Alerta por la reaparición de estafas en clave feminista

Aparecieron hace años, pero volvieron a tomar fuerza durante los últimos meses. El "Telar de la Abundancia", la Flor o el Mandala son esquemas piramidales que prometen ganar dinero, pero terminan con personas estafadas.

Redacción MDZ

La flor de la abundancia, un esquema piramidal que promete ganar dinero sin hacer nada.

Camuflados de discursos feministas o de búsquedas trascendentales, los telares, mandalas o flores de la abundancia -distintas formas de llamar a la misma estructura- son estafas de tipo piramidal, afirman especialistas, en las que se están involucrando sectores medios de distintas ciudades del país con la promesa de obtener una ganancia ocho veces superior a la inversión inicial.

La estafa, que ya se conocía el 2016 y comenzó a diseminarse desde nuestra provincia, se reproduce de boca en boca entre conocidos, ya que la confianza es central para la conformación de la estructura que se presenta como una flor. Ahora, a tres años de su aparición, vuelven a circular las invitaciones para participar de esta "oportunidad de inversión" resurgieron en diferentes puntos del país.

La propuesta es entregar una suma de dinero -que empieza en los 2.000 pesos- a quien está en centro de la flor, para luego ir escalando niveles hasta llegar ser quien recibe el dinero de los nuevos aportantes.

La estructura consta de cuatro niveles: un "agua", que es el centro de la flor y quien recibe el dinero; dos "tierra", que son los dos pétalos que rodean el centro; cuatro "aires", que son los pétalos que rodean a las "tierras" y que tienen la tarea de conseguir cada uno dos aportantes, que se convertirán en los ocho fuegos.

Una vez que el agua (el centro de la flor) recibe el dinero de los ocho fuegos, se retira y el esquema se divide en dos nuevas estructuras donde cada uno de los "tierra" se convertirá en el centro de una nueva flor ocupando el lugar de "agua".

En estos dos nuevos telares o flores, los cuatro "aires" se convertirán en "tierras" (dos en una flor y dos en la otra), y los fuegos se transformarán en "aires" (cuatro en una flor y cuatro en otra), y deberán conseguir cada uno dos nuevos fuegos para completar la flor o telar.

Si cada telar completo está conformado por quince personas (un agua, dos tierra, cuatro aires y ocho fuegos), sólo para que ganen éstas deberían completarse otros 14 telares y participar 112 personas nuevas. Así la estructura debería reproducirse hasta el infinito para que todos ganen.

¿Qué pasa si no completo el telar o la flor de la que participo? Se pierde el dinero; pero para quienes están participando hoy de los telares, "el universo te recompensará".

Los telares, flores o mandalas funcionan bajo dos discursos: los primeros que llegaron a Mendoza hace tres años eran sólo para mujeres y la captación estaba teñida de conceptos feministas. Se habla de empoderamiento de las mujeres, de confianza, de solidaridad. Para ingresar había que "regalar" 18 mil pesos que se entregan en una "ceremonia", una cena abundante que brinda el agua.

Los mixtos, conocidos como "Fractales", apelan a conceptos como circularidad, universo, energía y a la figura del mandala, como síntesis de "una forma diferente de concebir el mundo".

Un lugar donde se detectaron nuevos casos fue en Entre Ríos. Según publicó Perfil, ahora se lo llama "telar de los sueños". 

"Hay gente acá que genera el llamado 'telar de los sueños'. Atrapa a amas de casa; docentes. Las envuelven en una mística y un empoderamiento, comparten mantras y hasta testimonios de violencia. En diciembre de 2018 se le exigía a quienes iban a entrar al telar el pago de 200 mil como cuota de ingreso, luego pasaron a dos cuotas de $100 mil y luego en 4 cuotas. Después simplemente la persona iba como invitada y compartía el ambiente y le financian el pago, aunque sea que pague $10 mil por mes. Eso hace que cada vez más gente tenga que asociarse a uno para cobrar en algún momento", explicó Sonia Cot Sánchez, una licenciada en Comercio Internacional que apunta contra los divulgadores de ese tipo de estafa.

También comenzaron a circular a través de Twitter capturas de pantalla de personas que intentan captar a nuevos integrantes a través de las redes.

Un artículo en Infobae indicó que este tipo de estafa viola a simple vista los artículos 309 y 310 del Código Penal que pena el delito de intermediación financiera no autorizada, por el que fueron procesados, por ejemplo, un grupo de cinco empresarios en Córdoba con una decisión de la Cámara Federal provincial en mayo de 2018.

El artículo 309 asegura que "será reprimido con prisión de uno (1) a cuatro (4) años, multa de dos (2) a ocho (8) veces el valor de las operaciones realizadas e inhabilitación especial hasta seis (6) años, el que por cuenta propia o ajena, directa o indirectamente, realizare actividades de intermediación financiera, bajo cualquiera de sus modalidades, sin contar con autorización emitida por la autoridad de supervisión competente. En igual pena incurrirá quien captare ahorros del público en el mercado de valores o prestare servicios de intermediación para la adquisición de valores negociables, cuando no contare con la correspondiente autorización emitida por la autoridad competente".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?