Alquileres en Mendoza: preocupa la escasa oferta de viviendas

Alquileres en Mendoza: preocupa la escasa oferta de viviendas

El stock de viviendas en alquiler es muy bajo en relación a la alta demanda. La falta de políticas públicas que garanticen el acceso a la vivienda acrecienta una problemática que afecta a millones de argentinos y las soluciones no están a la vista. ¿Cuántas viviendas se alquilan en Mendoza?

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

aginestar@mdzol.com

El acceso a la vivienda en Argentina está condicionado por las políticas públicas que actualmente son escasas e insuficientes para dar respuesta a una demanda cada vez mayor por parte de una población que se ve imposibilitada de acceder a créditos hipotecarios. La crisis económica actual se manifiesta en todos los estratos sociales pero aquellos que no poseen una casa propia se ven mayormente afectados ante una grave situación que incorpora variables como la falta de oferta de alquileres y la imposibilidad de acceso a través de la compra.

Las dificultades existentes de corte político y económico hacen que sea necesario repensar la estrategia de acceso a la vivienda ya que cada vez menos gente puede acceder a inmuebles de cierta categoría. El problema hoy no pasa solamente por el acceso a la casa propia sino que hay muchos impedimentos para acceder a un alquiler debido a la escasa oferta existente y los aumentos registrados mensualmente dificultan aún más la situación para los inquilinos.

Muchos propietarios que tenían sus casas en alquiler decidieron vender

A diferencia de lo que sucedía años atrás, quienes transitan por las ciudades pueden observar que los carteles de venta de inmuebles han aumentado incluso superando ampliamente a la cantidad de propiedades que se ofertan para alquiler, las cuales son prácticamente nulas. Ese aumento de propiedades ofrecidas a la venta no necesariamente impacta en mayores ventas sino que en la mayoría de los casos, las ventas efectivas son pocas y se va acumulando stock de oferta.

Todos venden

La sobreoferta de inmuebles a la venta tiene su correlato con una gran cantidad de propiedades que antes se ofrecían en alquiler cuyos propietarios se vieron perjudicados. Los márgenes de ganancias cada vez menores sumado a la incertidumbre política y económica que hay en Argentina fueron condicionantes a la hora de tomar la decisión de vender y elegir tener los dólares en mano.

"De un total de 13.550 viviendas ofrecidas en Mendoza, solamente el 3,83% (lo que equivale a 520 departamentos y casas) corresponde a alquileres".

El derrumbe en la oferta de alquileres es una tendencia que se mantiene en todo el país y en Mendoza se calcula que el impacto provocado por los alquileres que pasaron a la venta es cercano al 50%. Entre las consecuencias más graves de este exceso de demanda de alquileres frente a una oferta escasa está el aumento de precios que se puede observar y una vacancia casi inexistente.

"Hace 2 años, previo a la promulgación de la Ley de Alquileres se registraba un total de 11.500 inmuebles en Mendoza, de los cuales 2.300 eran alquileres que incluían locales comerciales", informaron desde Inmoclick, uno de los portales de búsqueda de propiedades que incorpora a más de 460 inmobiliarias de la provincia.

Teniendo en cuenta las cifras mencionadas, en el 2020, un 20% de los inmuebles registrados correspondía a alquileres mientras que, en la actualidad, de un total de 13.550 viviendas ofrecidas en Mendoza, solamente el 3,83% (lo que equivale a 520 departamentos y casas) corresponde a alquileres.

Cada vez son menos las propiedades que se ofrecen para alquiler

Los aspectos negativos de la Ley de Alquileres repercutieron de manera drástica en la oferta de alquileres y en consecuencia, los locatarios se vieron perjudicados de manera directa ya que se provocó un aumento excesivo en los valores de los inmuebles debido a la actualización con el índice del Banco Central. Las actualizaciones de los valores de los alquileres se realizan según una combinación entre el índice de inflación (IPC) y el de evolución salarial (Ripte) en partes iguales. De esa manera, cada 12 meses los inquilinos deben afrontar una suba en base a los aumentos salariales y la inflación, siempre sobre el valor original del alquiler.

Para los inquilinos argentinos la situación es crítica ya que los incrementos registrados durante septiembre alcanzaron el 64,67% y la escasa oferta hace que el panorama sea cada vez más preocupante. "Actualmente tenemos 150.000 personas por mes buscando inmuebles en Inmoclick (usuarios únicos), de los cuales 80.000 son sólo de la provincia de Mendoza. De un total de 1.889.113 visitas, el 40% (760.400) corresponde a personas que buscan alquileres de casas y departamentos", destacaron desde el portal. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?