Paul Simon, un artista para pochoclear

Paul Simon, un artista para pochoclear

Esta vez el recomendador serial de MDZ habla de un dúo. Aunque, en realidad, se concentra sólo en uno de los integrantes y en estas líneas explica por qué.

Diego Villanueva

Diego Villanueva

Hablemos de dúos musicales. ¿No te pasa que en varios casos por alguna u otra razón, uno es el famoso o el que queda famoso y el otro no? Ejemplo de Wham, la primera banda de George Michael, ¿te acordás como se llamaba el morocho? O en Pedro y Pablo, ¿cómo se llamaba el que no era Miguel Cantilo? ¿Y en Eurythmics? ¿Quién es el barbeta que acompaña a Annie Lennox?  Sonny and Cher no hace falta aclarar quién era la cara famosa y la más talentosa. En Sui Generis, más allá de que todos conozcamos y reconozcamos a Nito, Charly era el que más destacada.  Hay casos que no entran en esta regla como Illya Kuryaki, Sandra Celeste o Erasure. Pero la regla está.

Te doy una hora para que me digas el nombre del que acompañaba a
George Michael en Wham (no vale googlear)

En el grupo Simon & Garfunkel, medio que Garfunkel zafó porque el grupo se llama como sus nombres, sino apuesto a que hoy solo se conocería a Paul Simon. Al principio se llamaron Tom and Jerry en honor a los dibujitos animados, y la historia cuenta que terminaron llevándose peor que ellos. Fueron amigos de primaria, crecieron juntos y al hacerse famosos en algún momento el ego los separó. Garfunkel era alto como Tom y Paul Simon petiso como Jerry. Garfunkel tenía más facha y era más extrovertido y Simon era petiso medio serio y acomplejado, pero un crack a la hora de componer. Como en Tom y Jerry, no sé quién quería atrapar a quien pero a diferencia de este clásico de dibujos animados, no duraron más de 6 años. Aunque dejaron muchos clásicos, y un último disco histórico Se terminaron odiando, por más que se hayan juntado algunas veces en los últimos cuarenta años. 

Tom y Jerry, o Art y Paul.

El otro día cuando estaba pensando en qué artista recomendarte estaba viendo la última de Tarantino, "Erase una vez en Hollywood", y sonó Mrs Robinson, en una gran escena que sucede cuando Brad y Leo ven pasar desde su auto a unas chicas del infame Club Manson. Al otro día me levanté tarareando este clásico y empecé a escuchar muchos temas de esta banda y me di cuenta de que conocía un montón y estaban en varias películas que me gustaban y en varios covers de artistas que me encantan. También me di cuenta de que fue una música que tiene el plus de haberlas escuchado de chico por mis viejos.

Simon & Garfunkel, en vivo

Mi primer encuentro post niño, fue cuando vi ¨El graduado¨, una película que tenía pendiente que sabía que era buena, aunque era ¨vieja¨ para mi edad. En esta pequeña obra de arte los años 60, la canción Mrs Robinson que ya la conocía por mis viejos, me gustó mucho más y encima aparecía en varias escenas, generalmente cuando está involucrada la señora y seductora Señora Robinson. Y ni hablar del clásico The Sounds of silence, con esa escena final de un joven Dustin Hoffman salvando a la novia de la iglesia para que no se case con el enemigo. Una escena final épica huyendo agotados y en silencio, en un colectivo de línea, mientras suena este tema y luego los créditos. Tan buena que merece mostrarla.

Muchos años más tarde cuando me voló la cabeza la película "Almoust Famous" (Casi famosos), descubrí un tema de Simon & Garfunkel que no conocía, llamado America. ¿Te acordás de "Casi Famosos", no? ¿La del joven periodista menor de edad que se cuela en la gira de una banda para hacerles una nota para la revista Rolling Stone?  La escena donde suena America es hermosa y clave en el amor a primera vista del protagonista con la música y su futura vocación. La hermana más grande de un William de 9 años, se escapa con un novio de la casa, mejor dicho de su clásica madre, para disfrutar de esa década de los 60 llena de libertad, rock y amor libre.

Antes de volar pone en el tocadiscos del living un disco de Simon & Garfunkel con este tema, para que la madre escuche la letra y entienda por qué se va. El nene queda hecho un trapo de piso, pero antes de rajarse su hermana le susurra que un día será cool y que se fije en su maletín que tiene la llave para ser feliz, libre y cool.  El pequeño al igual que Indiana Jones cuando se encuentra con un gran tesoro, abre su valija y flashea mientras van apareciendo joyas musicales como ¨Pet Sounds¨ de los Beach Boys, varios de los Rolling, Led Zeppellin II, y al tercer disco ya se anima a acariciar con los dedos cada tapa que va asomando de Hendrix, de Dylan, de Cream y The Who. En esa escena es donde William encuentra su amor por la música y termina siendo periodista. Y de fondo suena la gran America, que no por nada lo metieron ahí. Otra escena que merece que la veas.

En otras de mis películas favoritas que vi en mi vida, "Los Excéntricos Tenenbaums" de Wes Anderson, uno de los momentos más lindos es cuando el impresentable abuelo interpretado por un genial Gene Hackman, se escapa con sus nietos sin el permiso de su paranoico padre (Ben Stiller) y les enseña a portarse mal y a ser niños. Les saca el miedo transmitido por su padre de ser los mejores y no romper ninguna regla. Y por eso rompen todas. Mientras pasan el mejor momento de sus vidas con su abuelo, de fondo suena nuevamente Paul Simon, aunque siempre pensé que era un tema con Garfunkel. Un temazo bien alegre con silbido incluido llamado Me and Julio Down by the Schoolyard. No puedo no mostrarte la escena.

Por último la canción y película "Baby Driver", un tema que no conocía y que es parte del nombre y de la banda de una peli que está en Netflix y que aprovecho para recomendarte. Se llama Baby Driver tanto el tema como la peli, y trata  de unos ladrones que usan a un chico medio loquito y callado, que siempre anda con gafas negras y muy en su mundo escuchando música bien al palo. Y pequeño gran detalle, es el mejor piloto de autos para cualquier robo. Esta la podés ver directo en la plataforma.

Sus temas también aparecen en series como "This is Us" y otras películas, todas que me gustan mucho, como "Forrest Gump" (¨Mrs Robinson¨ suena cuando le muestra a un presidente no se cual su herida en el culo en vivo frente a millones de americanos), o en "El Reportero 2", de mi amado Will Ferrell, suena ¨Old Friends¨ al final de la película antes de ser atacado por un tiburón.  

Una de las tantas películas donde suena la música de Simon

No sé si te pasa a vos, pero a mí las escenas de cine con buenas canciones le dan un plus a la película y me quedan en la memoria durante toda la vida. Quizás no recuerde todo el film pero sí esa escena con ese tema.

Otras canciones de ellos que me sonaban de la infancia pero me gustaron más de grande: The Boxer, Cecilia, El Condor Pasa (ya anunciando un sonido diferente de otras culturas), The Only living boy in new york y Bridge over Troubled Water.  

De la banda no conozco mucho más, sé que duraron la mitad de la década del 60 hasta 1970 y se habrán vuelto a juntar en alguna ocasión mil años después, pero nunca recuperaron la amistad que los unió en la primaria.

Se juntaron algunas veces más pero el amor nunca volvió

De la carrera de Art Garfunkel no tengo ni idea la verdad y de Paul Simon sé que es el artista recomendado, tengo escuchados tres discos solistas excelentes, donde Simon -al igual que esos artistas inquietos como David Byrne- se copó con países de diferentes partes del mundo y metió tres obras de arte: 

  1. "Graceland", hecho con músicos sudafricanos, donde suena ese hitazo llamado ¨You can call me all¨ que tenía el video clip con el actor Chevy Chase. Si tenés más de 40 años lo viste seguro y apuesto a que era uno de tus videos favoritos. 
  2. "The Rhytm of the Saints", grabado en Rio de Janeiro, Nueva York, Paris y Salvador de Bahia, una cocketelera muy rica con más de 80 músicos invitados, entre los cuales está la banda Olodum o Milton Nascimento. Una especie de segunda parte más ambiciosa que Graceland pero un poco más dispersa y con menos éxito. 
  3. Y después está mi favorito "Songs from The Capeman", un disco que recomiendo a quien puedo, que fue parte de una obra de teatro ambiciosa que contaba la historia real de un portorriqueño de infancia marginal que de adolescente es sentenciado a muerte por matar a dos chicos creyendo que eran de una pandilla rival. La música es espectacular y bien latina, pasa por todos lo ritmos y tiene también varios invitados, donde se destaca el gran Rubén Blades. Igual debo ser de los pocos fans de este disco porque le fue muy mal y no conozco a nadie que lo conozca o le guste. Encima Paul Simon perdió miles de millones de dólares en la obra y el disco. Aunque sea su peor fracaso comercial yo te lo recomiendo a rabiar.
Mi trilogía recomendada

Me parece que Paul Simon entra en la categoría de artistas como Jeff Lyne, Morrisey o Tom Petty, grandes artistas para el común de la gente, pero que siento que deberían estar bastante más arriba en el conocimiento o reconocimiento popular, a la altura de un Beatle o un Rolling Stone. Quizás exagere, o no.

Para despedirme te armé una playlist de mis favoritos de Simon & Garfunkel, de una repasada de sus tres discos que te recomiendo, un par solistas de otros discos y de yapa buenos covers, hechos por artistas famosos de todo tipo, desde Mumfords & Sons a Frank Sinatra y de Johnny Cash al argentino Jaime Torres. Y hasta una versión en castellano Los Sonidos del silencio para recordar a nuestro querido Sergio Denis.

Bueno, me retiro escuchando Cecilia y luego a ver un poco de Tom y Jerry, el mejor dibujo animado lejos, salvo cuando tuvieron ese par de temporadas desastrosas donde hablaban. Espero que después de leer esta nota te pongas a escuchar más a Paul Simon y hasta descubras otros temas o discos que yo aún no les di bola, ya que tiene muchísima música, tantos suyos solistas como de este gran dúo que ya es parte del cancionero fogonero mundial.

Dale Play a Paul

*Diego Villanueva es autor de "Casi 30 artistas para antes de dormir"

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?