Reconocen exponencial aumento de casos de gastroenteritis

Reconocen exponencial aumento de casos de gastroenteritis

Desde el Ministerio de Salud aclaran que el registro mayor de los casos coincide con el incremento de consultas generales propiciadas por la baja en los casos de covid. Esperan que el mes que viene se anticipe el virus sincicial respiratorio en la población infantil.

Zulema Usach

Zulema Usach

Un pico de casos de gastroenteritis viral se ha detectado en la última semana en los hospitales y centros de salud de Mendoza, cuyas guardias se han visto afectadas con una demanda que ha superado en algunos casos, la capacidad de respuesta del sistema, tal como sucedió el viernes pasado en el hospital pediátrico Humberto Notti

Según los datos del departamento de Epidemiologia de la provincia, mientras que en la misma fecha (segunda semana de marzo) de 2021 se atendió a 134 pacientes que presentaron cuadros relacionados a infecciones intestinales con síntomas aparejados como diarrea, fiebre y vómitos, en el mismo tramo de este año (es decir, la semana pasada), esa cantidad se triplicó y trepó a 405 casos. Así, en lo que va de 2022, el Ministerio de Salud ha registrado un total de 789 bebés, niños y niñas que enfermaron de gastroenteritis viral o de tipo bacteriano.

Según destaca Andrea Falaschi, directora de Epidemiología de la provincia, el incremento en las consultas por este motivo está relacionado a la situación que se generó en los momentos más complejos de la pandemia de covid-19. "En 2020 y 2021 las consultas por estos motivos cayeron considerablemente por la misma situación de encierro en primera instancia y porque la población trataba de evitar la exposición al virus. Si se producía un cuadro de gastroenteritis no se activaba la consulta presencial", aclara la funcionaria.

Sin embargo, Falaschi reconoció que en el último mes aumentó el total de consultas debido a la baja en la circulación de coronavirus. "También estamos teniendo casos de influenza tipo A, que este año se han adelantado en comparación con la misma época del año anterior", aclara la funcionaria y explica que al bajar la circulación de un virus, comienza a notarse el incremento de cuadros asociados a otros. El virus tipo sincicial respiratorio (virus respiratorios comunes) es uno de ellos y su incidencia mayor se espera en el transcurso del mes que viene.

Mauricio Recabarren, gerente médico del hospital Alexander Fleming detalla que en marzo se ha registrado un 80% más de consultas en el área de guardia debido a cuadros agudos de gastroenteritis pediátrica. "Este porcentaje coincide con el aumento de las consultas generales en el hospital. Pero sí hemos notado que conforme a ese incremento de pacientes atendidos, ha habido un aumento de diagnósticos por gastroenteritis", detalla Recabarren. 

Entre las pautas de prevención figura el lavado de manos frecuente con abundante agua y jabón especialmente antes y después comer y luego de ir al baño. Frente a un contagio en la familia, es muy importante evitar compartir utensilios personales (como vasos, cucharas o toallas) con la persona afectada. 

Consejos clave 

Analía Astudillo, médica gastroenteróloga y jefa del Programa "Ser Celíaco" de OSEP (Obra Social de Empleado Públicos), destaca que en general el virus causante de la gastroenteritis es un "norovirus" y por lo general no reviste cuadros de intensa gravedad en la infancia si es tratado de la manera adecuada.

Hoy, cuando los contagios se propagan con mayor intensidad en las escuelas y jardines maternales, su recomendación no es compartida al azar. "Como se trata de un virus, su tasa de contagiosidad es muy alta. El cuadro clínico llega con fiebre, vómitos y diarrea, en tanto que el contagio se produce por las secreciones", explica la especialista.

Astudillo detalla que frente a las señales de que el niño o niña esté padeciendo un cuadro de gastroenteritis causada por este virus, es fundamental no automedicarlo y tomar las medidas de aislamiento e higiene necesarias. "Es muy importante que el chico contagiado no vaya al jardín ni a la escuela porque seguro que eso implica que se enfermen todos en el grado", aclara la gastroenteróloga y detalla el primer paso siempre es consultar al médico. La adecuada hidratación con agua segura (mineral o hervida durante cinco minutos, no en pava eléctrica) serán las medidas clave para lograr la recuperación deseada. 

La dieta, dice Astudillo, debe ser en estos casos muy liviana, baja en azúcares y siempre atendiendo que los cuadros pueden prolongarse incluso hasta diez días. En el caso de los bebés, el alerta debe ser mayor, ya es clave evitar la deshidratación. "No se deben consumir hojas verdes ni verduras o frutas crudas. Nunca hay que automedicar al chico ni darle té de hierbas de ninguna clase. Tampoco se recomiendan los antidiarréicos", aclara Astudillo y recalca que si el niño o niña presenta fiebre alta y persistente, si no toma líquido, si los vómitos no ceden y si la evacuación se produce con sangre, es fundamental la consulta médica de manera urgente. Los jugos y gaseosas también deberán ser excluidos de la dieta.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?