Educación

Revelan cuáles son los problemas que más le duelen a los estudiantes argentinos

Alumnos de la ciudad de Córdoba, Santa Fe, Mar del Plata, Posadas, San Antonio de los Cobres y Tierra del Fuego señalaron qué preocupaciones tienen en el ámbito escolar, en el marco del Programa educativo Scholas Ocurrentes. Violencia, discriminación y miedo al futuro, algunas de las inquietudes.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad miércoles, 10 de mayo de 2023 · 07:01 hs
Revelan cuáles son los problemas que más le duelen a los estudiantes argentinos
La violencia y discriminación, dos de los temas que más duelen a los estudiantes de escuelas secundarias Foto: Scholas Ciudadanía

Alumnos de la ciudad de Córdoba, Santa Fe, Mar del Plata, Posadas, San Antonio de los Cobres y Tierra del Fuego comentaron en el marco del Programa Scholas Ciudadanía qué problemáticas les preocupan dentro del ámbito escolar.

La violencia y la inseguridad en las escuelas son dos de los temas que más les duelen a los estudiantes de escuelas secundarias de la ciudad de Córdoba, según lo reveló el estudio, en el que participaron más de 200 jóvenes en una experiencia educativa que se realizó durante seis días.

En otras localidades, los jóvenes revelaron que las problemáticas que más les afecta son el suicidio adolescente, discriminación, la falta de escucha y de protagonismo en las aulas, y el miedo al futuro y a la soledad.

Scholas Ciudadanía es una experiencia educativa para la formación de jóvenes que pretende acercar a los alumnos a su realidad más próxima a través de un esquema que rescate la importancia de la participación y del compromiso social, cívico y político.

La violecia, la discriminación, el suicidio adolescente, la falta de escucha, la inseguridad y el miedo al futuro y a la soledad, son algunos de los temas que preocupan a los estudiantes. Foto: Scholas Ciudadanía.

En la ciudad de Córdoba, específicamente, el programa alcanzó a 24 escuelas públicas y privadas. Allí, los estudiantes coincidieron en que la violencia –tanto física como verbal–y la discriminación son las principales problemáticas que los afectan. Además, manifestaron que en ese contexto se profundiza la falta de seguridad en los establecimientos educativos. Se trata de un problema que se viene incrementando en los últimos meses en todo el país. Desde el inicio del ciclo lectivo, los arrebatos y asaltos en inmediaciones de los colegios están a la orden del día.

Educación y compromiso

El programa Scholas Ciudadanía consta de dos etapas. En la primera, se realiza una selección de problemáticas a partir de las cuales los estudiantes comparten experiencias e inquietudes personales. Luego, seleccionan una de ellas –la más votada por la totalidad de los jóvenes presentes- para profundizarla y trabajar en una propuesta de solución.

Por ejemplo, en el caso de la ciudad de Córdoba, el tema elegido fue “Violencia verbal y física entre jóvenes en las escuelas”. En Mar del Plata, se trabajó en torno al  “Miedo al futuro y a la soledad”; en Posadas (Misiones) fue la “falta de protagonismo de los jóvenes en las escuelas”; y en San Antonio de los Cobres (Salta) fue “el suicidio adolescente”, según revelaron sendos informes de cada una de las experiencias.

“El programa busca acercar a los jóvenes a su comunidad desde una perspectiva constructiva. Que se vuelvan creadores de proyectos que dan respuesta a las problemáticas compartidas y que permiten el cambio en su comunidad. En el caso de la violencia física, verbal y psicológica entre jóvenes, en la sociedad en general, los estudiantes observaron que aumentó en los últimos tres años. La segunda problemática que se mencionó es que los jóvenes no se sienten escuchados, contenidos, o comprendidos por las familias, docentes y sus propios pares. Y el tercer eje fue los entornos violentos y la falta de herramientas para poder abordar las situaciones de una manera diferente”, señalaron desde la coordinación de Scholas Ciudadanía.

Para la segunda etapa, denominada “inmersión en la problemática”, se trabajó a partir de diferentes dinámicas para deconstruir los enunciados y, desde la empatía, comprender la manera de actuar, sentir y pensar. De esta forma, se interpelaron respuestas y se crearon iniciativas para buscar el cambio.

Los estudiantes cordobeses diseñaron un taller contra el bullying y la discriminación con  cuatro encuentros. Foto: Scholas Ciudadanía.

En el caso de la Ciudad de Córdoba, desde un pensamiento crítico surgieron cuatro iniciativas: crear un aula interactiva en la institución educativa donde se pueda tener un encuentro genuino entre los estudiantes -con el acompañamiento de los docentes-, en pos de mejorar la convivencia escolar; la creación de talleres y charlas “de jóvenes para jóvenes” para adquirir herramientas para disminuir los niveles de violencia y discriminación; la creación de un sistema de puntaje para la buena conducta y acompañamiento para aquellos estudiantes que estén atravesando situaciones problemáticas; y la generación de un juego interactivo para concientizar sobre las temáticas que atraviesan a todos los estudiantes.

“Como estudiantes, es necesario que sean escuchados, que se tomen en serio sus iniciativas, que sean acompañados para poder ocupar el lugar que les corresponde dentro de las escuelas. Las decisiones no deben ser tomadas solamente por los adultos, incluyendo a uno o dos alumnos por compromiso, sino que es fundamental poder crear espacios horizontales de participación y toma de decisiones”, aseguraron.

Taller contra el bullying

En el caso de los estudiantes cordobeses es interesante el diseño de un taller contra el bullying que los propios jóvenes programaron en cuatro encuentros.

El primero es “¿Qué te pasa?”, y se basa en la introspección y el relato de los protagonistas sobre sus sentimientos, aspiraciones y conflictos a través de un buzón de mensajes. El segundo taller es específico de la discriminación, con disparadores como la violencia física, verbal y psicológica, la normalización de apodos o palabras hirientes (utilización de adjetivos como insultos), etiquetas, xenofobia e inclusión a la comunidad LGBTQ+.

La discriminación tiene como disparadores la violencia física, verbal y psicológica, la normalización de apodos o palabras hirientes, etiquetas, xenofobia e inclusión a la comunidad LGBTQ+. Foto: Scholas Ciudadanía.

El tercero se denomina “Crece por tí” y tratará sobre la comparación de las personas con quienes las rodean y la superación; dejar de medirse en base al otro y verlo como un rival para empezar a percibirlo como un ejemplo de motivación. El último encuentro será sobre convivencia y su finalidad será el “enfocarse en esas cosas que tenemos los jóvenes en común, evitando el separar en conjuntos y buscar integrar”.

Archivado en