El dato salarial que muestra el derrumbe de la clase media

El dato salarial que muestra el derrumbe de la clase media

La profundización de la crisis económica golpea a los salarios. Según un informe, el sueldo promedio pretendido es de 175.833 pesos. Esto es poco más de 500 dólares. Ese monto no cubre el nivel de ingresos para ser clase media, una meta que un asalariado formal ve cada vez más lejana.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

El poder adquisitivo de los argentinos viene cayendo desde hace, al menos, cuatro años. La aceleración de la inflación con sueldos que no acompañan el aumento del costo de vida golpea el nivel de los ingresos. Esa combinación, en un contexto de crisis económica, se siente en el nivel de los salarios.

En la Argentina esto provoca que aun teniendo empleo se viva de forma ajustada y haciendo esfuerzos por no caer en la escala social. El retroceso de la clase media es un reflejo de esta situación. En muchos casos, los salarios formales no llegan a cubrir los costos de una canasta básica o el nivel de ingreso necesario para no ser pobre.

Eso se confirma con el nivel de requerimiento salarial de quienes están buscando trabajo. Según el último Index del mercado laboral de la consultora Bumeran, el salario pretendido promedio fue de $175.833 por mes en octubre.

Para tener una idea, el último informe de área de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires señala que una familia tipo necesita ingresos por $212.000 para ser considerada clase media. De esta manera, el sueldo promedio pretendido, en caso de un único ingreso familiar, alcanza sólo para ser clase baja.

Es cierto que a ese monto se puede llegar sumando los sueldos de los dos integrantes mayores de la familia, pero esto obliga a que los dos trabajen. Desde hace tiempo, el modelo patriarcal donde el hombre trabajaba y la mujer se dedicaba a la crianza de los hijos y las tareas hogareñas quedó hecho trizas no sólo por una necesaria igualdad de género sino por las urgencias económicas.

Hoy, con un solo integrante de la familia que trabaje no alcanza, en promedio, para ser clase media. Si se mide en billete estadounidense, los $175.833 pretendidos son poco más de 500 dólares.

Según el estudio de Bumeran, a ese salario se llega por un incremento del 6,9% respecto al mes anterior, mientras que el aumento acumulado en lo que va del año alcanza el 74,4%, 2,1 puntos porcentuales por debajo de la inflación.

Según la experiencia en el puesto, el sueldo promedio de las posiciones de Jefe y Supervisor alcanzó los $279.072 por mes, en las categorías senior y semi senior los $175.455 por mes, y en los niveles junior los $119.561 por mes. Esto significa aumentos acumulados de 77,7%, 74,5% y 70,1% durante el 2022.

“En el segmento junior, el sector con mayor aumento del salario requerido durante octubre es Administración y Finanzas con un 8,5%. Los demás sectores presentaron incrementos por debajo del promedio junior que fue de un 7,4%”, dice el informe de la consultora.

Asimismo, durante el mes pasado los salarios promedio más altos son los de Sistemas con $554.167 por mes para las posiciones de jefe y supervisor; e Ingeniería mecánica con $351.875 por mes para los niveles senior y semi senior y con $240.143  por mes para el segmento junior.

En el otro extremo, las posiciones con sueldos promedio más bajos son call center con $77.372 por mes en el sector junior, Asistente con $96.500 por mes en los niveles senior y semi senior, y Gastronomía con $168.750 por mes en los segmentos de jefe y supervisor.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?