Los puntos claves para entender la nueva Ley de VIH y Hepatitis que se debate hoy

Los puntos claves para entender la nueva Ley de VIH y Hepatitis que se debate hoy

El texto fue aprobado por Diputados y se espera que este jueves 30 de junio se convierta en Ley desde el Senado. En la nota las claves para comprender la nueva Ley de respuesta integral al VIH, Hepatitis, infecciones de transmisión sexual y tuberculosis.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Este jueves, 30 de junio, el Senado de la Nación aprobará una nueva Ley de VIH que remplace a la actual Ley 23.798. El proyecto de ley nacional de respuesta integral, además, incorpora en una misma normativa a las Hepatitis Virales, las Infecciones de Transmisión Sexual y la Tuberculosis.

El proyecto comenzó a ser elaborado en el 2013 y fue presentado, desde el 2016, en cuatro oportunidades en el Congreso Nacional de Argentina. Se espera se convierta en ley este 30 de junio, luego de ser aprobado en Diputados y que sea tratado en el Senado a partir del mediodía este jueves.

Desde Alianza Mundial contra el Estigma y la Discriminación Asociados al VIH, división Argentina, emitieron un comunicado con las 50 claves para comprender la nueva Ley que se aprobará. Una vez sancionada la ley se prevé trabajar en la reglamentación de los 45 artículos enumerados en el proyecto.

“La ley de 1991 es muy buena porque ofrece la gratuidad de la prevención, del diagnóstico y del tratamiento, pero en estos 30 años hemos aprendido que no es suficiente, que hay que prestar atención también a los determinantes sociales de la salud”, expresó Matías Muñoz, coordinador para Argentina de la Alianza Mundial contra el Estigma y la Discriminación Asociados al VIH.

Uno de los puntos de la prohíbe la prueba de VIH en el ámbito pre-laboral o laboral.

50 puntos claves de la nueva Ley de VIH y Hepatitis Virales

  1. Declarar de Interés Público y Nacional la Respuesta Integral e intersectorial al VIH, las Hepatitis Virales, la Tuberculosis y las Infecciones de Transmisión Sexual.
  2. Declarar de Interés Público y Nacional los medicamentos, vacunas, procedimientos y productos médicos y no médicos para la prevención, diagnóstico, tratamiento y cura del VIH, HV, ITS y TBC.
  3. Declarar de Interés Público y Nacional la disponibilidad de formulaciones pediátricas para el VIH, HV, ITS y TBC.
  4. Declarar de Interés Público y Nacional el acceso universal, oportuno y gratuito a lo mencionado.
  5. Declarar de Interés Público y Nacional la investigación y el desarrollo de tecnologías locales para la producción pública de medicamentos e insumos.
  6. Declarar de Interés Público y Nacional la utilización de las Salvaguardas del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) sobre las patentes y su correlación con el derecho a la salud.
  7. Declarar de Interés Público y Nacional la participación activa de las Personas con VIH, HV, ITS y TBC en el diseño e implementación de las políticas públicas
  8. Declarar de Interés Público y Nacional la promoción de nuevos centros de diagnóstico.
  9. Declarar de Interés Público y Nacional la disponibilidad de los medicamentos en el lugar de residencia de la persona que los requiera.
  10. Define respuesta integral e intersectorial: Promoción de la Salud, Investigación, Prevención integral y combinada, Diagnóstico, Tratamiento, Cura, Asistencia interdisciplinaria (social, legal, médica, farmacológica y psicológica) y la reducción de riesgos y daños del estigma, la discriminación y la criminalización hacia las personas con VIH, HV, ITS y TBC.
  11. Acceso universal y gratuito a la salud en todos los subsistemas de salud argentino (público, obras sociales, medicina privada) a la atención integral de las personas afectadas, así como a las herramientas de la prevención combinada (Preservativos, Testeos, PrEP, PEP, I=I, reducción de riesgos y daños, etc.).
  12. Orden Público: Las normas de esta ley son de aplicación en todo el territorio argentino. Se invita a las provincias y a la CABA a sancionar sus propias normas, que no deben contradecir las estipuladas en esta ley. Prohibición de la prueba de VIH en el ámbito pre-laboral o laboral. Derecho a la permanencia en el empleo sin discriminación. Se presume discriminatorio el despido al trabajador/a con VIH o HV, salvo prueba en contrario.
  13. Derecho a recibir trato digno sin discriminación ni criminalización de ningún tipo en todos los ámbitos en razón de su condición de salud.
  14. Derecho al resguardo de la confidencialidad, privacidad e intimidad conforme a la ley de Protección de Datos Personales y el derecho a no declarar su diagnóstico y/o estado de su infección.
  15. Fortalecimiento de todos estos derechos en los casos de las personas en situaciones especiales de habitación (cárceles, hogares, centros de salud mental, etc.)
  16. Prohibición de la prueba de VIH en el ámbito pre-laboral o laboral.
  17. Derecho a la permanencia en el empleo sin discriminación. Se presume discriminatorio el despido al trabajador/a con VIH o HV, salvo prueba en contrario.
  18. Derecho a ser beneficiarios/as de políticas de empleabilidad y acciones afirmativas, así como la inclusión en Programas Públicos de Capacitación y Formación.
  19. El derecho a la educación sin estigma y discriminación para el ingreso, permanencia, promoción y/o becas.
  20. Las mujeres y/o personas con capacidad de gestar (PCCG) tienen derecho a recibir información de calidad basada en evidencia sobre su embarazo, parto y posparto, su salud y la de su hijo/a, así como de la medicación que tomará la persona o su hijo/a. También tienen derecho a la atención integral, sin violencias, de su embarazo, parto y posparto y a que se favorezca su derecho al parto por vía vaginal.
  21. Todo niño/a nacido de mujer o PCCG con VIH tiene derecho a acceder a leche de forma gratuita por 18 meses.
  22. La prueba diagnóstica del VIH, HV y otras ITS deberán ser acompañadas del debido asesoramiento pre y post test y deberá ser voluntaria, gratuita, confidencial, universal, garantizando la vinculación al sistema de salud. No se requerirá prescripción médica para acceder a las pruebas.
  23. Se requerirá la firma del consentimiento informado de la persona interesada para realizarse la prueba de VIH. Ninguna firma será requerida en las pruebas autoadministradas.
  24. Se establece la obligatoriedad del ofrecimiento de las pruebas de VIH, HV, ITS a las y los profesionales de las especialidades que establezca la autoridad de aplicación, a toda persona embarazada y sus parejas sexuales
  25. En caso de diagnóstico positivo de VIH o HV se deberá comunicar el resultado lo más pronto posible en un marco de respeto de la confidencialidad, brindando información sobre la gratuidad de la atención y la disponibilidad de los distintos tratamientos, a los que podrá acceder en su lugar de residencia.
  26. Establece la obligatoriedad de detección de VIH, HV, ITS y TBC en sangre, tejidos y órganos destinados a donación. Se deberá informar el diagnóstico positivo a la persona donante.
  27. Se deberán notificar los casos de VIH, HV e ITS a la autoridad de aplicación en un plazo no mayor a 30 días y las autoridades sanitarias mantendrán actualizada la información sobre prevalencia, carga viral, letalidad y causas de muerte de las personas con VIH, HV e ITS.
  28. El Ministerio de Salud de la Nación es la autoridad de aplicación de la presente ley y dará intervención a través del Consejo Federal de Salud a autoridades Provinciales, Municipales y de la Ciudad de Buenos Aires para la concreción de las políticas que garanticen los derechos contenidos en la ley.
  29. Se promoverán políticas públicas que den respuesta a situaciones de vulnerabilidad social que afecten el ejercicio de los derechos a la salud, a la alimentación, a la educación, al trabajo y a la vivienda de las personas destinatarias de la ley.
  30. Se asegurará la formación, capacitación y entrenamiento periódico a los equipos que trabajen con personas con VIH, HV, ITS y TBC; a los tres poderes del Estado; y a los medios de comunicación.
  31. Se llevarán a cabo campañas masivas de sensibilización, difusión y concientización sobre VIH, HV, ITS y TBC, sus vías de transmisión, las medidas de prevención, los tratamientos y los derechos de las personas afectadas, especialmente para reducir el estigma y la discriminación. Dichas campañas deberán ocupar espacios en el Sistema Nacional de Medios.
  32. Se deberán incorporar contenidos en todos los niveles educativos, en el marco de la Ley de Educación Sexual Integral, incluido el nivel de educación superior.
  33. Se asegurarán políticas de fortalecimiento a las organizaciones de la sociedad civil que agrupen a personas con VIH, HV, ITS y TBC y/o que trabajen estas temáticas.
  34. Se asegurará la eficiente logística y distribución de los insumos mencionados en la ley.
  35. Se crearán programas para la transición del uso de servicios de pediatría hacia servicios de salud integral en la adultez.
  36. Se brindará especial protección a las personas que hubieran nacido con VIH y/o HV y se potenciarán acciones para prevenir la transmisión vertical; y se brindará especial protección a las personas mayores con VIH, HV y/o TBC.
  37. Se asegurarán servicios oportunos para la asistencia integral de las poblaciones clave y/o en situación de mayor vulnerabilidad, especialmente a las reconocidas por ONUSIDA: personas transgénero, personas que ejercen el trabajo sexual, varones que tienen sexo con otros varones, personas en situación de encierro y/o personas que usan sustancias psicoactivas.
  38. Se garantizarán todos los tratamientos de las patologías mencionadas en la presente ley incluyendo el tratamiento de infecciones oportunistas, coinfecciones, toxicidades asociadas al tratamiento, y otras patologías asociadas.
  39. Se desarrollarán programas que apoyen la adherencia a los tratamientos
  40. Se asegurarán políticas de reducción de daños para personas que utilicen sustancias psicoactivas a los fines de la prevención de la transmisión del VIH y las Hepatitis.
  41. Se crearán instancias de apoyo legal gratuitas para las personas que hayan sido discriminadas, vulneradas o criminalizadas por la sola condición de su estado de salud.
  42. Se adaptarán programas y servicios en función del respeto a la diversidad cultural, de la interculturalidad, de los pueblos y comunidades indígenas y se asegurará su participación en las políticas
  43. Se creará una Comisión Nacional de VIH, HV, ITS y TBC que será integrada por varios Ministerios y sectores. La misma estará conformada por redes de personas afectadas, ONG, sociedades científicas, representantes del Estado. La misma respetará la representación federal y de géneros.
  44. Se creará un Observatorio Nacional de Estigma y Discriminación Asociados al VIH en la órbita del INADI.
  45. Se tendrá derecho a una jubilación especial de carácter excepcional para las personas con VIH (y en algunos casos con Hep. C), cumpliendo los requisitos de haber cumplido 50 años, acreditar 20 años de aportes y 10 años de diagnóstico. El régimen especial previsional será incompatible con el trabajo en relación de dependencia.
  46. Las personas en situación de vulnerabilidad social argentinas nativas o nacionalizadas o con al menos 5 años en el país tendrán derecho a una pensión no contributiva de alcance nacional que corresponde al 70% del valor de una jubilación mínima. La pensión no contributiva será compatible con la recepción de otros programas sociales.
  47. Se establece un régimen de sanciones para los incumplimientos de la ley que irán desde multas de entre 10 y 100 salarios mínimo vital y móvil.
  48. Las autoridades mencionadas en la ley estarán facultadas para fiscalizar y controlar el tratamiento de esta ley y sus funcionarios podrán requerir el auxilio de la fuerza pública.
  49. Los gastos de esta ley serán afrontados con el Presupuesto del Tesoro Nacional.
  50. Se deroga la ley 23.798 (Ley Nacional de Sida) y el Decreto 906/95 que aprobaba las normas reglamentarias para la realización de pruebas de VIH y manejo de información en el ámbito de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?