Crímenes de lesa humanidad

La historia detrás de la foto que desenmascaró a Otilio Romano

El destacado fotoperiodista de MDZ, Alfredo Ponce, logró retratar al destituido juez federal cuando se encontraba prófugo en Chile. En MDZ Radio relató como fue lograr ese testimonio gráfico tan valioso en aquel momento.

MDZ Radio
MDZ Radio miércoles, 29 de marzo de 2023 · 18:00 hs
La historia detrás de la foto que desenmascaró a Otilio Romano
El fotoperiodista Alfredo Ponce, retrató a Otilio Roque Romano cuando se encontraba prófugo en Chile. Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Este martes falleció el destituido juez federal Otilio Roque Romano, mientras cumplía la condena de prisión perpetua, en modalidad domiciliaria, por haber sido parte del aparato represor del Estado durante la dictadura desde el Poder Judicial. 

Antes de ser encarcelado y juzgado, Romano se fugó. El exjuez federal viajó a Chile y se escondió en Reñaca. Allí fue descubierto por un equipo de MDZ y el fotógrafo Alfredo Ponce logró retratarlo. Desde ese momento se comenzó el proceso para que regrese al país. El fotoperiodista contó en MDZ Radio cómo fue lograr ese testimonio gráfico tan valioso en aquel momento. 

“Todo empezó por una apuesta. Teníamos el dato preciso, en ese momento el director del diario apostó un tanque de nafta y yo mis vacaciones para hacer esta investigación. Yo estaba convencido de que lo iba a encontrar”, relató Ponce.

La zona en la que le habían informado al fotoperiodista que estaba Romano era cerca de las playas de Cochoa. “De los cinco o seis días que estuve ahí, algunos me iba con la cámara grande y otros con la chica, recorría todo a pie”, relató.

“Un día lo encontré caminando, yo tenía la imagen de un hombre engominado, lo vi de remera y jean. Estaba por subir a lo que los chilenos llaman ´la micro´.  Cuando finalmente sube, le grito:`¡Romano!´ y se da vuelta. En menos de 30 días ya estaba la orden de captura y lo van a buscar”, añadió.

Alfredo Ponce, fotoperiodista de MDZ.

“En ese momento no tuve miedo. A veces tenemos cierto tipo de frialdad para este tipo de cosas. Simplemente cuando lo vi le grité, y comencé a fotografiarlo. Después sí me dio un poco de miedo”, concluyó Ponce.

Archivado en