Inflación extrema

Con más aumentos a pesar de la guerra contra la inflación, la vida en Argentina cuesta cada día un poco más

La inflación no cesa. A días del anuncio del índice de precios al consumidor del mes de mayo, los argentinos apenas logran asimilar los últimos aumentos. Tanto bienes como servicios suben a una velocidad mucho más alta que los salarios y acceder a ellos cuesta cada día más.

Pedro Paulin
Pedro Paulin sábado, 11 de junio de 2022 · 08:36 hs
Con más aumentos a pesar de la guerra contra la inflación, la vida en Argentina cuesta cada día un poco más
Foto: Imagen ilustrativa

Los salarios siguen subiendo por la escalera, y la inflación a toda velocidad por el ascensor logrando una suba del 23,1% en un cuatrimestre, un triste récord de fracaso que sólo se emparda treinta años atrás. Mientras los bolsillos se vacían y el grueso de la sociedad intenta llegar a mitad de mes, el Gobierno sigue habilitando aumentos que en este mes de junio serán otro problema para quienes quieran pagar las cuentas, impuestos, trabajar y disfrutar del tiempo libre. 

Prepagas, electricidad, impuestos municipales, servicios de streaming, combustibles, clubes, colegios, gas, empleadas domésticas, salud y alquileres.

La salud es el caso más violento en términos de ingresos: el Gobierno dio el visto bueno al quinto aumento del año a las empresas de medicina prepaga. Así entonces queda en el podio de los rubros de mayor aumento con: 9% en enero, 6% en marzo, 6% en abril. Tras el 10% de junio, subirán un 4% en julio llevando los precios al 35% más de valor del primero de enero a la fecha. En julio, la medicina prepaga, habrá aumentado un 43% en total. 

En el caso de los combustibles, el decreto 285/22 salvó la ropa para actualizar el componente del precio de las naftas postergando por segunda vez la actualización de los impuestos a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC). Las naftas súper ya superan los $150 en Ciudad de Buenos Aires y los $170 en otras provincias del país. Con respecto al gasoil, se vende por cupos y tras horas de colas en 19 provincias. 

“Las petroleras hicieron el lobby y los estacioneros pagamos los costos, ahora que sube el barril, nosotros no tenemos buenos precios y estamos liquidando el stock bajo piso que tenemos”. La que habla con MDZ es Marisa Centenaro, secretaria de las estaciones de servicio de Córdoba, uno de los centros de mayor consumo del país. “Ayer aumentó el diesel, lo tengo en $168.90 por litro, es impagable, las personas que venden en cupos, que cargan mil o dos mil pesos y se van porque no tienen más, con estos aumentos no se puede”, razonó.

Las empleadas domésticas tienen ya pautado el aumento que determina un 30% para los primeros seis meses. Este mes será del 15% sumado al 6% de abril y el 9% de mayo. 

La electricidad tiene un escenario también complejo por delante para los usuarios: primero hubo audiencias para concretar un nivel de aumento consensuado, y después la cifra final de la adecuación tarifaria. Sobre esto, Emilio Apud, ex secretario de Energía, sostuvo: “el populismo energético consiste en no pagar por la energía que se consume, desinvertir, no convocar al privado y después aumentar subsidios que terminan en un peor servicio, esto no tiene cauce, no es sostenible”, dijo Apud, quien dio el presente en el lanzamientos de los equipos técnicos de Patricia Bullrich. Así, este mes el aumento será del 16,52% desde junio para quienes no cuentan con tarifa social, que se suma al 20% vigente desde marzo, 6,88% para los que sí tienen tarifa social.

El caso del pan es otro reflejo. “No es fácil conseguir harina y las panaderías están vendiendo mucho menos, el poder adquisitivo va por debajo de la inflación, todas las semanas aumenta un producto básico, hay una merma del 40% del consumo, estamos expectantes de líneas de créditos para la industria panaderil”. Habla Gastón Mora, titular del Centro de Panaderos de Avellaneda, primer cordón del Conurbano donde la crisis llega y pega más que en otros lugares.

Dado por terminado el debate de ir en familia al cine por los costos, Netflix supo ser el reemplazante perfecto. Después de haber logrado una clientela de más de cinco millones de usuarios en Argentina, a partir de este 25 de junio aumentará un 27% sus precios. Hasta hoy, el precio del plan básico era de $376 y pasa a 429 pesos, el estándar 2 pantallas y HD pasa de 639 a 799 pesos y premium de 4 pantallas y UHD  deja de valer 939 y pasa a 1199 más impuestos final por mes. Un dato curioso, más del 60% de la tarifa son impuestos.

Archivado en