Entrevistas MDZ

Alejandro Roemmers: "Trato de aportar bienestar y mejora no sólo desde el contenido literario, sino también desde lo tangible"

El escritor y filántropo argentino Alejandro Roemmers fue galardonado con el Premio San Francesco por la Pontificia Universitá Antónianum de Roma, convirtiéndose en el primer laico en recibir esta distinción de la Orden Franciscana.

Florencia Arbeleche
Florencia Arbeleche martes, 16 de mayo de 2023 · 11:00 hs
Alejandro Roemmers: "Trato de aportar bienestar y mejora no sólo desde el contenido literario, sino también desde lo tangible"
Alejandro Roemmers

Escritor, productor musical, teatral, audiovisual y filántropo argentino, Alejandro Roemmers recibió recientemente el Premio San Francisco, que otorga la Pontificia Universitá Antónianum de Roma, por su labor en la promoción de valores humanos de compasión y solidaridad, y por apoyar diferentes proyectos que facilitan el acceso a vivienda, salud y educación a cientos de familias en Sudamérica y África. Es uno de los mayores donantes de Médicos Sin Fronteras, UNICEF y otras ONG a nivel mundial. Además, está promoviendo una iniciativa de abrazos universales por la fraternidad para fomentar la paz y el amor entre los habitantes del planeta. La idea es generar abrazos en diferentes ciudades del mundo, con la participación de jóvenes de todas las etnias, inspirada en la constante proclama de San Francisco de Asís "Somos todos hermanos".

Como presidente de la Fundación Argentina para la Poesía, Roemmers se ha destacado por su labor en la promoción de la cultura y las artes, y por ser un destacado mecenas de artistas. El premio que recibió días atrás en Roma -equivalente al nobel de la Paz- se ha entregado desde hace varias décadas, pero es la primera vez que se otorga a un laico. El galardón destaca los valores espirituales que fomentan sus obras, en línea con el papa Francisco y San Francisco de Asís.

“Gracias por la audacia, valentía y apertura de conciencia que han tenido para distinguir a una persona con un recorrido y un estilo de vida tan diferente, pero que sin embargo he proclamado durante todos estos años: el permanente mensaje de amor en consonancia con el mensaje de Jesús de Nazaret y nuestros queridos Franciscos, de Asís y nuestro Papa. Quiero agradecer a mi madre, que fue quien me impulsó en este camino espiritual, a mi abuela materna que con su ejemplo hizo de mí una mejor persona, a toda mi familia y a mis amigos”, expresó Roemmers al recibir el galardón.

Con una extensa trayectoria como escritor, presentó en 2008 su libro de carácter espiritual, “El Regreso del Joven Príncipe", que ha sido traducido a más de 40 idiomas. Esto lo convirtió en uno de los autores argentinos con más libros vendidos, con 3.5 millones de copias. Sus libros de poemas han sido distinguidos en toda Latinoamérica y España. En 2009 fue reconocido como obra de interés cultural por la Cámara de Diputados de la Nación. Es miembro de la Academia de Artes Escénicas de España. Además, es Profesor Honorario de la UNAM (México), Universidad de Los Andes (Chile) y Universidad Nacional de La Matanza (Argentina).

Su última novela, Morir lo necesario, fue presentada en 2022 y recibió elogios del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

- ¿Qué significa haber recibido el premio San Francesco?
- Recibir el Premio San Francesco es algo que me emociona profundamente porque no se ha otorgado, como otras veces, a una obra escrita sino a la trayectoria de una vida, a una forma de ser o como lo ha llamado la Orden de los Frailes Menores (OFM) a un “talante franciscano”.  Y esto se debe a que desde muy temprana edad y de todas las formas posibles, yo he procurado vivir y transmitir los valores cristianos a pesar de todas las dificultades. Realmente lo viví como una experiencia muy movilizadora, un momento sumamente intenso cargado de gran espiritualidad y buena energía en que todos nos emocionamos profundamente. Estoy muy agradecido por este reconocimiento.

Para Roemmers al recibir el Premio San Francisco.

- Usted es reconocido por su amplia labor solidaria en todo el mundo. ¿Cuál es la tarea que realiza en la Argentina y cuáles son las principales urgencias?
- En la Argentina colaboro con las necesidades del prójimo de muy variadas formas: a través de CÁRITAS entregando comida directamente en varios hogares de niños, comedores sociales y merenderos para niños; ayudando a la construcción de hogares para familias desamparadas; donando libros y otros elementos para la educación en colegios de varias provincias y también en algunas bibliotecas; donaciones en casos de operaciones costosas y de catástrofes naturales en la región. Además, realizo mecenazgo para artistas comprando sus obras y donando instrumentos musicales para orquestas juveniles. Contribuí a transformar el pueblo de San Francisco, en la provincia de Jujuy, hacia un modelo de economía empoderativa, sostén de santuarios, hogares de tránsito de niños, hospitales, etc. También trabajo impulsando la creatividad y la detección de talentos en los jóvenes mediante concursos literarios, de podcast, vídeo poemas, entre otros.

- ¿Cómo definiría su infancia y qué enseñanzas marcaron su vida?
- Mi infancia estuvo marcada por dos padres muy diferentes. Por un lado mi padre, de origen alemán, era muy riguroso en cuanto a la disciplina, poniendo énfasis en todas las virtudes que hacen al trabajo, a la persistencia, a la caballerosidad, honradez y sobre todo el espíritu que tiene que tener de ejemplo un empresario y la responsabilidad frente a todas las personas que trabajan en su compañía y el respeto a la sociedad en su conjunto. Por otro lado mi madre, de origen italiano, fue la enseñanza del amor, el amor al prójimo, lo espiritual y los valores cristianos. Me enseñó a ponerse en el lugar del prójimo para así poder comprender sus necesidades y sus diferentes puntos de vista desarrollando la compasión. También me inculcó todo el sentido artístico, yo me inclino a las artes plásticas y a la música. Mi mamá fue profesora de bellas artes y era muy buena pianista. Recorríamos museos todo el tiempo y eso me marcó formándome en los artístico, valorando la creatividad y lo espiritual.

- ¿Está trabajando en una nueva novela?
- Estoy escribiendo justamente ahora mi próximo libro, es una novela. Pero no puedo adelantar nada más.

"Contribuí a transformar el pueblo de San Francisco, en la provincia de Jujuy, hacia un modelo de economía empoderativa, sostén de santuarios, hogares de tránsito de niños, hospitales".

- ¿Los ingresos de sus libros se donan? ¿A quiénes? 
- Trato de aportar bienestar y mejora no sólo desde el contenido literario, sino también desde lo tangible, por ejemplo, de mi último libro, "Morir lo necesario", doné a Unicef el total de mi percepción correspondiente por la venta de los ejemplares. También he donado regalías de los libros a “Médicos sin fronteras”, la fundación “Make a wish” en Argentina y “Pequeño deseo” en España, que procuran dar una alegría a niños con enfermedades terminales, entre otras donaciones.

- ¿De qué se trata la propuesta de abrazos universales?
- El Abrazo lo he creado movilizado por San Francisco de Asís e inspirado por su frase "Somos todos hermanos". La idea es promover y multiplicar el Amor entre los seres humanos, cualquiera sea su forma de pensar, para impulsar la paz, la fraternidad y colaboración universal y así contribuir a preservar nuestra gran casa, la tierra y lograr una mayor felicidad de los seres humanos en su conjunto. El próximo se llevará a cabo el 10 de junio, en Piazza San Pietro, Vaticano, en el Encuentro Mundial por la Fraternidad Humana "#Not Alone" donde el Papa Francisco se dirigirá al mundo en directo y a todos los convocados, personalidades, premios Nobel y jóvenes de todos los países, quienes participarán de diversas actividades culturales y del Abrazo como gesto central de la jornada. 

- ¿Dónde vive actualmente y cómo ve a la Argentina?
- Viajo en forma constante y sin residencia permanente repartiendo mi tiempo casi por partes iguales entre Europa y el continente americano. La calidad de vida de los argentinos está muy por debajo de las posibilidades reales que podrían lograrse con una buena administración de sus enormes recursos naturales y humanos. Décadas de gobiernos populistas, falta de planificación, ausencia de acuerdos políticos que sustenten políticas de desarrollo e inversión q mediano y largo plazo, corrupción y degradación de las instituciones, la educación y los valores, sumados a la falta de diálogo y respecto al disenso político postran a la Argentina en una crisis espiritual, moral y económica. Tengo la esperanza de que ciudadanos más lucidos y observadores puedan generar una mejor clase dirigente.

Archivado en