Sequía extrema

Alerta: ¿cuánta agua queda en los embalses de Mendoza?

Conocer la disponibilidad de agua en los 7 embalses que posee la provincia de Mendoza es clave a la hora de planificar la gestión del recurso que se utiliza tanto para consumo domiciliario como para riego de cultivos. Un informe de Irrigación enciende las alertas en algunos sectores.

Andrea Ginestar
Andrea Ginestar jueves, 22 de diciembre de 2022 · 15:01 hs
Alerta: ¿cuánta agua queda en los embalses de Mendoza?
Potrerillos es el único sistema que no se llena o no llega a su nivel máximo a fines del invierno. Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Mendoza lleva más de una década de sequía y los efectos del cambio climático agudizarán una problemática que todos los años toma protagonismo en la provincia: la falta de agua. La reducción de nevadas durante los meses de invierno y la disminución permanente de los glaciares traen como consecuencia un menor caudal para los ríos y un impacto alto en la disponibilidad del recurso en los embalses que registran volúmenes acumulados que, en algunos casos, encienden las alarmas del organismo encargado de la gestión del agua.  

El abastecimiento de agua para uso domiciliario y riego se ha transformado en un punto clave para la gestión de los organismos encargados de administrar este recurso cada vez más escaso. Además del atractivo turístico y recreativo, los embalses cumplen la función de contener el agua que luego será utilizada para riego y consumo por parte de todos los habitantes, por esa razón, el seguimiento de los volúmenes registrados es clave para tener un panorama de cara a los próximos meses.

El Carrizal registra una disminución de agua

Al igual que otros años, los caudales en los ríos son bajos respecto de la demanda de agua para riego y consumo, ya que los deshielos de alta montaña son escasos. Esto ocurre tanto en años de sequía como en años de nevadas importantes, debido a que los deshielos dependen de las temperaturas que se registren en alta montaña.

La situación se mantiene, en general, hasta fines de noviembre y principios de diciembre, cuando los caudales que ingresan a los embalses se compensan con los que se erogan. A partir de ese momento, los embalses comienzan a llenarse nuevamente, hasta pasado el invierno, cuando vuelven a cumplir con ese objetivo central de satisfacer de agua durante la primavera. 

¿Cuánta agua ingresa, cuánta sale y cuánta queda?

La provincia de Mendoza tiene 7 embalses: Potrerillos en el río Mendoza; El Carrizal en el río Tunuyán; Agua del Toro, Reyunos y El Tigre en el río Diamante; y El Nihuil y Valle Grande en el río Atuel. Según la información difundida por el Departamento General de Irrigación (DGI), estos espejos de agua registran en promedio el 50% de su capacidad. 

El dique Potrerillos es una de las postales obligatorias para quienes visitan la provincia de Mendoza y cumple un rol primordial en cuanto al abastecimiento de agua potable para la población. Los datos aportados por el organismo encargado de la gestión del agua, expresan que dicho espejo de agua registra actualmente un ingreso de agua de 67 millones de metros cúbicos y un egreso de 41 millones de metros cúbicos. En ese sentido, el volumen total en este momento es del 55%. 

Un detalle importante es que Potrerillos es el único sistema que no se llena o no llega a su nivel máximo a fines del invierno. Lo logra recién a fines de marzo. 

Información difundida por el Departamento General de Irrigación

"Como lo anticipamos en octubre, el dique Potrerillos siguió bajando y llegó a uno de los niveles más bajos históricos. Para mediados del mes de noviembre, cerca del 16 o 17, el embalse llegó a la cota mínima y a partir de ahí empezó a subir, está subiendo unos 20 centímetros más o menos por día", destacó el ingeniero Rubén Villodas, director de Gestión Hídrica del Departamento General de Irrigación augurando una leve recuperación de la disponibilidad de agua en uno de los espejos más importantes de la provincia de Mendoza.

En el caso del embalse El Carrizal, la situación es diferente ya que el ingreso de agua es de 36 millones de metros cúbicos y un egreso de 43 millones de metros cúbicos, egresa más agua de la que ingresa. En ese sentido, el volumen total en este momento es del 47%. Lo mismo sucede con el embalse Agua del Toro y Los Reyunos que registran un ingreso de 38 millones de metros cúbicos y un egreso de 43 millones de metros cúbicos, con un volumen total 53%. 

El embalse El Nihuil y Río Grande tienen un ingreso de 45 millones de metros cúbicos y un egreso de 41 millones de metros cúbicos, con un volumen total del 50%. 

Archivado en