Muerte digna

Dos legisladoras ingresaron a la habitación del cordobés en estado vegetativo e increparon a su hija

La abogada de la familia dijo que las mujeres se presentaron como funcionarias en el Hospital para "constatar que se cumpliera el fallo judicial" pero acusaron a su hija de dejarlo morir de hambre.

Gabriela Yalangozian
Gabriela Yalangozian miércoles, 15 de noviembre de 2023 · 13:57 hs
Dos legisladoras ingresaron a la habitación del cordobés en estado vegetativo e increparon a su hija
La familia realizará una denuncia penal contra las dos legisladoras que irrumpieron en la habitación Foto: Municipalidad de Córdoba

Un lamentable episodio ocurrió en la noche del martes en el Hospital de Urgencias de la ciudad de Córdoba. Dos legisladoras provinciales se presentaron y solicitaron ingresar a la habitación donde se encuentra el paciente J.S. en estado vegetativo, aduciendo que querían "controlar" que se estuviera aplicando como corresponde el fallo del Tribunal Superior de Justicia en el caso de muerte digna.

El máximo órgano judicial de la provincia autorizó el retiro del soporte vital del hombre quien hace ocho meses se encuentra en un estado vegetativo sin mejora alguna y a quien su familia solicitó que se implementara la Ley de "Muerte Digna" debido a que carecía de corteza cerebral.

Desde hace cuatro días, dicho fallo fue acatado por las autoridades del Hospital de Urgencias y ahora su familia acompaña en una habitación común a J.S. esperando su desenlace final.

La noche del martes, era la hija del paciente, Marianela, quien se encontraba junto al hombre cuando escuchó en el pasillo movimientos y se encontró con dos mujeres que, asistidas por un médico de guardia, se estaban colocando batas y guantes para ingresar a la habitación.

En diálogo con MDZ, la abogada Diva Ibanguergoytia, detalló que las mujeres increparon a la joven asegurando que el TSJ había autorizado a "desconectar" al paciente pero que la familia lo estaba dejando morir "de hambre y sed" en forma "inhumana".

Según la letrada, las mujeres se identificaron y dejaron su tarjeta a personal del Hospital. Se trata de la legisladora Amelia Moscoso y la exlegisladora María Rosa Marcone, ambas del Bloque Encuentro Vecinal. Ambas argumentaron su comportamiento indicando que "el TSJ se ha excedido" en su fallo y que es "indigna la muerte por falta de agua y comida".

Además, indicaron que se presentaron por requerimiento de los propios médicos del nosocomio preocupados por la situación. "No está ausente el sufrimiento, sino que se ha multiplicado", aseveró Moscoso a medios televisivos.

El viernes pasado, el Hospital de Urgencias de Córdoba le quitó el soporte vital al paciente S.J. Foto: Twitter @leoguevara80

La letrada aseguró que esta tarde la familia de J.S. presentará una denuncia penal en contra de las mujeres por excederse en sus funciones públicas y violar la intimidad del paciente y su entorno. Asimismo, adelantó que solicitará un jury de enjuiciamiento por el comportamiento de ambas. 

Además, aseguró que ningún médico interpuso "objeción de conciencia" para la quita del soporte vital, sino que buscaban esperar doce meses como establece la ley para "cubrirse legalmente".

"Lo que pasó es aberrante"

"Esto que pasó es aberrante. No se puede creer. Cuando llamamos al director del hospital para pedirle explicaciones sobre lo sucedido, se mostró desconcertado. Me dijo que él también acudiría a la Justicia para exponer lo sucedido", dijo la abogada a MDZ.

"Estas personas usaron su investidura pública para solicitar el ingreso a la habitación. Un día antes, la abuela de Marianela había querido ingresar, y la policía del hospital primero subió a hablar con la familia para consultarle si autorizaban a una persona que se identificó como tal entrar a la habitación. Pero estas dos personas ingresaron directamente al piso. Marianela estaba dormida y se encontró con estas mujeres que le dijeron que iban a constatar el procedimiento ordenado por el TSJ se haya hecho", relató la abogada.

Por otro lado, comentó que ante el argumento de las legisladoras respecto a que "estaban dejando morir de hambre y sed" al paciente, explicó que el único soporte vital que tenía J.S. desde hacía seis meses era la alimentación e hidratación ya que no estaba "conectado" a ninguna máquina ni respirador artificial.

Asimismo, recordó que el médico especialista en bioética Carlos "Pecas" Soriano aseguró que el desenlace fatal del paciente se produciría por un fallo hepático que causaría un paro cardíaco y la muerte no sería por inanición.

Este miércoles, la familia que solicitó la aplicación de la Ley de Muerte Digna, iniciará acciones legales contra las mujeres que irrumpieron en el nosocomio. Foto: Shuttershock

"Las legisladoras señalaron de que el fallo del TSJ decía que había que sacarle el soporte vital Pero que no hablaba de quitarle la hidratación y la alimentación. Pero el único soporte que tiene J.S. es justamente eso. No tiene otro. Hablan desde el desconocimiento absoluto", afirmó Ibanguergoytia.

Ley de Muerte Digna

Desde que se sancionó la Ley de Muerte Digna en la provincia de Córdoba, es la primera vez que una familia solicita su aplicación, la conformación de un comité de Bioética y se genera una polémica en torno a la aplicación de la normativa.

Todo comenzó cuando J.S, un hombre de 64 años, sufrió un hecho de inseguridad en la vía pública el 12 marzo y le golpearon la cabeza causándole una lesión en la corteza cerebral. El paciente fue llevado al Hospital de Urgencias, pero nunca se recuperó del estado vegetativo y no habría mostrado mejoría alguna. A fines de junio, su familia pidió que se aplicara Ley de Muerte Digna de la Provincia de Córdoba (N° 10.058). El equipo médico del hospital le quitó el soporte vital cinco días pero luego lo volvió a alimentar e hidratar excusándose en que la normativa expresa que deben transcurrir 12 meses sin mejoría alguna.

Es por eso que, con el asesoramiento de abogados, la hija y su tía interpusieron un recurso de amparo para que la Justicia se expidiera. Obtuvieron un fallo positivo en primera instancia pero la Municipalidad de Córdoba, de la cual depende el nosocomio, apeló la sentencia. El caso llegó hasta el Tribunal Superior de Justicia que ordenó a las autoridades municipales dar cumplimiento urgente a la Ley de Muerte Digna. Luego de varios días, el viernes pasado la Municipalidad comunicó a los familiares que no recurriría a la Corte Suprema y accedió a quitarle el soporte a J.S. lo que ocurrió ese mismo día.

Según el especialista Soriano, pueden pasar entre dos a diez días hasta que el corazón del paciente deje de latir.

Archivado en