Jubilaciones y licencias de las personas no binarias: la propuesta de una jurista

Jubilaciones y licencias de las personas no binarias: la propuesta de una jurista

A la luz de las últimas novedades sobre conquistas de derechos, Desafiando el binarismo, una teoría y opinión sobre cómo deberían ser las licencias, jubilaciones, y otros derechos “encasillados”.

Eleonora Lamm

Ante la pregunta recurrente de a qué edad se jubilaría una persona no binaria, van algunas reflexiones:

En materia previsional es absolutamente indispensable prever la posibilidad de computar años de trabajo con perspectiva de género. Este planteo ya existe y además, para que sea así, debe hacerse por fuera del binario.

Ante la diversidad de identidades existentes, se requiere un régimen jubilatorio que tenga en cuenta el trabajo de cuidado, partos, diferencias de acceso de mujeres y personas LGBT, etc. pero sin edades específicas de acceso (60 mujeres y 65 varones por ejemplo), según sea mujer o varón, no solo porque esto es injusto para las mujeres cis en muchos casos, (en ciertos casos resultan discriminatorias al implicar un menor periodo de cotización y un menor ahorro) sino también porque esa postura binaria complejiza el acceso de otras categorías y/o identidades y refuerza estereotipos.

El momento en que Alberto Fernández da a conocer su decreto.

Avancemos hacia determinar una edad jubilatoria en la que se tengan en cuenta el cuidado, el parto, las diferencias de acceso, etc, como criterios que –con perspectiva de género– se consideren en un régimen jubilatorio; pero ello hoy no es exclusivo de las mujeres cis –por ejemplo un varón trans puede parir– por lo que contemplarlos con independencia de la identidad de género de la persona es democratizador y un cambio cultural enorme en pos de la igualdad y equidad.

Por otro lado, el sistema jubilatorio no sería lo único a reformar. Se necesita también impulsar un sistema de licencias comprensivo de todas las identidades, previendo entonces una licencia por parto, con independencia de quien pare, varón o mujer o personas con identidad por fuera de este binario, y una licencia de cuidado que sea decidida democráticamente. Debemos advertir que ya no solo habrán maternidades y paternidades, y que no siempre quien pare o cuida es una mujer cis. Y esto también es liberador en términos feministas.

Eleonora Lamm.

Por ultimo, ahora que tanto nos preocupan las jubilaciones, no olvidemos que hasta hace no mucho tiempo, o incluso hoy, las personas trans y no binarias sobreviven. Aun se lucha por que no lxs maten y por que sus condiciones de vida permitan superar la edad de 40 años.

*Eleonora Lamm es abogada y doctora en derecho y bioética.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?