Caso Próvolo: un exalumno declaró que el cura Corbacho lo maltrataba

Se trata de un joven de 27 años que a veces sólo cursaba y volvía a su casa pero que en ocasiones pasaba semanas enteras pernoctando en el instituto. Denunció malos tratos de parte del sacerdote y dijo estar al tanto de las denuncias de corrupción de menores que pesaban sobre el imputado.

Redacción MDZ

El sacerdote horacio corbacho

Pachy Reynoso/MDZ

El caso de los abusos en el Instituto Próvolo continuó esta mañana con una audiencia que se inició pasadas las 9.20 con una cámara Gesell en vivo y en directo transmitida por circuito cerrado a la sala 4 del Fuero Penal Colegiado. Desde allí siguieron paso a paso el relato la Fiscalía, la querella y la defensa.

La modalidad utilizada es la de entregarle las preguntas concretas a las dos licenciadas en psicología que realizan la cámara Gesell y una vez evacuadas esas dudas, se brinda la posibilidad de repreguntar.

La persona que compareció hoy ante el tribunal es un joven de 27 años, quien estuvo en el Instituto Próvolo hasta el 2013.

Como testigo, contó haber estado en el instituto desde muy chico. En su declaración recordó que en un principio iba al Próvolo a cursar y luego volvió a su casa. Sin embargo, hubo muchas semanas en que pernoctaba directamente en el lugar.

Así lo hizo al menos hasta el 2011, ocasión en que fue informado que no podría quedarse más a dormir en la institución religiosa. Por lo que entre 2011 y 2013 solamente iba a cursar y después regresaba a su hogar.

En su condición de víctima, denunció que recibió malos tratos, sobre todo físicos, por parte del imputado Horacio Corbacho. Además dijo haber sido testigo de la denuncia por corrupción de menores contra este mismo sacerdote.

El joven relató que en un momento determinado lo echaron a Corbacho del instituto y que no lo vio más hasta el año en el que él dejó de ir al instituto, en 2013, pero aclaró que luego de esa fecha sus ex compañeros le contaron que había vuelto al Próvolo.

Terminado el testimonio en vivo, el tribunal ordenó continuar con la reproducción de la cámara Gesell grabada de la víctima-testigo que había empezado a verse el  27 de septiembre.

Por pedido de una de las partes, a las 12.45 se interrumpió la audiencia y se pasó a un cuarto intermedio hasta mañana a las 9.30.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?