Repartieron zapatillas y las críticas más duras no fueron por hacer populismo

Repartieron zapatillas y las críticas más duras no fueron por hacer populismo

Pasadas las PASO y el terremoto político que siguió tras una mala elección para el oficialismo, los principales partidos políticos salieron a la calle a seducir potenciales votantes. Entre otras cosas repartieron zapatillas y fueron denunciados en redes pero no por hacer proselitismo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El Conurbano bonaerense es, tal vez, uno de los principales frentes de batalla para el Gobierno que, tras la derrota electoral en las PASO comenzó a anunciar y ejecutar medidas a fin de seducir a los ciudadanos. Pasado el primer impacto, una batalla de poderes derivó en importantes cambios tanto en el gabinete nacional como en el equipo de ministros que acompañan a Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires. 

Esta semana comenzaron a hacerse efectivos anuncios y medidas. En distintos distritos del Conurbano los dirigentes comenzaron a repartir heladeras, bicicletas y mates. Avellaneda fue una de las localidades donde se llevó a cabo este reparto al que muchos señalaron de proselitista. Jorge Ferraresi -intendente en uso de licencia- difundió la continuidad de "Mi primera bici", un plan para que más niños y niñas puedan acceder a su vehículo. 

Pero este programa -presentado en forma pública- no fue el único beneficio para los ciudadanos de su localidad. El Foro Vecinal Avellaneda Segura compartió este miércoles una imagen que despertó la polémica. Se trata de una zapatilla blanca con el logo del municipio estampado ocupando todo el accesorio. 

"¿Son ideas mías o ya están despegadas?", se preguntaba alguien en redes sociales.

Más allá del proselitismo, la imagen -donde se ve un producto de dudosa calidad- puso de manifiesto el valor que los votantes tienen para los políticos, de acuerdo a lo que comentaron primero los vecinos de Avellaneda y luego otros ciudadanos que se hicieron eco de la noticia a través de diversas redes sociales. 

En entrevista con Luis Novaresio, Luis Otero -periodista, abogado y excandidato a intendente de Avellaneda- señaló: "¿Qué hacés con esas bicicletas que no sabemos cómo se compraron? No se sabe si se licitaron, quién las compró, cómo se manejó el programa, cuánto nos cuestan. No hay información sobre cómo se manejó el programa". 

"Es campaña política con la plata de los vecinos de Avellaneda. Usan la imagen de los chicos en plena campaña, que implica un cierto adoctrinamiento", denunció. "Esto lo puedo decir porque no soy candidato. lo veo como vecino y me parece repudiable", agregó antes de contar que se encontraron bicicletas herrumbradas en un depósito correspondientes a una campaña anterior. 

Así compartió la imagen el Foro Vecinal Avellaneda Segura.

Sin embargo en redes no sólo hubo comentarios sobre el evidente proselitismo detrás del acto de regalar zapatillas sino más bien a la confección de las mismas. "Lo bueno que si es real le hicieron base 44 y parte de arriba 38... No están pegadas y son tipo gomón. ¿Será para cuando llueve?", comentaba un usuario en Twitter. Y muchos marcaban ese detalle en la confección: la suela parece estar despegada de la capellada de la zapatilla. 

"Imaginate lo que estarán pagando esas zapatillas", se preguntaba alguien más haciendo alusión a la misma información reservada a la que se refería Otero en la entrevista radial. "Contar los pobres era estigmatizar, darles bicicletas del mismo color, electrodomésticos misma marca, zapatillas con logos y otras cosas que son obvias de dónde salieron, eso no sería humillar al que necesita llenar la heladera y está esperando el asado que les prometieron", reflexionaba alguien más. 

En el posteo de Facebook, una ciudadana contó que en realidad las zapatillas no son nuevas sino que forman parte del Programa Punta en Blanco. "Patético es bardear sin tomarse el tiempo de chequear si esto es real o no. Alguno busco o pidió la fuente de este posteo nefasto antes? Desde el 2020 existe el programa de punta en blanco en escuelas públicas de Avellaneda y nunca vieron a 1 pibe o piba usando esto", escribió y alguien respondió: "Yo fui a buscar la zapas para mi nene y no son así. Son todas negras". 

Leyenda

Muchos relacionaron la entrega de estas zapatillas con el logo de la Municipalidad de Avellaneda con las que había repartido Carlos Ruckauf en 2001. Entonces, quien era gobernador bonaerense, compró con fondos del estado casi un millón de pares de zapatillas que tenían su firma en la etiqueta. Hace 20 años el gobernador de la provincia de Buenos Aires declaró haber gastado $4,10 (poco más de U$4) por cada par de zapatillas. La venta fue licitada y se realizó la compra a tres firmas diferentes. 

Su vocero, Julio Macchi justificó la firma del gobernador en las zapatillas diciendo que el plan era "abortar el negocio de la reventa de elementos que se regalan". Dos décadas después, los objetos que regala la municipalidad de Avellaneda tardaron apenas unas horas en ser publicadas para la venta de acuerdo a lo que comentan vecinos de la localidad. 

"Alpargatas sí": críticas a los gobernantes por el reparto de zapatillas. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?