Dato que impacta

Cuántos argentinos dejaron de viajar al exterior por el "cepo" aéreo

Las medidas de restricción a los vuelos internacionales que aplicó el Gobierno nacional provocaron una fuerte disminución de la actividad, respecto al 2019. La presión impositiva y la prohibición del pago en cuotas con tarjeta de crédito son clave para ese retroceso

Horacio Alonso
Horacio Alonso domingo, 12 de marzo de 2023 · 13:01 hs
Cuántos argentinos dejaron de viajar al exterior por el "cepo" aéreo
Foto: shutterstock.com

Desde el comienzo de la actual gestión kirchnerista se buscó desalentar los viajes al exterior para evitar la pérdida de divisas del Banco Central. Apenas asumido Alberto Fernández se comenzó a aplicar una serie de medidas para frenar el flujo de argentinos que salían del país y evitar la demanda de dólares. Por ejemplo, a diez días del nuevo Gobierno, en diciembre del 2019, se aplicó un recargo del 30% sobre las compras de pasajes y servicios turísticos al exterior. Se conoció como Impuesto País. 

Más tarde se comenzó a aplicar una percepción del 35% en concepto de anticipo del Impuesto a las Ganancias sobre el mismo rubro. Luego fue llevada a 45%. Posteriormente, se decidió prohibir también la compra en cuotas con tarjeta de créditos de pasajes y servicios turísticos al exterior. También apareció el “dólar Qatar”. Todo esto impactó duramente en la clase media que viajaba con esta forma de consumo,

La pandemia que se desató en el medio de todas estas medidas provocó que el Gobierno se viera favorecido, en este aspecto, ya que se cerraron las fronteras y por varios meses no era posible viajar

Todas estas circunstancias hacen que en la actualidad el Gobierno nacional pueda mostrar el éxito de, al menos, una de sus políticas, en un contexto general donde no tiene demasiados logros para ofrecer. 

El “cepo” aéreo a los vuelos al exterior consiguió su objetivo y hoy vuelan fuera del país menos argentinos que en febrero del 2019, el último año de la gestión de Mauricio Macri. 

Según datos del organismo que regula el mercado aerocomercial (ANAC), el mes pasado se transportaron 29,2% menos pasajeros que hace cuatro años, previo a la asunción de Fernández. Este es el resultado que surge de la aplicación todas estas restricciones aplicadas durante este mandato.

El encarecimiento de los costos para viajar fuera del país surtió el efecto deseado. Si bien lo que motivó a limitar la salida de pasajeros se centró en frenar la demanda de dólares, también hubo un componente político de avanzar contra un sector de la sociedad contra el que el Gobierno nacional está enfrentado: la clase media y alta. 

Los viajes al exterior son un símbolo de esa puja ya que estos sectores sociales son los que movilizan este sector. Hay que recordar que con el anuncio de la cuarentena, en marzo del 2020, el presidente responsabilizó de los primeros contagios de covid a los argentinos que viajaban. 

En febrero pasado se movilizaron por los aeropuertos internacionales del país 927.000 pasajeros, contra los más de 1.300.000 que lo hicieron en febrero del 2019, es decir un poco menos de 400.000 personas. 

Ese esa la cantidad de argentinos que dejaron de demandar dólares por vuelos internacionales. Es cierto que algunas compañías aéreas dejaron de operar en el país por distintos motivos, que van desde decisiones comerciales hasta por el impacto de la pandemia, pero muchas regresaron. También comenzaron a volar nuevas aerolíneas.

Pero la oferta de vuelos y frecuencias está relacionada con la demanda y es ahí donde se siente el “cepo” aéreo. Por ejemplo, Argentina es uno de los países de la región con más lenta recuperación del mercado aerocomercial internacional. El volumen de operaciones se encuentra en 78% de las operaciones respecto al 2019. Brasil está el el 82%, pero México, Chile o Colombia se ubican por arriba del 110%. 

Si se compara con mercados de Europa o con Estados Unidos, la actividad en Argentina también aparece rezagada. La menor oferta de vuelos y el aumento de los precios internacionales en el sector hacen más difícil viajar, pero el encarecimiento impositivo y la prohibición del pago en cuotas fueron determinantes para sacar del mercado a muchos argentinos que antes viajaban. 

Por este motivo, muchos argentinos están optando viajar vía aeropuertos de países limítrofes. Montevideo, Santiago de Chile y Asunción son las alternativas buscadas para conseguir pasajes más accesibles. Obviamente, hay que sumarle el impacto de la crisis económica interna y la pérdida del poder adquisitivo de los argentinos. 

Para lo que resta del año no se espera una mejora en el sector. Al contrario, la falta de dólares por la sequía es posible que se agrave y eso repercutirá en la cotización de la divisa estadounidense. Con un dólar más caro, menos chances de viajar al exterior hay. A esto hay que agregarle lo que pueda suceder políticamente a medida que se acerquen las elecciones. 

Por este motivo, la gestión de Alberto Fernández terminará marcada por la menor cantidad de argentinos que viajen al exterior como consecuencia de las fuertes restricciones. 

Archivado en