Flota nacional

La peligrosa situación que tiene en vilo a la comunidad pesquera

En una nota dirigida a autoridades nacionales, desde el colectivo "Ningún hundimiento más" expusieron una serie de reclamos sobre la flota naval.

Federico Bruno
Federico Bruno lunes, 22 de abril de 2024 · 15:02 hs
La peligrosa situación que tiene en vilo a la comunidad pesquera
Familiares de las víctimas de hundimientos. Foto: Télam

El sector de la pesca se encuentra en vilo por la posible entrada de barcos usados a la flota nacional, con los peligros que conllevan esta maniobras, y con la alarmante estadística que contabilizó 63 hundimientos en los últimos 23 años, según el Obervatorio de Prácticas Pesqueras.

Desde el el colectivo "Ningún hundimiento más", que reúne a cientos de familiares de víctimas de naufragios, expusieron una serie de reclamos ante las autoridades nacionales y les pidieron al Subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Antonio Lopez Cazorla, y el Subsecretario de Industria de la Nación, Lic Javier Cardini, que arbitren las medidas para evitar la incorporación de embarcaciones "deficientes", en una acción que tildaron de "nefasta".

Según la información a la que accedieron en la organización, y que confirmaron a MDZ, un grupo empresario está buscando incorporar al menos cinco barcos pesqueros cuya antigüedad data de 43, 35, 37, 36 y 25 años respectivamente.

Tras el hundmiento de los buques "Repunte" y "Rígel", con tripulantes marplatenses en su mayoría, se elevaron distintas solicitudes para bregar por la seguridad del personal embarcado y limitar la antigüedad de los buques pesqueros. "Finalmente se sancionó el DNU 145/19 que establece una vida útil máxima de 40 años, aunque siempre estuvimos disconformes con que ese límite comenzara a regir dentro de 20 años o 14 mejor dicho porque ya han pasado 6 desde la firma del DNU", expresaron en la misiva.     

"De todos modos la renovación de la flota comenzó a darse con barcos nuevos y este ha sido un proceso que celebramos ya que se han reducido la cantidad de accidentes fatales. Sin embargo somos conscientes que esto no solo se debe al DNU 145, sino también a la decisión de no permitir la importación de barcos usados. Si esa decisión de impedir la importación de barcos usados fuera cambiada es evidente que todo este proceso se discontinuaría", contrastaron.

Familiares de las víctimas del naufragio de "El Repunte" - Foto: Ningún hundimiento más

En el 2019, cuando salió dicho DNU, les informaron a los empresarios que tenían 21 años para renovar la flota porque así fue la vigencia del decreto, y aunque muchas firmas comenzaron a incorporar barcos nuevos y los viejos fueron a desguace, aunque con una medida de este tenor todo se podría revertir. 

La socióloga Gabriela Sánchez, referente de la organización, se preguntó "¿Que armador va a creer que dentro de 14 años no puede haber buques pesqueros que tengan más de 40 años de antigüedad si el Estado permite hoy la importación de barcos que ya tienen casi 40 años?". "Además donde un primer caso prospere es evidente que habrá una catarata de pedidos de importación similares. La edad promedio de la flota volverá a subir y todo el esfuerzo habrá sido en vano", lamentó la hermana del capitán del barco Repunte, que se hundió frente a las costas de Chubut el 17 de junio de 2017. 

 "Por más que ustedes o la propia Prefectura nos aseguren que estos barcos están en buenas condiciones todos sabemos que un buque de más de 20 años de antigüedad puede tener vicios ocultos imposibles de detectar. Por ello, e independientemente de hacerlos responsables por los daños que una eventual autorización de importación vaya a generar, los haremos también responsables de las pérdidas de vidas humanas que pudieran ocurrir en estos buques ante un accidente, ya que nuestro país estará aceptando incorporar barcos que las naciones del primer mundo rechazan", concluyeron en la nota enviada a los funcionario de Javier Milei. 

Los firmantes confían que estas autorizaciones de importación y transferencias de permisos de pesca sean denegadas por la resistencia de la comunidad pesquera. 

Buscan que la flota se renueve por completo - Foto: Ningún hundimiento más

Otro proyecto para garantizar la seguridad de los marinos

"Ningún hundimiento más" también impulsó un proyecto para que todos los tripulantes lleven dispositivos de geolocalización que faciliten su búsqueda ante un incidente.

Los antecedentes más cercanos los encontraron en esquiadores que pudieron ser rastreados en avalanchas y otros accidentes en la nieve por algo similar a un GPS, en ese caso utilizados en su indumentaria especial para las condiciones extremas, con la singularidad que en los tripulantes no hay estandarizada "ropa de trabajo" y cambia según sus tareas.

"Ayudaría en el caso de naufragios y si un tripulante cae al agua de forma accidental", explicó Gabriela Sánchez, quien señaló que "en los últimos 23 años se registraron 63 hundimientos que dejaron un centenar de víctima fatales, lo cual hace de este tema algo urgente", por eso la nota fue remitida a distintos sectores del gobierno y la política en general, y que ya tuvo la primera respuesta favorable de la Junta de Seguridad en el Transporte (JST).

Sánchez también participa del Observatorio de Problemáticas Pesqueras que elabora informes pormenorizados de esta problemática y que arrojó datos reveladores vinculados a los hundimientos y sus causas. En su última publicación, graficaron que "el promedio de los barcos hundidos tienen una antigüedad de 44 años, mientras que la antigüedad de la flota pesquera argentina es de 38", por ende las embarcaciones siniestradas "tienen una antigüedad más alta que la media". 

La medida lleva como lineamiento principal "encontrarlos vivos" si el dispositivo, por ejemplo conectado a la muñeca, hace sonar una sirena en el barco de forma inmediata al entrar en contacto con el agua, impulsada por el cambio de presión. 

Con el objetivo de brindar mayor seguridad en las embarcaciones de altura, desde la multisectorial "Ni un Hundimiento Más" y la "Agrupación Marítimos del Sudeste" presentaron un proyecto para dotar a las embarcaciones de Dispositivos de Protección para Tripulantes (DPT) que constan de una alarma en la timonera y un localizador radio-baliza.

Luego los gremios señalaron que, en ese marco, propiciamos el camino del debate y el consenso con todas las instituciones involucradas para mejorar y profundizar los contenidos del DNU. 145/19, que decreta los lineamientos para la modernización de la flota pesquera argentina.

“La misma (por la flota pesquera nacional) resguarda fundamentalmente el trabajo en la industria Naval argentina, no es una cuestión menor en estos tiempos que transita la Argentina y los actores que estamos vinculados a una plataforma logística extractiva y exportadora generamos estos consensos, resguardando los legítimos intereses de cada sector.

Archivado en