Inflación

Los aumentos golpean a los lectores: los libros están cada vez más caros

En medio de la crisis económica, y a días del comienzo de las clases, los libros no paran de aumentar y preocupa la dificultad para acceder a ellos.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad domingo, 4 de febrero de 2024 · 19:20 hs
Los aumentos golpean a los lectores: los libros están cada vez más caros
Los libros están cada vez más caros en medio de la inflación Foto: Alf Ponce Mercado / MDZ

Los libros son, sin lugar a dudas, uno de los vehículos principales de las culturas de los pueblos. En ellos hay conocimiento, vivencias e historias fundamentales para educarse y formarse, aunque siempre han tenido una característica particular, suelen ser productos caros, más ahora como parte del contexto inflacionario que afecta a todos los rubros.

Dentro de los libros que se venden en el país, llama la atención el precio de los clásicos de la literatura argentina, los cuales son parte troncal de la cultura literaria del país. Un ejemplar común del Martín Fierro, obra de José Hernández, en las librerías más reconocidas de la Ciudad de Buenos Aires, cuesta en torno a los $5.000, duplicándose el precio para ejemplares de ediciones más sofisticadas.

Aún más caros son libros de cuentos como El Aleph, de Jorge Luis Borges, que cuesta al menos $14.000, pudiendo pagarse hasta unos $20.000. Más económicas son algunas ediciones de la novela La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares, que comienzan a pagarse unos $5.000 en sus ediciones más simples, pero con ediciones que superan los $15.000.

Obras de teatro como ¡Jettatore!, de Gregorio de Laferrère, oscilan también entre precios similares a los del Martín Fierro. En cambio, la célebre Rayuela, de Julio Cortázar es uno de los clásicos más caros del mercado, costando entre $18.000 y $40.000. Estos libros, todos de producción nacional, se encuentran "intervenidos" por el precio del dólar, ya que el papel varía en torno a esas cifras, como también por los precios de distribución, el salario de los empleados para su producción y otros materiales que se necesitan en una edición.

Estos altos precios no son ni más ni menos que similares a los precios internacionales, pero siendo el mercado argentino, principalmente el porteño, uno de los que mayor demanda tiene sobre los libros. Es difícil encontrar librerías vacías, donde no haya al menos un par de clientes viendo libros para ver si algún autor lo tienta.

Los libros clásicos argentinos más económicos están al menos $5.000. Foto: Alf Ponce Mercado / MDZ.

En la Ciudad de Buenos Aires, así como hay librerías descomunales como la del viejo cine Grand Splendid, que son parte obligada del circuito turístico porteño, también las hay más pequeñas en cualquier barrio. Esto hace que sea la ciudad con mayor cantidad de librerías cada 100.000 habitantes, con 25, según el informe de la consultora BOP realizado en 2022.

Con todo ese contexto de alta demanda y oferta, sorprenden los precios de los libros, como también la aceleración en su inflación, sin ser un rubro con precios congelados. Estos aumentos son parte del ajuste inflacionario que orquestó el Gobierno con la liberación de precios en todos los sectores, por lo que se estima que la inflación corrija los valores de mercado para luego estabilizarse, según anhela el Gobierno nacional.

Estos altos precios preocupan a muchos padres de niños y adolescentes en edad escolar, que deberán comprar estos libros para la educación de sus hijos. A esto, se suman los constantes aumentos en materiales y cuotas, para los que envían a sus hijos a colegios privados, de cara a un arranque de ciclo lectivo que requerirá de una fuerte inversión.

Archivado en