Quién fue el famoso asesino Barba Azul y cuál era su mensaje

Quién fue el famoso asesino Barba Azul y cuál era su mensaje

Barba Azul fue un asesino en serie francés que le dejaba mensajes a sus víctimas en los diarios. Fue capturado cuando fue identificado en una galería del arte.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Henri Désiré Landru, más conocido como Barba Azul, fue un asesino en serie de Francia que se caracterizó por seducir a mujeres viudas con grandes sumas de dinero ahorrado para luego asesinarlas. Su modus operandi era dejar un mensaje en el diario para que ellas mismas se acerquen a él.

Nació el 12 de abril de 1869 en el distrito XIX de París en el seno de una familia modesta obrera y desde joven demostró ser una persona muy inteligente. Landru tenía muchas aspiraciones en la vida y era su prioridad formar parte de la élite de la sociedad, pero para esto necesitaba dinero.

En 1889 lo obligaron a casarse con su primera hermana, Marie Reny, con quien tuvo cuatro hijos. En un principio intentó ganarse la vida honradamente como vigilante de garaje y administrativo, pero se le dificultó y empezó a estafar personas, lo cual generó una gran pena en su padre, quien se terminó suicidando

 

Fuente: La Vanguardia.

 

Barba Azul, un asesino en serie

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial y varias denuncias de fraude, Landru huyó y armó un plan maestro para volverse rico: como el número de víctimas por el enfrentamiento bélico aumentaban, ofrecía consuelo a mujeres viudas que tuvieran dinero.

Para captarlas, enviaba anuncios matrimoniales a los diarios, algo muy común en esa época, que decían: "Viudo, dos hijos, cuarenta y tres años, solvente, afectuoso, serio y en ascenso social desea conocer a viuda con deseos matrimoniales". Al ser un hombre atractivo y joven le llegaron decenas de mensajes y, antes de aceptar, las investigaba para asegurarse de su patrimonio.

Fue así como empezó a asesinar y su primera víctima fue Jeanne Cuchet, una hermosa mujer de 39 años, con un hijo de 17 años y unos 5.000 francos ahorrados. Para pasar desapercibido adoptó la identidad de Raymond Diard y se presentó como un hombre educado, por lo que la mujer no dudó ni un segundo cuando él le propuso casamiento.

Cuchet empezó a sospechar de las intenciones de Barba Azul y este los descuartizó a los dos para luego quemarlos en la chimenea. A partir de entonces, empleó el método con todas las mujeres, mientras que, al mismo tiempo, visitaba a Marie Reny y le daba regalos muy lujosos.

 

Fuente: Posterazzi

Detención y sentencia

Cuando terminó la Guerra, muchas personas comenzaron a contactarse con sus familiares y denunciaron la desaparición de un sinfín de mujeres. Barba Azul fue identificado cuando la hermana de una de sus víctimas lo identificó en una galería de arte y alertó a la policía para que lo investigaran.

Si bien él se declaró inocente de los cargos, le confiscaron una agenda en la que había escrito el nombre de 11 mujeres de las cuales cuatro de ellas coincidían con desapariciones ya constatadas. Además, el dinero que poseía no coincidía con su trabajo y confirmaron que pertenecía a las mujeres de la lista.

El 29 de abril de 1919, Landru viajó a la comuna francesa de Gambais con los efectivos donde les indicó que allí estaban enterrados 295 huesos. Tiempo más tarde, confesó que vendió todos los objetos de sus víctimas para conseguir más dinero.

Finalmente, en 1921 fue condenado por 11 asesinatos que lograron probar, pero, hasta hoy, se cree que el número total de víctimas fueron entre 117 y 300. Barba Azul fue guillotinado en la cárcel de Versalles al año siguiente y es uno de los asesinos en serie más famoso del mundo, incluso se han filmado películas sobre él.

¿Has visto alguna?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?