Así es el jardín Cumelén, en la zona más densamente poblada de Guaymallén

La institución deja de alquilar una casa, para contar con un edificio moderno y pensado para el bienestar de los niños y el equipo de profesionales. Podrá ampliar su matrícula para responder mejor a la demanda.

Redacción MDZ

“Estar bien” es el significado de la expresión de origen araucano “Cumelén”, que es también el nombre del jardín maternal que abrió sus puertas en calle Malvinas Argentinas, en el distrito Belgrano. Y “estar bien” es lo que pretenden los niños y todo el personal que trabaja en el jardín que, hasta ayer, funcionaba en una casa alquilada. El nuevo edificio, construido por la comuna en calle Malvinas Argentinas 1904 del distrito Belgrano, permitirá elevar la matrícula de 90 a 130 cupos, entre los 45 días y 3 años.

El personal del jardín Cumelén.

Para el último ciclo fueron 150 las solicitudes recibidas, pero el sitio, alquilado y poco funcional, sólo permitió aceptar 90 de ellas. Este ejemplo sirve para dimensionar la magnitud del paso que está dando la institución con la apertura de la sede propia. Un edificio moderno y con todas las comodidades que requiere un jardín, con 305 metros cubiertos, en un terreno de 1.200 metros cuadrados, es lo que permitirá elevar la matrícula a 130 niños.

Acto inaugural

El acto contó con la presencia del gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo; el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, la presidente del Honorable Concejo Deliberante local, Evelin Pérez, el director General de Escuelas, Jaime Correas; los intendentes Rodolfo Suárez (Ciudad de Mendoza), Daniel Orozco (Las Heras), Tadeo García Zalazar (Godoy Cruz) y Mario Abed (Junín); el senador nacional Julio Cobos y el diputado nacional Luis Borsani. También asistieron los ex intendentes Leopoldo Orquín y Juan Manuel García.

La inauguración.

Autoridades, la comunidad educativa y el público presente realizaron al corte de cintas y dejaron oficialmente inaugurado el nuevo jardín.

La directora de la entidad, Mariana Raiano visiblemente emocionada, agradeció a las autoridades presentes, especialmente al intendente, a los profesionales y al personal del municipio por el acompañamiento constante para hacer realidad el sueño de tener un hermoso lugar, amplio, equipado y luminoso para que los pequeños puedan disfrutar.

Por su parte, el intendente Marcelino Iglesias recordó especialmente a Abril, la nena de 3 años que fue atropellada en la Costanera y que asistía a esta entidad y dijo: “Desde donde esté, debe estar mirando con una sonrisa y acompañando a sus compañeritos desde ahora y para siempre”.

Luego expresó: “Cumelén significa estar bien, y eso es los que queremos, que todas las personas que estén acá, docentes, auxiliares y niños estén bien”. Además, explicó que estos objetivos no se logran por simples deseos o por soplar y hacer botellas, sino que debió ordenar las cuentas de una comuna que al principio estaba endeudada y no contaba con fondos para pagar sueldos, por lo que el ajuste fue necesario. Como dato importante destacó: “Solamente con los ñoquis que sacamos en Guaymallén podríamos hacer un jardín cada dos meses”.

Por último agregó: “Gobernar es administrar ordenadamente los recursos escasos, es organizarse y es fijar prioridades. Llegó un momento que nos dimos cuenta que no todos nuestros niños iban a lugares adecuados, que tenían muy buena contención humana pero les faltaba el servicio digno que ellos necesitaban y hoy lo tienen. Por eso podemos decir: misión cumplida”.

El gobernador Alfredo Cornejo destacó la labor del intendente anfitrión por el coraje para hacer los cambios que tenía que hacer en la administración municipal, y que permanentemente está ejecutando obras para que la gente viva mejor. Además, comentó que esto es posible gracias a un buen orden en las finanzas del Estado provincial y municipal.

También participaron de la inauguración la reina de la Vendimia de Guaymallén, Lucía Lamacchia; la reina del Espumante Alternativo, Julieta Garófoli y algunas soberanas distritales.

El toque de color del encuentro fue la actuación del Coro de Niños de Guaymallén, bajo la dirección del profesor Diego Vargas, que sorprendió a los presentes cuando pidió a Lucía Lamacchia, como ex integrante de su agrupación, que cantara y tocara el ukelele.

La nueva etapa

Además de una mayor cobertura a la demanda de la zona, el nuevo jardín Cumelén responderá con mayor eficiencia el propósito de Servicio de Orientación Social (SEOS) para el que ha sido creado. El flamante edificio está emplazado en una zona de mayor vulnerabilidad social, por lo que sus acciones educativas integrales responderán aún mejor las necesidades particulares de la comunidad, atendiendo la situación de niños del sistema de educación no formal. Otro punto clave es que, dada la nueva locación, el trabajo en red con otras instituciones de la comunidad mejorará la interacción entre las mismas.

El nuevo “hogar”

La sede propia que la Municipalidad de Guaymallén construyó para el jardín “Cumelén” está emplazada en un terreno de 1.200 metros cuadrados. El edificio, de 305 metros2 cubiertos, comprende 4 salitas en total (una para lactantes desde 45 días) diferenciadas entre sí por colores. Las salas cuentan con aberturas de vidrios fijos proyectadas hacia la galería, lo que permite observar todo lo que ocurre en su interior. Cada una de ellas está orientada funcionalmente hacia el este e incluye sanitarios y espacios de recreación independientes.

Las otras unidades funcionales que acompañan y sirven de apoyo a las salitas son: dirección, cocina -totalmente equipada- y sanitarios para personal y personas con discapacidad. Complementan la locación espacios verdes y patios de juegos.

Todo el edificio cuenta con climatización frío-calor, pisos de porcelanato, carpintería de aluminio, rejas y equipamiento de primera calidad.

El predio está perimetralmente cerrado con muros de mampostería que han sido intervenidos con murales diseñados por el arquitecto Ramiro Quesada.

Los murales de Quesada.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?