Mar del Plata

Escándalo en los Juegos Bonaerenses: descalificaron a una delegación por negligencia y hay pedidos de renuncia

El evento insólito tuvo lugar en Mar del Plata, la ciudad donde se disputan las finales del certamen. El intendente Guillermo Montenegro decidió apartar a su secretario de Cultura, Carlos Balmaceda.

Federico Bruno
Federico Bruno jueves, 24 de agosto de 2023 · 20:14 hs
Escándalo en los Juegos Bonaerenses: descalificaron a una delegación por negligencia y hay pedidos de renuncia
Una comitiva de marplatenses quedó descalificada porque programaron mal su viaje Foto: Deportes GBA

Cerca de 50 adolescentes marplatenses que debían viajar a Ayacucho para disputar la etapa regional de los Juegos Bonaerenses quedaron descalificados porque los funcionarios del área de Cultura que debían reservar los micros para su traslado se confundieron la fecha y los contrataron para el día siguiente. Ante la negligencia, el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro pidió la renuncia del escritor Carlos Balmaceda, titular de la Secretaría, y de tres de sus alfiles. 

Todo comenzó con una serie de denuncias que se viralizaron en redes sociales donde en la mañana del miércoles familiares de los competidores pedían explicaciones por la descalificación inmediata del certamen al no poder concretar el viaje. Fueron los encargados de una empresa de transporte los que les dijeron que el colectivo había sido contratado para otra fecha.

Los estudiantes ya habían avanzado en la competición en diversas categorías artísticas, como folclore y escultura, y a pesar de su entrenamiento y esfuerzo no pudieron ser evaluados por el jurado de la competencia en la antesala de las ansiadas finales, que se disputan tradicionalmente en su ciudad.

Sin comunicaciones oficiales, los funcionarios municipales apuntados por el grosero error administrativo adujeron que hubo un cambio de fecha "intempestivo" y que habían recibido tarde la reprogramación, pero desde el Gobierno bonaerense señalaron que todo se desarrolló tal como estaba estipulado para poder permitir la llegada de todos los competidores en tiempo y fecha. 

Carlos Balmaceda cuando juró ante el intendente Montenegro - Foto: Twitter @C_Balmaceda

Rápidamente el intendente Guillermo Montenegro se hizo eco de la situación, en un alto de la vigilancia que encabeza para prevenir los saqueos, y se comunicó con el secretario de Cultura, el reconocido escritor Carlos Balmaceda, que esbozó explicaciones inconsistentes y que horas más tarde recibió un pedido de renuncia. 

Junto al funcionario que forma parte de la gestión desde diciembre de 2019, y que antes se desempeñó como Director del Sistema de Bibliotecas de General Pueyrredón, también fueron invitados a presentarla sus subordinados, Christian Rabe (actual director general de Cultura), Damián Arregui (director coordinador de Cultura) y Julio Neveleff (director general de Bibliotecas).

En paralelo, el jefe comunal pidió los contactos de las familias de los damnificados y les pedirá disculpas de forma directa con la promesa de interceder para ver si consigue que los viajes estipulados puedan concretarse. Todos deberían recibir su llamado en el transcurso de la tarde del jueves, la fecha que se fijó para la contratación del micro, 24 horas más tarde que la necesaria. 

Las quejas de los familiares de los descalificados de los Juegos Bonaerenses encendieron las alarmas - Foto: Facebook Ana María Lamberti.

Una de las familiares de los alumnos lamentó que los funcionarios que incurrieron en el error no tomaran en cuenta "el tiempo de ensayos, los gastos de vestuarios y las ilusiones de todos los involucrados".

"Esto es desidia, irresponsabilidad, falta de criterio o una asquerosa jugarreta política para boicotear un evento que es para todos los que desean participar, sin política y sin banderías. Merecemos una explicación y que alguien en la Municipalidad arregle este desastre", lamentó la usuaria de Facebook, Ana María Lamberti.

La gestión de Balmaceda tuvo otros reclamos que resonaron con fuerza como los artistas locales que criticaron que en las temporadas de verano cedió espacios de la órbita municipal a compañías de teatro porteñas, la organización de las ferias del libro fueron más austeras que nunca, o nunca aclaró por qué hay bibliotecas que cerraron en la pandemia y jamás volvieron a abrir.

Cabe remarcar que el mes pasado Montenegro también apartó a dos empleados que, usando equipos de transporte municipales, robaron arena de la playa y no supieron explicar cuál fue el destino. 
 

Archivado en