Dato que sorprende

Por qué las low cost le están ganando la guerra a Aerolíneas Argentinas

Pese a la política oficial de limitar a las compañías low cost, un símbolo de la gestión de Mauricio Macri, las estadísticas muestran que estas compañías van ganando cuota de mercado en detrimento de Aerolíneas Argentinas. Hay distintos factores que explican esta situación.

Horacio Alonso
Horacio Alonso domingo, 19 de febrero de 2023 · 14:30 hs
Por qué las low cost le están ganando la guerra a Aerolíneas Argentinas
Foto: ALF PONCE / MDZ

El comienzo del 2023 se produjo con una gran actividad turística dentro del país. Una forma de medir ese flujo de viajeros es la cantidad de pasajeros transportados en vuelos de cabotaje. Por primera vez desde que asumió el gobierno de Alberto Fernández ese número superó al registrado en igual mes del 2019, el año anterior a la pandemia y al derrumbe de la actividad aérea a nivel mundial. El crecimiento fue de apenas 1%, pero es al menos positivo

El dato llamativo es que, pese a la política de la actual gestión de favorecer a la línea de bandera, el avance de las low cost sigue creciendo en forma leve, pero constante.

Está claro que el kirchnerismo, desde el primer momento tras su retorno, buscó frenar a la competencia de Aerolíneas Argentinas. Fue algo que se planteó en el discurso -cuando el entonces candidato presidencial del Frente de Todos prometió “todos los cielos para Aerolíneas”- como en los hechos. El cierre del aeropuerto de El Palomar es el mejor ejemplo. Sin embargo, los hechos muestran que, pese a la voluntad oficial, las low cost están dando una fuerte pelea.

Según el informe del movimiento aéreo de enero del organismo que regula la actividad (ANAC), Aerolíneas Argentinas perdió seis puntos de participación en el negocio del cabotaje al pasar del 71% de las operaciones a 65%, comparado con enero del 2022.

Está claro que, medido en pasajeros, la compañía estatal aumentó el volumen porque creció la actividad general, pero en esa mayor actividad resignó una parte del negocio.

Flybondi fue la low cost que más creció

La gran beneficiaria fue Flybondi que creció de 13% a 20%. En tanto JetSmart mantuvo su cuota de 15% del mercado, mientras que otras aerolíneas más pequeñas, como American Jet, tuvieron leves variaciones.

El crecimiento de las low cost se debe, en parte, a un incremento de su flota como de los servicios y, también, a un mejor manejo de la ocupación de sus vuelos.

Según la ANAC, Aerolíneas Argentina tiene el factor de ocupación más bajo del segmento con un promedio de sólo 83% de los asientos vendidos, mientras que JetSmart sube a 88% y Flybondi a 94%. Esto muestra que la eficiencia de las privadas es mayor ya que ocupan más plazas en cada vuelo, lo que mejora los ingresos.

Estas dos compañías privadas son rentables y no requieren de aportes de ningún tipo para poder sostenerse. Por el lado de Aerolíneas Argentinas, la compañía estatal tiene un déficit crónico que obliga que el Estado la mantenga operativa a base de subsidios.

Durante el 2022, los fondos del Tesoro Nacional que se giraron a la compañía habrían sido de u$s336 millones, aunque no hay una cifra cierta ya que no hay coincidencia entre lo que dicen las autoridades de la compañía y lo que sostienen en el Ministerio de Economía, que aseguran que fueron más. De todas maneras, en la estimación más baja, la línea de bandera le cuesta a los argentinos casi un millón de dólares por día para mantenerse en funcionamiento.

Aerolíneas Argentinas no logra vencer a las low cost a pesar de los subsidios

Debido a contar con este salvataje estatal garantizado, la eficiencia en la operación pasa a segundo plano y explica el hecho de volar con mayor cantidad de asientos vacíos que la competencia privada o tener una plantilla laboral sobredimensionada con más de 11.000 empleados.

Si bien la intención oficial era la de combatir a las líneas low cost, los problemas de la compañía estatal no permitieron sacarlas del mercado. Por ejemplo, la empresa estatal no puede operar con toda su flota por cuestiones técnicas y de mantenimiento. Esto hace que necesite mantener a las otras empresas ya que no podría atender la demanda de cabotaje.

También está el factor de los precios de los pasajes. Ante una estructura sobredimensionada, en muchas ocasiones no puede competir con tarifas más accesibles porque, de esta manera, requeriría más subsidios para sobrevivir. 

En cuanto al dato de ese leve crecimiento de la actividad respecto al 2019, el mes pasado viajaron dentro de la Argentina 1.307.000 pasajeros. Si bien el crecimiento es mínimo, al tratarse de ser la primera vez que eso sucede, es un dato a destacar. Primero por efecto de la pandemia y luego por la lenta recuperación de la actividad por la crisis económica, la cantidad de pasajeros transportados estuvo por debajo del 2019.

Hay que tener en cuenta que este número se alcanza con una fuerte restricción para viajar al exterior que va de una alta presión impositiva a menor cantidad de compañías que vuelan y la consiguiente reducción de la oferta de asientos. Esto hace que los pasajes sean, a su vez, más caros que hace cuatro años. Con este “cepo” aéreo, la demanda se sobrecarga en el mercado interno.

En cambio, durante la gestión de Macri, muchos argentinos viajaban fuera del país, lo que hace presumir que, en realidad, sumando el turismo interno y el emisivo, la cantidad de personas que volaban habría sido mayor,

En el informe de ANAC no está discriminado el origen de los pasajeros que vuelan en cabotaje por lo que hay que considerar que un porcentaje es de turistas extranjeros. El único dato oficial que se conoce de este tema es hasta el año pasado. Un total de 7,2 millones de visitantes extranjeros llegaron a la Argentina durante el 2022, informó el INDEC. De ese total, unos 900 mil visitaron el país durante diciembre último.

Según el informe publicado por el INDEC, de los 900 mil visitantes no residentes que ingresaron por todas las vías de acceso al país, 431 mil fueron turistas (pasaron por lo menos una noche en Argentina) y 469 mil fueron excursionistas (aquellos que no pernoctan en el país).

Archivado en