Semana de la vacunación

Por qué es crucial vacunarse en medio de una ola de enfermedades respiratorias

Tras el lanzamiento de la vacuna contra el virus respiratorio sincitial, profesionales de la comunidad científica advierten acerca de la importancia de continuar los planes de inmunización.

Agustina Castro
Agustina Castro miércoles, 24 de abril de 2024 · 20:46 hs
Por qué es crucial vacunarse en medio de una ola de enfermedades respiratorias
Pfizer lanzó la vacuna contra el virus respiratorio sincitial Foto: Gentileza Pfizer

Del 20 al 27 de abril, se celebra la 22° Semana de Vacunación en las Américas (SVA), así como la 13° Semana Mundial de la Inmunización. El lema, dictado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), reza: “Actúa ahora para proteger tu futuro. #Vacúnate”. Se trata de una política de salud que busca concientizar a la población acerca de la importancia de la inmunización, y “el desarrollo a escala global que salva millones de vidas cada año". Asimismo, hacen hincapié en la urgencia de contrarrestar la información falsa que circula en contra de la inoculación, puesto que representa un peligro para la salud de las personas.

En el mismo sentido, y con unos días de anticipación a la Semana de Vacunación de las Américas, la prestigiosa empresa biofarmacéutica Pfizer llevó a cabo el Seminario Latinoamericano de Vacunas, con sede en la Ciudad de Buenos Aires. A lo largo de dos días, profesionales de la salud y expertos en el área de inmunización, expusieron la evidencia que existe tras la creación de cada vacuna para mantener a la población mundial sana, poniendo como ejemplo el trabajo desempeñado durante la pandemia por el covid-19, y combatiendo enfermedades como la Neumonía, el Sarampión y el Virus Sincitial Respiratorio.

A cuatro años de la llegada de la pandemia de coronavirus, por la cual la población mundial debió acatar una extensa cuarentena e inocularse a modo preventivo, los prestigiosos organismos internacionales de la salud advierten que aún se reportan contagios, por lo cual los métodos de prevención deberían seguir vigentes. “Es primordial, entender que la inmunización previene enfermedades, discapacidades y defunciones por enfermedades prevenibles por la vacunación, como es el caso del covid-19”, expresaron desde Pfizer.

Del 20 a 27 de abril, se celebra la 22° Semana de Vacunación en las Américas (SVA). Foto: Gentileza Pfizer

Pero la reciente emergencia sanitaria no sólo implicó una rápida actuación por parte de la población y el lanzamiento de las vacunas que frenarían los contagios en tiempo récord, sino que, además, se dio en paralelo al crecimiento de la infodemia. Este peligroso fenómeno tuvo lugar a partir de la sobreabundancia de información, que a su vez fue posible gracias al desarrollo de las redes sociales y las plataformas de Internet en donde abundan creadores de contenidos -algunos confiables; otros, engañosos-.

“La información errónea y falsa puede perjudicar la salud física y mental de las personas, incrementar la estigmatización, amenazar los logros conseguidos en materia de salud y espolear el incumplimiento de las medidas de salud pública, lo que reduce su eficacia y pone en peligro la capacidad de los países de frenar la pandemia”, alertó en ese entonces la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A pesar de que se dictaminó el fin de la pandemia hace un año, la infodemia sigue presente en cada dispositivo electrónico, con personas difundiendo información falsa con el fin de ganar seguidores y “me gustas” en las redes sociales. Esta problemática, además, se ve vinculada con la escasa llegada que tienen los verdaderos profesionales de la salud y una carente política de estado que haga foco en la difusión de mensajes informativos sobre las enfermedades que predominan en la actualidad y las vacunas que están disponibles para prevenirlas.

Los desafíos en materia de inmunización en la era de la infodemia

Desde Brasil, la Dra. Luana Araujo viajó a Buenos Aires para dar una charla enfocada en las “Dudas sobre la vacunación, una preocupación mundial, y el papel de la comunicación”, en el marco del Seminario Latinoamericano de Vacunas. La reconocida Médica Infectóloga y directora de Seguridad e Innovaciones Sanitarias en el Centro para el Avance de Innovaciones en los Sistemas Sanitarios (CAdHSI) de Brasil, aseveró que “la comunicación es uno de los desafíos en la vacunación en la actualidad”, asegurando que la infodemia no se limita a lo que se vivió en la pandemia en cuanto a la difamación de la eficacia de las vacunas y la consecuente renuencia a ellas, sino que “afecta al futuro de la medicina”.

La Dra. Luana Araújo habló de las dudas sobre la vacunación y los desafíos que tiene la comunidad científica para comunicar su eficacia. Foto: Gentileza Pfizer

A lo largo de estos años, han circulado miles de mitos en torno a la vacunación hasta el punto de que los propios pacientes le preguntan a los profesionales si “eso que vieron en TikTok es real”. Ejemplificando, Araujo citó una consulta que le hicieron, remarcando el daño que puede provocar la falta de información verídica en el tema: “La gente pregunta por mitos como ‘¿Qué hay adentro de esa vacuna? Me dijeron que causa autismo’. Del mismo modo, según cuenta la especialista, en Brasil se hicieron populares las fiestas o encuentros de sarampión, difundidas por cualquier persona que creía que era mejor que todos los niños se contagiaran al mismo tiempo para no traerles complicaciones al adulto. Esta “búsqueda de inmunidad colectiva”, en realidad, incentiva mayores brotes de la enfermedad, en lugar de prevenir el contagio a otras personas.

“La renuencia a la vacunación se acrecentó con la pandemia, pero ocurría desde el 2016. No solo sucedió con la vacuna contra el Covid-19, sino que se replica a otras vacunas, a pesar de ser gratuitas y accesibles”, confió Araujo en su exposición, y fue autocrítica con el sector de la salud que ocupa: “La mala comunicación nos hace víctimas del espacio muerto. Los profesionales sabemos que no existe un espacio muerto en nuestro organismo; cualquier cavidad que se cree, será ocupada por algo, aunque no siempre será lo mejor para ese espacio. En nuestro cuerpo todo funciona así; en la comunicación, también. Médicos y científicos tuvimos una percepción de riego equivocada. El ‘espacio muerto’ -que se dio por la carente proporción de información sencilla por parte de los profesionales- fue reemplazado por las redes sociales e información en la web”.

La escasa confianza general en las vacunas surge de la percepción de bajo riesgo, de acuerdo con sus declaraciones. “La gente piensa que ‘si todos estamos bien y no hay enfermedades, no tendremos motivos para vacunarnos’. Pero, en realidad, es por el éxito de las vacunas, la percepción de bajo riesgo y la falta de comunicación acerca de la efectividad de la vacunación”, manifestó Luana en el Seminario de Pfizer.

La Dra. da diversas columnas de salud en medios de Brasil y la CNN. Foto: Instagram @drluanaaraujo

Para poder combatir la infodemia y, así, seguir adelante con las campañas de inmunización a nivel global, la Dra. propone el “Modelo de las 3C: Afianzar la Confianza con las vacunas, la Complacencia y Conveniencia (en cuanto a la alfabetización sanitaria). Asimismo, profundizó en que es esencial “entender el poder de las redes sociales, a pesar de que hay gente que dice que los médicos no tienen que exponerse. Hoy el paciente sale el consultorio y entra a internet para saber qué hacer con el diagnóstico. TikTok, ChatGPT, Google, Youtube son sus fuentes, porque encuentran un video hablado, dependen de ello para entender la información, es una imagen con la que la persona se identifica”.

“Corregir la desinformación, asociarse con voceros confiables, involucrarse, liderar con empatía. Recalcar que la vacunación ayuda a proteger la salud de familias y comunidades”, concluyó Araujo. Del mismo modo, desde Pfizer recalcan que la “población debe mantenerse atenta y adherirse a todas las recomendaciones que se generen, teniendo como referentes paginas oficiales de la Organización Panamericana de la Salud, PAHO, o entidades autorizadas en salud que están en constantemente monitoreo de los cambios epidemiológicos y tendencias de circulación de virus respiratorios, como influenza, VSR, COVID-19 y otros; es importante evitar confusiones y fomentar una comunicación efectiva para combatir la propagación de enfermedades respiratorias.

Archivado en