#DDT: Los genes del trabajo y la innovación en Mendoza

#DDT: Los genes del trabajo y la innovación en Mendoza

A raíz de lo expuesto por diferentes emprendedores referentes de la provincia, desde Después de Todo vamos llegando a algunas reflexiones y conclusiones sobre el tema

La provincia de Mendoza es considerada actualmente como uno de los polos de emprendedurismo e innovación tecnológica con mayor potencial de Argentina y, por qué no, de Sudamérica. En los últimos años, la proliferación de nuevos espacios que impulsan el crecimiento de emprendimientos dedicados a solucionar problemas micro segmentados ha provocado un crecimiento indiscutido y protagonizado por diversos actores, primordialmente provenientes de sectores empresariales y universitarios. Pero esta tendencia no es para nada nueva ni debería ser sorpresiva.

Es cierto que la geografía desértica de Mendoza constituye un factor adverso en cuanto a la disposición de un sistema favorable para una población.

Sin embargo, esta adversidad ha devenido en una cultura del trabajo basada en una resistencia que hace de la innovación un bien necesario, y los buenos resultados de esta idiosincrasia se han visto plasmados a lo largo de la historia de la región cuyana; no es casualidad que una ciudad pensada hace más de 100 años ostente una disposición semejante de espacios y soluciones.

Para ser concretos, el Parque General San Martín o el sistema de acequias característico de la provincia pueden servir de ejemplos para graficar esta cuestión.

Un aspecto a destacar sobre la matriz innovadora de Mendoza es la conectividad. El hecho de que Mendoza no sea “ni muy grande ni muy chica” da para hablar de un aspecto que también ha favorecido a una forma de consenso y de encuentro hacia la innovación. Fruto de esto es la consideración de lo catalogado “emergente” como útil y fuente de aprendizaje para los sectores que concentran más poder y recursos.

Emiliano Fazio en #DDT

Teniendo en cuenta lo mencionado, cabe destacar la predisposición de determinados referentes del emprendedurismo actual hacia una dirección que tiende a generar impacto social. Tal vez no se trate de catalogar ciertas ideas o startups como estrictamente sociales y atribuir los avances en problemáticas sociales a sus aportes, sino todo lo contrario, y para darle forma a esto podemos citar un fragmento de uno de nuestros programas en que Emiliano Fazio (co fundador de Njambre y Arbusta) se refirió al tema:

“Los dilemas sociales se ponen en el centro de las soluciones". "Cuando toda esa fuerza emprendedora se pone al servicio de lo que nos duele y es legítimo para la vida, es más social y genera riqueza transversal para todos". “Es una síntesis de búsquedas personales, en el sentido de querer ponerse al servicio del bien común transitando diferentes caminos".

Siempre es oportuno comparar los fenómenos con otros semejantes localizados en distintos lugares del mundo. En este sentido, la situación de Israel constituye otro ejemplo de la adversidad entendida como motor de cambio: un país atravesado por infinidad de problemáticas económicas, bélicas y geográficas que hoy se erige como uno de los referentes mundiales en innovación tecnológica. Para lograrlo fue necesario un largo proceso que terminó por ubicar al Estado como impulsor financiero y social de políticas públicas orientadas a este desarrollo.

En síntesis, hablar de Mendoza como un referente nuevo en innovación es no mirar hacia atrás y caer en el reduccionismo de los nuevos paradigmas que propone el trabajo y la economía. Al menos es esta la reflexión que proponemos desde Después de Todo en la mitad de esta semana dedicada a pensar la innovación desde diferentes perspectivas.

  • Seguí el programa de lunes a viernes a las 20hs por la 105.5 con la conducción de Nico Attias
  • Todas las entrevistas y charlas están disponibles en los sitios web de MDZ Online y MDZ Radio

¿Querés recibir notificaciones de alertas?