claro se desvanece en segundos, borro mucho, lucho con los colores, con lo que dicta mi mente y lo que dicta mi corazón. Hasta que me embarco y ahí lo disfruto mucho.

Florencia Scafati

¿Cómo le ponés un valor a tu obra?

El valor depende de muchas cosas. Tiempo, materiales, muchas veces tengo en cuenta las ganas del otro por tener una obra mía y es ahí cuando llego a un acuerdo que no siempre es muy conveniente para mi pero me tranquiliza mucho saber que va a estar en buenas manos mi obra. Estoy creciendo y en este momento me interesa mucho expandir lo que hago, por supuesto que hay un interés económico, igual siento que con el tiempo y la trayectoria uno puede elevar cada vez más los precios, pero también hay un arranque y un progreso paulatino que es necesario respetar

¿Quién valora más tu arte el mendocino o el turista? 

Ambos lo valoran, no creo que hayan magnitudes diferentes que tengan que ver con el lugar.

¿Dónde soñás con ver un cuadro tuyo?

Quisiera ver mis cuadros en una galería muy pegada al mar Mediterráneo.

¿Qué pieza o cuadro quisieras tener en tu casa que no sea tuyo?

Quisiera tener un cuadro de Rembrandt (cualquiera). Pasaría horas descifrando y tratando de encontrar fórmulas sobre como lo hizo. Rembrandt era único, hubo miles de discípulos y pintores de esa época muy de su estilo y llenos de habilidades y técnica. Pero algo hizo que sus pinturas fueran totalmente especiales y diferentes. Me encantaría poder hallar esa fórmula que lo hizo diferente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?