Las perlitas que dejó el paso del eclipse en San Juan

Miles de personas llegaron al predio de la capital de esa provincia para ver el eclipse total de sol. Mirá lo que pasó durante un fenómeno que no se repetirá en mucho tiempo.

Pablo Villarruel

La locura por el eclipse de sol en San Juan es total. Sólo la cola para entrar al predio instalado en la capital de esa provincia fue de cinco kilómetros horas antes de que comenzara el fenómeno.

Adentro, la situación fue casi caótica: miles de personas intentan llegar al mejor lugar para ver un fenómeno que no pasará por el mismo lugar en más de 300 años.

Uno que no se quiso perder el fenómeno fue el gobernador Sergio Uñac, a quien la cámara de MDZ encontró picando algo en el sector VIP.

Uñac no se perdió el eclipse / Alf Ponce
La cola para entrar al predio en San Juan capital es de 5 kilómetros.

En el predio se pueden conseguir anteojos de sol que entrega el Gobierno sanjuanino, y que deberían evitar los efectos nocivos de mirar el eclipse. Claro que, a minutos de que empiece el fenómeno, quienes repartían los lentes anunciaron que ya se habían acabado.

Los lentes que reparten en San Juan.

Dentro del predio la gente disfrutó del fenómeno, que según indicaron científicos, no se producirá en el mismo lugar hasta dentro de 360 años.

Una mujer toma recaudos para no dañar su vista con el eclipse.

Para no pasar hambre, no faltaron los puestos de comida, que a puro ritmo de cumbia vendían bebidas, sándwiches y panchos. Un "pancho del eclipse", por ejemplo, rondaba los $70.

Uno de los negocios que aprovechó la avalancha turística.

El momento más esperado llegó a las 17.39, cuando la Luna tapó completamente el Sol. Los miles de presentes aprovecharon para filmar el momento.

Un funcionario mendocino publicó una impresionante instantánea desde el aire. El secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, mostró cómo pasó él el eclipse: arriba de un avión.

La foto del eclipse de Mingorance.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?