Así fue el impacto de la pandemia en los trasplantes de órganos

Así fue el impacto de la pandemia en los trasplantes de órganos

A pesar de que los programas de ablación e implantes de órganos y tejidos estaban activos durante la pandemia, disminuyeron los procedimientos y subió la lista de espera.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

En este momento, en Argentina son 6.951 las personas que necesitan un trasplante de órganos para salvar su vida. En Mendoza son 284 personas las que están en lista de espera de un órgano y 204 esperan un trasplante de tejidos. Si bien el programa de procuración e implantes del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) siguió trabajando en tiempos de pandemia, la realidad que golpea al mundo generó una merma a nivel nacional y provincial de este tipo de procedimientos. 

Durante este año, hasta la fecha se realizaron en Argentina un total de 699 trasplantes de órganos, cifra que muestra un descenso en los procedimientos producto de la situación de pandemia con respecto a otros años. Cabe destacar que las listas de espera en el caso de los órganos generalmente no registran aumentos importantes ya que las personas que se encuentran con prioridad si no reciben el órgano correspondiente fallecen.

Distinto sucede en el caso de los tejidos cuyas listas pueden aumentar ya que las personas no tienen riesgo de vida. Las listas de espera para córneas y riñones son las que tienden a crecer ya que los pacientes no fallecen y las listas cortas como las de corazón y pulmonares se achican porque procuran los órganos o fallecen los pacientes.

En el caso de la provincia de Mendoza, se establecieron protocolos correspondientes para la selección de potenciales donantes asegurando la no transmisión del covid-19 y protección de los equipos de salud intervinientes. Esto permitió sostener la actividad de donación y trasplantes, posibilitando que los pacientes en lista de espera continúen teniendo acceso al trasplante a pesar de la situación sanitaria producto de la pandemia.

Mendoza coordina estas acciones a través del Instituto Coordinador de Ablaciones e Implantes de Mendoza (INCAIMEN), que busca difundir el protocolo de donación para que cada persona pueda informarse, donar o recibir la ayuda que pueda necesitar. En el transcurso del 2021 se realizaron un total de 5 trasplantes cardíacos, 8 renales, 2 hepáticos, 25 de córneas y 1 cardiorrenal. 

Los procedimientos quirúrgicos disminuyeron durante la pandemia.

Mendoza tuvo una tasa de donantes de 14.57 por millón de habitantes en el 2020, muy por encima de la media nacional que tiene actualmente un porcentaje de 5.81 por millón de habitantes. Al respecto el subsecretario de Salud, Oscar Sagás expresó: “Con un importante andamiaje en el sistema sanitario mendocino y con una trayectoria y sustentabilidad en el tiempo, el sistema de procuración y trasplante, también se vio afectado por la pandemia. Mendoza continuó con la actividad siguiendo la decisión del INCUCAI y teniendo la capacidad operativa necesaria”.

Sagás explicó que en el transcurso del 2021 en el Hospital Central se realizaron un total de 41 trasplantes de órganos y puntualizó que el nosocomio es el referente en la Región por la cantidad de órganos procurados como así también por la cantidad de órganos y tejidos implantados. En lo que va del año se han realizado 16 procedimiento de donación de órganos y tejidos, así también se efectuaron 8 trasplantes renales, 2 hepáticos, 5 cardiacos, 1 cardiorrenal y 25 trasplantes de córneas.

En el mismo sentido, el jefe del departamento de trasplantes de órganos y Tejidos, Daniel Matus, dijo que las cifras de los procedimientos son posibles en hospitales como el Central ya que a pesar de la importante demanda por los casos de covid-19, se mantuvo la circulación diferenciada para dar atención a las demás patologías no covid.

“En la parte pública, y solo se realiza en el hospital Central, se hacían trasplantes renal y de córnea. Con la habilitación de este centro y las inversiones comenzamos a realizar trasplantes hepáticos donde ya hemos realizado 19 trasplantes. El otro programa que se puso en funcionamiento es el de trasplante cardíaco que ya llevamos hechos 8 trasplantes”, continuó el galeno, y agregó que el Centro de Trasplante Público tiene como objetivo continuar con aperturas a nuevos procedimientos. “Estamos viendo de agregar el pancreático, y poder hacer el reno pancreático, y a fin de año está la posibilidad de habilitar los trasplantes de médula ósea”, finalizó Matus.

Ley 27.447 de Trasplante de órganos, tejidos y células

La nueva Ley de Trasplante determina que todos los mayores de 18 años son donantes de órganos salvo que hayan manifestado su voluntad de no serlo. La Ley respeta la manifestación expresa (afirmativa o negativa) realizada en vida por las personas. Por lo tanto, los familiares del fallecido ya no son los encargados de tomar la decisión.

Según la normativa, en caso de fallecimiento de menores de 18 años, “la autorización para la obtención de los órganos y tejidos debe ser efectuada por ambos progenitores o por aquel que se encuentre presente o el representante legal del menor”.

Los órganos que se trasplantan en Argentina son: riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas e intestino; y los tejidos: córneas, piel, huesos, válvulas cardíacas y siempre los trasplantes se efectúan a partir de donantes fallecidos. La donación de órganos en vida se realiza pura y exclusivamente en caso de necesidad extrema y debido a la falta de donantes voluntarios post mortem.

En lo que concierne al paciente trasplantado, comprende la cobertura del 100% en su atención integral, ya sea la provisión de medicamentos, estudios, diagnósticos y prácticas de atención de su estado de salud. Lo deben cubrir todas las obras sociales y las prepagas, y en caso de no poseer una, es cubierto por el Estado, como está estipulado por la Ley Nº 26.928 de Protección Integral para Personas Trasplantadas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?