El riesgo de ir al Aconcagua sin preparación

Trabaja como guardaparques en Plaza de Mulas y habló con MDZ Radio sobre quienes visitan el "Coloso de América": si bien por un lado  la avalancha de visitantes genera ingresos para la provincia, la contracara es que un gran número de improvisados llega sin ningún tipo de entrenamiento.

redacción mdz

.

Cada temporada andinistas de todo el mundo llegan a Mendoza para intentar hacer cumbre en el Aconcagua. Sin embargo son muchos también los improvisados que, sin ningún tipo de entrenamiento previo, desafían al “Coloso de América”, según lo contó el guardaparques Pablo Ortuvia a Santiago Hernandorena en MDZ Social Club, por MDZ Radio.

- ¿Cómo es el balance de temporada en el Aconcagua?

- Esta temporada es bastante complicada por el tema del tiempo. Hay mucho viento y bastante frío. De todos modos varios han logrado completar la expedición sin problemas.

- ¿Es compliacada la tarea de rescate?

- A medida que vas aumentando en altura se va haciendo más complicado; los últimos 200 metros antes de la cumbre, con buen tiempo, se hacen en unas dos horas.

Por las rutas normales no hay dificultades técnicas para subir el Aconcagua, pero también tenemos rutas muy difíciles, como el Glaciar de los Polacos o la pared sur. El tema que tenemos es que vienen muchos turistas y no tanto gente experimentada

- ¿Los turistas saben lo que es el Aconcagua y sus riesgos?

- Muchos vienen “a ver qué onda”, a probarse. El principal drama que tenemos es que viene gente que no está preparada, por eso trabajamos más en los campamentos de aproximación con la prevención.

- ¿Ustedes tienen poder de policía para detener el ascenso de alguien sin preparación?

- Legalmente, no. Nosotros hacemos sugerencias. En los campamentos tenemos el control obligatorio del servicio médico y en las situaciones en que no se permite el ascenso, debemos actuar. Pero no se hace chequeo de cumbre.

- ¿No es contraproducente para ustedes que suba gente sin experiencia? Implica costos y riesgos para su integridad en el rescate...

- A nosotros nos serviría que se pidan los antecedentes de andinismo. Se piden currículums en rutas no tradicionales o cumbres de invierno, pero en temporada y ruta común, no.

- ¿Qué recomendarías a un novato?

- Una buena preparación. Es como todo: si quiero correr F1 y me subo a un auto potente en ciudad, probablemente choque. Hay que ir paso a paso. Que aprendan a enriquecerse con actividad de montaña. Yo me prepararía un año con montañas, junto con otro entrenamiento de bicicleta o natación. En Aconcagua hay que aclimatarse y el Cordón del Plata para practicar es espectacular. Ahí pueden probar su equipo y capacidades.

- Ustedes corren riesgo con gente no preparada

- Sí, por eso tenemos un “ojo clínico”, digamos. Miramos los equipos que llevan y el chequeo médico. Hacemos llamadas de atención a las otras bases cuando vemos un grupo sin mucha experiencia y le hacemos un seguimiento, por así decirlo. Ahora todos quieren hacer todo rápido y sin la aclimatación recomendada. Nosotros damos sugerencias, pero tenemos que tener mucho tacto porque la gente deposita mucho dinero y tiempo para esto; pero para ascender hay que conocer el cuerpo, el paso y demás.

- ¿Cuánto se tarda en subir el Aconcagua en condiciones normales?

- Entre 12 y 14 días es la recomendación, dependiendo del estado del tiempo y los días de adaptación. Para bajar pueden hacerlo en un día o dos.

Este año tuvimos récord de gente intentando la cumbre en un día: 200. Es muchísima gente en relación a la cantidad de guardaparques y rescatistas.

La entrevista completa a Pablo Ortuvia en MDZ Social Club:

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?