Frío extremo

Helada negra: qué diferencia tiene con la blanca y cómo prevenirla

Ambas ocurren cuando la temperatura del aire baja de 0ºC cerca del suelo. A estas temperaturas, el agua o el vapor que está en el aire se congela depositándose en forma de hielo en las superficies.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad miércoles, 10 de julio de 2024 · 10:34 hs
Helada negra: qué diferencia tiene con la blanca y cómo prevenirla
Las heladas negras se producen cuando la temperatura baja por debajo de los 0ºC pero no se forma escarcha. Esto sucede porque el aire está tan seco. Foto: Meteored

Las heladas, sobre todo las “negras”, constituyen un fenómeno que tiene un impacto significativo en la agricultura, pero no son muy conocidas para el resto de la población que desconoce cuáles son las diferencias con las heladas llamadas "blancas" y qué produce cada una de ellas.

La helada es un fenómeno meteorológico que ocurre cuando las temperaturas del aire que está cerca del suelo baja de 0ºC. En este punto, el agua o el vapor que está en el aire se congela, depositándose en forma de hielo en las superficies. Pero no siempre ante estas temperaturas se formar escarcha. Esta es la razón por la cual, cuando se atraviesa como ocurre en el país una ola de frío extremo, suelen presentarse según la región ambos tipos de heladas: en blanca y negra.

La llamada "blanca" se produce cuando se conjuga el frío y la humedad. Es decir, cuando la temperatura está por debajo de 0°C y hay suficiente humedad en el ambiente (por encima del 60%), se forma hielo sobre las superficies sólidas como el pasto, las hierbas, plantas, frutos, etc. Estos pequeños cristales les otorga un aspecto blanquecino, de ahí el nombre de "helada blanca". Este tipo de fenómeno, no es dañino para las plantas o cultivos de los agricultores, ya que este hielo protege la parte interna de las plantas, y actúa como anticongelante.

El problema se origina cuando no se forma escarcha. Aún cuando las temperaturas son de 0°C o menores, si el porcentaje de humedad está por debajo del 60%, es entonces cuando aparece la "helada negra". 

La helada llamada "Blanca" es cuando se produce escarcha sobre las superficies debido a que hay humedad en el ambiente mayor al 60%. Foto: Shutterstock.

Las llamadas "negras" se producen porque el aire está tan seco que la temperatura no iguala a la de rocío. Es esta la razón por la cual no se produce condensación ni formación de escarcha. 

Este tipo de helada es muy temida en el campo debido a los daños que produce en los cultivos. Se trata de un frío seco que "ataca directamente la estructura interna de las plantas. Los cristales que se forman tienen "forma de cuchillos" que desgarran sus células y membranas internas. Como consecuencia de este fenómeno que se alcanza con el frío extremo sin humedad, los vegetales se terminan secando cuando inicia el proceso de congelación.

La denominación "negra" se refiere a ese aspecto negruzco que adquieren las hojas o tallos jóvenes pudiendo morir la planta entera si los daños afectan sus partes vitales. 

Por lo tanto, cuando vemos que tras una helada nuestras plantas adquieren un aspecto como si estuvieran "quemadas" , no se debe precisamente a la formación de hielo en el exterior, si no, más bien en su interior, explicaron especialistas del portal Meteored.

Cómo prevenir los efectos de la helada negra

Si lo que tenemos son plantas al aire libre, una de las formas de protegerlas para evitar que se sequen, es cubriendo las raíces de la planta con una capa de hojas que impida al frío entrar al subsuelo. Así se evita que el agua que haya en los poros de la vegetación se congele. Este consejo funciona para proteger a árboles o plantas que no están en "reposo vegetativo".

Según sea blanca o negra, la helada puede tener un efecto muy distinto en plantas y cultivos. Conocé las diferencias entre una y otra. Foto: Shutterstock.

En cultivos agrícolas, se suele colocar un sistema que se encargue de rociar la planta con agua desde el momento en que la temperatura baja de 1ºC. Así, se logra que la humedad del ambiente aumente y que el agua se congele sobre hojas y ramas en forma de escarcha. El hielo que se forma hace que los tejidos estén protegidos y no se "quemen" por la helada.

Inundar el suelo, método que se basa en el mismo principio que la protección por aspersión. El objetivo es inundar el terreno para evitar que este se enfríe. Solo se puede realizar en cultivos tolerantes a la asfixia radicular. Es muy eficaz en cultivos bajos.

Otros sistemas de control antiheladas son caros. Para adquirirlos, es necesario disponer de sistemas de control de heladas y tener conocimiento si este tipo de fenómeno afecta año tras año las plantaciones de frutales, echando a perder los frutos.

Cabe destacar que, de las especies frutales de hoja perenne más propensas a sufrir daños por este tipo de helada, se destacan el árbol de paltas, seguido por el olivo, el limonero, el naranjo y el mandarino. 

Archivado en