Crisis salarial

Misiones: bancos cerrados por falta de policía y la seguridad privada como solución

Por el conflicto que mantiene el Gobierno provincial con la policía, los bancos buscan una salida para poder funcionar, aunque no llegan camiones de caudales.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad miércoles, 22 de mayo de 2024 · 20:20 hs
Misiones: bancos cerrados por falta de policía y la seguridad privada como solución
Sucursal del Banco Nación en Misiones Foto: X

El conflicto policial en Misiones sigue perjudicando distintas aristas de la vida diaria en la provincia, llegando ahora a perjudicar a los bancos en su funcionamiento habitual. Las entidades financieras de la provincia debieron suspender servicios por falta de seguridad y apelan al sector privado para mantener la atención.

La crisis general por la falta de policías en la provincia de Misiones lleva varios días a causa de las protestas por una mejora salarial. La negociación se mantiene sin lograr una solución, como así tampoco sin un horizonte claro de acuerdo, por lo que preocupa la situación de la población.

Muchos bancos de la provincia debieron cerrar sus puertas debido a la falta de oficiales, mientras que algunas sucursales apelaron a la seguridad privada. Cabe aclarar que, según establece el Banco Central, los procedimientos que requieren de presencia de personal de seguridad pueden llevarlos a cabo policías como empresas privadas, aunque estos últimos sin portar armas.

Desde La Bancaria, según informó el medio misionero El Territorio, señalaron que "en San Vicente, por ejemplo, la sucursal del Banco Nación no abrió sus puertas al público hoy miércoles; y ayer martes hubo sucursales como Oberá, San Javier y Puerto Esperanza del Banco Nación que no abrieron por falta de seguridad policial". Mientras tanto, en la sucursal del Banco Nación de Posadas, hay una guardia mínima con policías de civil.

En la localidad de Oberá, los bancos Macro, Galicia, Corrientes y BBVA trabajan con normalidad bajo las prestaciones de entidades de seguridad privada, como lo hace la sucursal de Macro en Campo Vieira, a 20 kilómetros de la otra ciudad. El Banco Nación, en cambio, no abrió sus puertas hasta que contrataron seguridad privada a fin de poder prestar atención a su clientela.

También, según señalaron desde La Bancaria, los camiones de caudales no llegan a las distintas entidades financieras por los cortes de ruta, lo que genera una imposibilidad de prestar servicios por falta de dinero líquido para las operaciones.

Archivado en