Opinión

Día de la Obstetricia y de la Embarazada: la construcción de un vínculo es la clave

Se celebra cada 31 de agosto el día de la obstetricia y la embarazada, expertos hablan sobre la relación con el paciente, avances y lo que falta por recorrer.

Ariana Santillán jueves, 31 de agosto de 2023 · 17:24 hs
Día de la Obstetricia y de la Embarazada: la construcción de un vínculo es la clave
La obstetricia es una especialidad médica dedicada al cuidado de la mujer y del niño por nacer durante el embarazo, parto y puerperio. Foto: MDZ

Cada 31 de agosto se celebra el Día de la Obstetricia y la Embarazada, en conmemoración al fallecimiento de San Ramón Nonato en Cardona, en el año 1240. Cuenta la historia que fue elegido como patrono dado las condiciones de su nacimiento: el apelativo nonnatus (en latín: no nacido), deriva de haber sido extraído del útero de su madre por el vizconde de Cardona, mediante una
cesárea abdominal después de que ella hubiera fallecido. La obstetricia es una especialidad médica dedicada al cuidado de la mujer y del niño por nacer durante el embarazo, parto y puerperio. En dicha tarea, se cuenta también con el invaluable acompañamiento del Lic. en obstetricia.

Todo vínculo entre el equipo de salud y los pacientes es clave, pero mucho más aquel que se forja en un momento tan especial para las personas gestantes y sus familias, como la llegada de un nuevo integrante. Como toda relación interpersonal, se encuentra atravesada por diversas dimensiones, en este caso en particular por connotaciones científicas, éticas, filosóficas y sociológicas. El cuidado permanente, los controles periódicos y la confianza mutua, contribuyen a hacer de esta etapa, una experiencia positiva, respetuosa y atravesada por la ternura.

En este día celebremos la vida y la labor de quienes se dedican a cuidar y acompañar el increíble viaje de traer una nueva vida al mundo. Foto: MDZ

¿Qué aspectos contribuyen a hacer que la experiencia del embarazo sea positiva y respetuosa?

La empatía y fluidez en la comunicación se convierten en herramientas indiscutidas de tan importante vínculo. La consideración de las necesidades de cada persona y sus familias, en un ámbito no prejuicioso y predispuesto al cuidado de los niños por nacer, resulta esencial. Es importante trabajar en conjunto para establecer un vínculo sólido que fortalezca el cuidado integral de las mujeres en todas las etapas de sus vidas. Desde el embarazo y la preparación para la maternidad y paternidad, hasta abordar la salud sexual y reproductiva, así como el proceso de parto, nacimiento, puerperio y lactancia.

Es esencial contar con un equipo de profesionales de la salud que ofrezca un apoyo efectivo, responda a preguntas y sea receptivo a una amplia gama de necesidades. A medida que la confianza mutua crezca, los encuentros con el obstetra se convertirán en espacios de cuidado, información y compromiso con la salud.

Hoy, en este día especial, celebremos la vida y conmemoremos la labor de quienes se dedican a cuidar y acompañar el increíble viaje de traer una nueva vida al mundo.

* Dra. Ariana F. Santillán, MN 161646, obstetra de Halitus Instituto Médico.

Archivado en