Crisis universitaria

UBA: cuánto hace falta para que los números cierren y termine el conflicto

El Gobierno aumentó el presupuesto de las universidades nacionales pero desde la UBA remarcan que no alcanza.

Gonzalo Barrera
Gonzalo Barrera lunes, 22 de abril de 2024 · 16:01 hs
UBA: cuánto hace falta para que los números cierren y termine el conflicto
La crisis en la UBA genera conflictos con el Gobierno y crece el descontento. Foto: EFE

La Universidad de Buenos Aires (UBA) es la mayor entidad de la educación superior argentina, no solo por la calidad de muchos de sus egresados sino también por la cantidad de alumnos y docentes que forman parte de ella. El costo de toda esa estructura es altísimo, por lo que un presupuesto de enero de 2023 sin ajustar es lógicamente insuficiente, pero el problema es cuántos se necesita para financiarla.

Aunque el Gobierno anunció una asignación extraordinaria y fuera de presupuesto a las universidades nacionales, desde el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) dijeron no tener conocimiento al respecto. Igualmente, el Gobierno siguió adelante con el fin de desactivar la marcha universitaria y reclama que el aumento del 140% tampoco alcanza, por lo que la protesta seguirá igual.

Más allá de los números, es bueno aclarar que los partidos políticos tienen sus garras metidas en las universidades nacionales, tanto en los centros de estudiantes como en los claustros docentes, lo cual propicia un escenario donde hasta puede discutirse si es de día o de noche con tal de oponerse o apoyar a un Gobierno. A pesar de ello, es claro que los fondos de enero de 2023 es imposible que alcancen para cubrir lo mismo hoy, así como un salario aumenta, el presupuesto también debe hacerlo.

El Gobierno de la Nación informó un aumento del 70% para marzo y otro igual para mayo, además de una asignación extraordinaria para hospitales que dependen de estas universidades nacionales. La posición de la administración nacional es la de desactivar el conflicto, pero al parecer seguirá adelante la manifestación y se continuará reclamando por una mejor actualización.

En el caso de la UBA, el presupuesto es de 121.000 millones de pesos, el cual no alcanzaría para sostener la entidad, pero tampoco alcanzaba el año pasado. Según explicaron desde la UBA, en 2023 se sostuvo el sistema gracias a partidas presupuestarias discrecionales para combatir la inflación, pero ese sistema de "parches" se suspendió al llegar el nuevo Gobierno y casi no hubo comunicación entre las partes hasta el anuncio de los aumentos de la semana anterior.

Clases abiertas en protesta al recorte presupuestario. Foto: EFE.

"En términos relativos a los gastos de funcionamiento habría que multiplicarlos nominalmente por entre tres y cuatro con respecto al año pasado, para empatarle a la inflación", según explicó Guillermo Durán, decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, a MDZ. Además agregó que hay que tener en cuenta, también, los sueldos de quienes trabajan en la UBA: "Haría falta un reajuste de los mismos de un 40% aproximadamente, para empatarle a lo que teníamos en diciembre".

Ya la semana pasada, el director del Ciclo Básico Común, Felipe Vega Terra, anunció que no podrían iniciar el siguiente cuatrimestre de no contar con los fondos suficientes. Ricardo Gelpi, rector, y Emiliano Yacobitti, vicerrector, también destacaron la imposibilidad de mantener la UBA en funcionamiento más allá de mayo.

Centros de estudiantes reformistas, izquierdistas y peronistas acompañan el reclamo institucional. Foto: Juan Mateo Aberastain/MDZ.

Este último explicó a este medio que "con todos los aumentos que el Gobierno está planteando hoy, los dos 70% son un 105% anual. Solamente, ajustando por inflación, fue del 300%". Además, Yacobitti remarcó que, del costo de la UBA, el 88% son salarios, los cuales se vieron fuertemente afectados en los últimos meses: "Hubo una perdida del 36% en los últimos cuatro meses, mientras que el resto de las dependencias del Estado fue del 17%".

En referencia a la marcha que se realizará mañana, celebró que "cada vez vemos más gente se une al reclamo". En referencia a la participación política-partidaria que se va mostrando cada vez más en escena, señaló: "No podemos evitar que haya un juego político, pero en el palco vamos a estar actores de la academia y a los partidos les pedimos que vayan con banderas argentinas". También fue contundente y marcó que "no son los que defienden la universidad pública los que tienen que dar explicaciones".

Archivado en