El album de figuritas y la ansiedad

El album de figuritas y la ansiedad

Hay una corrida “emocional” hacia estos papelitos difícil de comprender a aquellos que llevamos algunas décadas y pelo gris en nuestra sien.

Felipe Manuel Yofre

Se acerca el mundial. Como tantos otros mundiales. Aparecen los álbumes de figuritas con rostros en un 90 % desconocidos. Como en otros mundiales. Pero también se ha desatado una fiebre voraz con reventa que llevan los precios a diez veces los
de pizarra a las figuritas y a los álbumes. Circuló un video que se hizo viral en el cual un padre de familia se angustiaba enormemente por no conseguirlas.

¿Es un tema de figuritas o ha aumentado el nivel de ansiedad entre nosotros y en especial los jóvenes? Datos emanados de la Academia Americana de Pediatría nos indican que hoy cerca de un adolescente cada tres padece trastornos de ansiedad, lo cual es una cifra descomunal, máxime teniendo en cuenta que la adolescencia y la juventud debiera ser la época de sueños altos, de
planes y montes a descubrir.- Esta academia da nos da algunas causas de porque se da el aumento de ansiedad en los adolescentes . Nombraremos tres, la cuarta la agregamos nosotros.- Esperemos sirva.

Lio Messi, la figu dificil
Foto: Pinterest
  • Las altas presiones que soportan en estas épocas. Otras generaciones no las teníamos. Una presión muy fuerte por el éxito. En especial el éxito material. Nunca en la historia de la humanidad se ha tenido tanto acceso a bienes y servicios como ahora, pero nunca hubo tanta ansiedad flotando en el ambiente.
  • Un mundo atemorizante. Es especial luego de la pandemia, que impactó de manera muy especial a los jóvenes y adolescentes ya que la faceta social es sumamente importante para ellos. De acuerdo a como me siento evaluado por mi entorno entonces es cuanto valgo y en esa línea va mi autoestima. Fue un tsunami de datos acerca de cuantos morían por día y el panorama de un futuro desdibujado.
  • Las redes sociales desde la perspectiva de la conexión permanente. Estímulos en demasía y en forma ininterrumpida, haciendo cóctel también con datos y emociones para los cuales un joven adolescente no está aún maduro para procesar, discernir y quedarse con lo mejor.
  • Un gran vacío existencial. Promovido por los medios y el enjambre de “disparos” en todas las esferas de la persona – intelectuales, afectivos y a las pasiones- cuyo efecto primordial es anular espacio para lo trascendente. El corazón y alma del joven se va poblando de chatarra con brillos de colores pero que no dan plenitud interior.

A raíz de lo antedicho en muchas ocasiones se comienza un derrotero por mil lugares y ningún paisaje que haga crecer. Así, casi sin darnos cuenta se van ocultando las cumbres de la vida y nos conformamos con pequeños valles que no nos invitan al desarrollo verdadero. Les quitamos de sus góndolas los sueños altos y las metas desafiantes y los objetivos pasan a ser mercadería de fácil alcance y vencimiento próximo. José María Cabodevilla decía que “Peor que no alcanzar un sueño es hacerlo, y darse cuenta de que era humo”.

Ojalá que no pase eso con el álbum de figuritas de tu vida y la de los jóvenes que te rodean. Depende del “kiosco” donde vayas a buscarlas.

* Felipe Manuel Yofre es abogado y escribano. Padre de 8 hijos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?