Qué muebles se puede limpiar con vinagre sin arruinarse

Qué muebles se puede limpiar con vinagre sin arruinarse

El vinagre es un buen limpiador para los muebles de madera. Si se mezcla con aceite de oliva es aún más eficiente.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El vinagre de alcohol es un excelente limpiador de superficies, entre ellas los muebles, que pueden acumular grandes cantidades de polvo y suciedades. Hacer esta tarea es sencilla, económica y hasta se logra desinfectar el espacio.
 
Este producto no es apto para muebles de piedra, de granito o mármol porque el ácido del vinagre puede opacar su brillo natural y dejar manchas imposibles de sacar. La mejor manera de limpiarlos es simplemente con una esponja (del lado amarillo) o un paño húmedo, un poco de detergente y frotar suavemente.

 Cómo limpiar un mueble de madera con vinagre

Los de madera sí son objetos que se pueden limpiar con vinagre sin ningún inconveniente porque el ácido no los arruina. Lo primero que debe hacer es quitar todo lo que esté sobre el mueble o dentro de las puertas y cajones para lograr una limpieza profunda.

Fuente: HGTV Home

 Aspirarlo para quitar todo el polvo y las suciedades superficiales o simplemente pasar un paño seco. Mezcla tres cucharadas (45 ml) de vinagre por cada taza (240 ml) de agua filtrada para que quede diluido y, con otro paño, humedecer sin que gotee y frotar todo el mueble (también se pueden mezclar con un poco de aceite de oliva).
 
Finalmente, pasar otro paño seco para sacar el exceso de humedad que podría haber quedado en el mueble. Esta limpieza se puede hacer una vez cada 6 meses y durante el resto del año hacer una limpieza más superficial, excepto que sea un mueble que se manche fácilmente como los de la cocina.

 Pulir un mueble de madera con vinagre

  1.     Mezclar 1/4 de taza (60 ml) de jugo de limón fresco, 1/8 de taza (30 ml) de vinagre destilado y 1/8 de taza (30 ml) de aceite de linaza para restaurar los muebles de madera.
  2.     Humedecer un paño limpio en esta mezcla y frotar siempre en dirección a la veta.
  3.     Con un paño limpio y seco quitar el exceso de humedad. Este procedimiento se puede hacer una o dos veces al año.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?