Explotación sexual

Aseguran que realizar las denuncias ayuda a visibilizar el ciberdelito

Se encendieron las alarmas por un grupo de WhatsApp con más de 500 menores que difunde material de explotación sexual infantil. Las denuncias se hacen a través del Ministerio Público Fiscal.

Redacción MDZ
Redacción MDZ miércoles, 12 de junio de 2024 · 18:16 hs
Aseguran que realizar las denuncias ayuda a visibilizar el ciberdelito

El grupo de la red WhatsApp "metan gente", creado el 2 de mayo, incluye estudiantes de diversas escuelas y clubes. El Ministerio Público Fiscal, a través de la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual, está tomando las denuncias. Aunque no se ha confirmado la participación de adultos en el grupo, se sospecha su posible implicación en la distribución de material fotográfico. Bettina Esteban, psicóloga, docente y coordinadora de la Diplomatura en Cibercrimen en la Universidad Nacional de Quilmes, dialogó en MDZ Radio 105.5 FM sobre esta modalidad.

Resaltó la importancia de la educación en ciberseguridad para prevenir estos delitos. Además, se refirió a la necesidad de llamar a las cosas por su nombre, y realizar un acompañamiento terapéutico a niñas y niños que hayan sufrido este tipo de situaciones.

La especialista explicó que se trata de "una la nueva modalidad de difusión de este tipo de material. Se abren dos cuestiones para analizar. Primero la alarma de que hay adolescentes que acceden a este material porque se meten estos grupos, los que incluyen, los involucran. A veces no saben cuál es la finalidad y terminan encontrándose con material que puede ser muy shockeante de ver. Me ha tocado tener que ver algún material para hacer alguna denuncia, y no es para nada fácil". 

Por otro lado, dijo Esteban, "está la cuestión de cómo se produjo este material. Estamos hablando de material de explotación sexual". En este sentido, hizo una aclaración por demás pertinente: "hacer un tiempo es denomina de esta manera para tratar de abandonar la denominación de pornografía infantil porque no es del todo correcta. Se trata de fotografías de niñas y niños que no tienen una connotación sexual, sino quien tiene su material le da esta connotación". Y agregó: "Quizás el gran porcentaje de los chicos que están en estos grupos son adolescentes, el tema es ¿de dónde es este material? ¿Quién lo hizo circular la primera vez?".

En los establecimientos se activaron los protocolos, informaron a las familias e instaron a realizar acciones legales pertinentes en las fiscalías o en la página del Ministerio Público Fiscal, a través de la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual. Bettina Esteban explicó que, evidentemente, "esto es una forma de atentar contra la integridad sexual. Primero por la identidad de los chicos y las chicas que están en las fotografías y videos, y también por los que se están encontrando con el material. Hay alguien que les está difundiendo un material, pensemos en edades tempranas, a personas de 10, 11 años que todavía no están, desde lo psicológico ni lo emocional, preparados para verlo. Esto puede ser muy traumático".

La psicóloga agregó que, en la actualidad "es muy agresiva la forma de encontrar el contacto con lo sexual, de una forma que no es sana, armónica, que es lo uno quizás pretende para los preadolescentes y los adolescentes. El encuentro con lo sexual se termina convirtiendo en algo traumático por estas formas".

"Esto es parte de las tecnologías, Internet y demás. Lo inmediato en compartir un montón de material, en lo inmediato que se puede ocasionar un daño. Se comparten fotografías, en el caso de estos grupos, y quizás no saben de dónde provienen pero hay un niño o niña en esas fotografías, y si se sigue circulando esa imagen, esa identidad, se sigue violentando a ese niño y a esa niña. Cómo es de inmediato y cómo se viraliza el contenido es muy difícil después de detenerlo. Esto requiere que se hagan las denuncias, que esto se haga visible ante la Justicia para que pueda tomar medidas. Eliminar el material, por ejemplo, si está circulando en los grupos de WhatsApp, darle de baja de donde está", dijo Esteban.

En cuanto a las principales responsabilidades, la especialista advirtió que las grandes empresas "si bien manifiestan algunas políticas de protección con respecto a determinados contenidos, no podemos dejar todo librado a manos de las empresas proveedoras de servicios, de las empresas que están detrás de los grandes medios de comunicación, de los grandes proveedores de Internet", propuso como principal herramienta "convocar a los adultos". "Los padres, los adultos responsables en las escuelas, los clubes, se impliquen en la medida que puedan. Realizando una denuncia, conteniendo a los chicos, haciendo alguna pequeña actividad de sensibilización, de prevención, tratando de explicar el alcance que tiene esto. Quizás para los chicos es algo gracioso incluirse en un grupo, incluir a otros sin avisarles, pero que pueden tomar dimensión del riesgo que esto trae, del efecto que puede tener sobre otros chicos".

Bettina Esteban explicó que "tenemos en nuestra legislación nacional el tema del grooming, el ciber acoso a niños para obtener imágenes, videos o para agredirlo sexualmente, la mal llamada pornografía infantil que tiene que ver con la circulación y producción de material de abuso. Estas cuestiones normativamente ya están protegidas por nuestro Código Penal. Lo que resta es visibilizar a partir de las denuncias esta situación. Tener mayor número de denuncias, es porque esto está sucediendo y requiere de otras medidas: educativas, legislativas, penales, de todo tipo".

Por último, agregó que esto permite la posibilidad de "diseñar alguna herramienta, algún programa, alguna política pública de cuidado. Lo que es muy necesario con estos casos es el acompañamiento terapéutico a los chicos que han sufrido alguna situación".

Escuchá la entrevista completa:

Archivado en